Los Nombres de Dios. 1° Parte By Fabian Massa.


1° Parte

Libro del Éxodo 3.13- Parasha Shemot

          "13 Y dijo Moshé a Elokim[1]; He aquí que llego yo a los hijos de Israel, y les digo, El Elokim de sus padres me ha enviado a ustedes; si ellos me preguntaren; ¿Cuál es su nombre? ¿Qué les responderé?"
         14 Y Hashem[2] dijo: "Eheie asher Eheie", Y Él dijo: «Así dirás a los Hijos de Israel: Seré me ha enviado a vosotros». 15 También le dijo Dios a Moshé (Moisés): «Así dirás a los Hijos de Israel: El Eterno, el Dios de vuestros antepasados, el Dios de Abraham, el Dios de Itzjak (Isaac) y el Dios de Iaacov (Jacob), me ha enviado a vosotros. Éste es Mi Nombre por siempre, y éste es Mi recuerdo, de generación en generación.

(*) "Eheie asher Eheie[3]"que es traducido como "Soy el que Soy", y quizás mejor: "Seré el que seré", pero indudablemente se lo puede reducir a "Yo Soy", como expresa la misma Torá y figura en nuestra Biblia.

En el vs. 15b El Señor dice: “…Este es mi nombre para siempre; con él se me recordará por todos los siglos.”[4]

El Señor se manifestó a Moisés y le anunció un punto de inflexión: A través de él Dios liberaría a Israel de la opresión de Egipto. Se venía un tiempo nuevo y Dios se manifiesta y se da a conocer con un Nombre nuevo: YHVH.

Libro del Exodo - Parasha Vaera 6/ 2:16

2 Dios habló con Moshé (Moisés) y le dijo: «Yo soy El Olan (Dios Eterno). 3 Aparecí ante Abraham, Itzjak (Isaac) y Iaacov (Jacob) como El Shadai (Dios Omnipotente), pero por Mi Nombre YHVH (Yo Soy El que Soy)  no Me hice conocer ante ellos.

El Señor confió a Moisés Su Nombre nuevo, y él lo dio a conocer al pueblo de Israel. Y todos sabían el Nombre de Dios. Sin embargo los hombres no sabemos hoy como se dice Su Nombre.

¿Cómo fue que se perdió la pronunciación del Nombre de Dios?


Los escribas (estudiosos que comentan e interpretan la Torá) interpretaron el mandamiento: “No tomarás el Nombre del Señor Tu Dios en vano” (Ex. 20.7)  como una prohibición a usarlo.
Los judíos en general al llegar a la lectura del tetragrámaton o tetragrama ("las cuatro letras" YHVH), decían Adonai, que puede ser traducido como "Mi Señor". (En la actualidad, se lo traduce como Señor, El Señor, Dios, El Eterno, etc.)
Y así, con el transcurso de los siglos se olvidaron de la pronunciación correcta de YHVH. Para no pronunciar (y pecar) el Nombre de Dios lo reemplazaron con otros términos como:

a.      Hashem: "El Nombre"
b.      Adonái: El Señor.

¿Qué ocurre con YHVH y con Yavé?

El hebreo clásico, antiguo y moderno, cuando es escrito sólo cuenta con caracteres para las consonantes. Si bien cada consonante estaba asociada a una vocal, las vocales no se escribían.
Es decir, al descifrar lo escrito, sólo contamos con la ayuda de consonantes y de nuestro fondo de conocimiento lexical del hebreo.
Por ejemplo, si el español escrito siguiera el mismo esquema que el hebreo, podríamos leer los siguientes grafemas:

MT, así: mata, mate, maté, mati, mato, mató, meta, mete, meto, mito, mita, etc.


Las letras YHVH entonces, ¿Cómo se pronuncian?
Nadie sabe la pronunciación exacta. Los judías al encontrarse con el tetragrama en un texto, dicen Adonai.


¿Qué hicieron los sabios judíos medievales[5] cuando inventaron un sistema de puntuación para marcar las vocales?

Pues, insertaron las marcas vocales de aDoNaI entre las consonantes de YHVH. (La "I" de Adonai en realidad corresponde a la media vocal Yud, "Y"). La palabra quedaba así: "YaHoVaH".
Por una regla gramatical del hebreo, la primera "A" de Adonai, se transforma en una "E" breve. Así pues, escrito aparecía: "YeHovaH".
De esta manera, en los libros escritos con la novedosa notación, al llegar a YHVH uno la encontraba punteada con las vocales de aDoNaI, es decir Jehova. ¿Para qué? Pues, para que el lector recordara que esa palabra se pronunciaba Adonai, y no de otra forma.”

Queda claro entonces que “Jehová” es una regla nemotécnica ideada por los Masoretas[6] (Rabinos y eruditos judíos que editaban el Antiguo Testamento hebreo desde el siglo séptimo después de J.C. en adelante).

Para no declarar juicio, digamos que por una interpretación errónea de Las Escrituras por parte de los religiosos judíos, quienes tenían la guarda del Nombre y lo perdieron. Me atrevo a decir errónea, en base al resultado negativo.

¿Cómo se dice el Nombre de Dios?

