Los Hijos de Dios como Ángeles, según Pedro, Judas & Pablo. By Fabian Massa.

Cuando Adrián Pablos y yo comenzamos a estudiar este tema en el año 2009, encontramos tres referencias directas y una indirecta en el N. T. a la creencia de que “los Hijos de Dios” fueron Ángeles. El presente forma parte del libro "De Edén a las Naciones" que estimamos estará impreso, Dios mediante, a fines del 2013.


A. Judas (Palestina 68 d.C.?)

1.13 13 Son fieras ondas del mar, que espuman su propia vergüenza; estrellas[1] errantes, para las cuales está reservada eternamente la oscuridad de las tinieblas. RV 95. Comentario de la RV 95 Judas 13


Imágenes tomadas del libro de Enoc, citado en los v. 14-15. Este escrito (el Libro de Enoc) pertenece a la literatura judía y no forma parte de la Biblia. En él se habla de la falta de lluvia y de frutos, y se hace referencia al encarcelamiento de las estrellas[2]. 


14 De estos también profetizó Enoc, séptimo desde Adán, diciendo: «Vino el Señor con sus santas decenas de millares, 15 para hacer juicio contra todos y dejar convictos a todos los impíos de todas sus obras impías que han hecho impíamente, y de todas las cosas duras que los pecadores impíos han hablado contra él». Comentario de la RV 95 Judas 15 

Esta cita es del libro de Enoc[3] (véase Judas 12-13 n.), el cual contiene supuestas visiones que Enoc (Génesis 5.18, 21-24) tuvo después de haber sido llevado al cielo (referencia Hebreos 11.5) 


Según la nota de la NVI sobre Judas 1.6 De acuerdo con ciertas tradiciones judías, Dios le asignó una responsabilidad y una autoridad diferente a cada uno de los ángeles (Véase Daniel 10.20 – 21)…Sin embargo, según dicha tradición judía, algunos de ellos, los hijos de Dios mencionados en Génesis 6, abandonaron la responsabilidad que se les había