Alrededor del siglo XV los cristianos empezamos a leer literalmente “Jehová” interpretándolo como el nombre de Dios, cuando en realidad tendríamos que haber leído Adonai.
Así que si bien no sabemos cómo se pronuncia YHVH correctamente, sabemos que Jehová es una representación del Nombre de Dios, este detalle está salvado en la versión RV. 60 al pie de página donde reza:

“El nombre Jehová representa el nombre divino YHWH que aquí (Llamada en Ex. 3:15) se relaciona con el verbo haya, ser.”

Los Masoretas llegaron a un texto uniforme y aseguraban su permanencia mediante reglas meticulosas que debían seguir:

“Los masoretas añadieron al texto los actuales puntos vocales, ayudando grandemente en esta forma a la comprensión de un texto en el cual había solamente consonantes, pero perpetuando a veces significados erróneos. El extremado cuidado que los masoretas tenían del texto explica la fecha avanzada de nuestros manuscritos existentes, pues no había necesidad de conservar copias más antiguas en mal estado.”


La polémica sobre El Nombre de Dios, abrió básicamente tres corrientes entre los editores de Biblias:

  1. Los que al igual que los judíos creen que YeHoVaH se debe leer El Señor (Adonai) tal como las versiones Lenguaje Actual y NVI. A fin de respetar el espíritu de la Escritura hebrea.
  2.  Los que sabiendo esto, por  tradición y costumbre siguen llamando al Señor Jehová, tal como las versiones RV (Antigua; 60 y 95 y RV 97.)
  3. Los que a pesar de no estar seguros del todo en cuanto a la pronunciación de    YHVH lo escriben Yhavé; Yavé o Yahweh, como las versiones Peshita (Siríaca, traducción del Arameo) y la Biblia de Jerusalén (Católica), aduciendo que es la pronunciación más probable.

Los Testigos de Jehová empezaron a usar Jehová para distinguirse de los demás cristianos, evidentemente por desconocimiento de que el término era una palabra creada a fines prácticos en la liturgia Judía.

¿Se pronunciará Yhavé?

Es llamativo que el Profeta David, en muchos de sus Salmos use la contracción poética Jah (Yha) del Nombre YHVH.
Salmos 68.4; 68.18; 77.11; 94.7; 94.12; 102.18; 115.17; 115.18; 118.15; 118.17; 118.18; 118.19; 122.4; 130.3; 135.3; 135.4; 147.1; 150.6.
De la misma manera que la palabra Aleluya

Aleluya   (termino hebreo yha forma abreviada de YHVH). Antigua exclamación litúrgica de regocijo y alabanza, con la que 24 salmos comienzan, terminan o ambas cosas (p. ej., 106; 111–113; 115–117; 146–150). Originalmente la pronunciaba el cantor, el sacerdote y los levitas, y luego la repetía el pueblo. Se cree que llegó a ser un llamado habitual a la adoración en el culto del templo.

Para nuestro Tiempo Nuevo, El Señor nos enseñó Su Nombre Nuevo:


YHVH es el Nombre que Dios nos dejó para ser conocido a perpetuidad.
Sin embargo, la dicción apropiada y correcta de YHVH se perdió hace siglos.
Los judíos creen que con la venida del Mashiaj[7], éste será uno de los tesoros perdidos que regresará al mundo.

Para nosotros los que reconocemos a Cristo como el Mesías, los que hemos reconocido Su Nombre y ahora somos Hijos de Dios[8], esto ha sido cumplido:

A nosotros nos fue revelado que El Nombre de Jesús es sobre todo Nombre, y que toda rodilla se dobla ante Él, tanto arriba en el Cielo como abajo en los Infiernos[9].

Porque El Señor se nos revelo con un Nombre Nuevo, para el tiempo nuevo de La Gracia, profetizado por Isaías (7.14) ocho siglos a.C.


Isaías 7
14 Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel. (Dios con nosotros)

Porque El Señor se nos revelo con un Nombre Nuevo, para El Pacto Nuevo, profetizado por Jeremías (31.31) siete siglos a.C.


Jeremías 31
31 He aquí que vienen días, dice YHVH, en los cuales haré nuevo pacto con la casa de Israel y con la casa de Judá.
33 Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel después de aquellos días, dice YHVH: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

Jesús es la forma actual del castellano Iesus, que a su vez deriva del griego Iesous, que proviene del hebreo Yeshua y del arameo Ishu, que derivan de Yehoshua cuyo significado es YHVH Salva.

Mateo 1
21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESûS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Porque El Señor va a venir por nosotros y para ese Tiempo Nuevo, se nos manifestará otra vez con un Nombre Nuevo.


Apocalipsis 3
12 Al que venciere, yo lo haré columna en el templo de mi Dios, y nunca más saldrá de allí; y escribiré sobre él el nombre de mi Dios, y el nombre de la ciudad de mi Dios, la nueva Jerusalén, la cual desciende del cielo, de mi Dios, y mi nombre nuevo.





[1] Elohim plural de Eloha (Dios), la traducción literal es “Dioses”, pero se toma como plural mayestático. Dios de Dioses.
[2] Hashem, significa “El Nombre” en alusión al Nombre de Dios: YHVH
[3] La Peshita expone este mismo texto en arameo: AJYAH ASHAR JEYAH: Soy el que Soy.
[4] RV Antigua.
[5] Masoretas.
[6] Los Masoretas, son el equivalente de los Fariseos y Escribas de los tiempos antiguos.
[7] Mesías.
[8] Jn. 1.12
[9] Fil. 2.10

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.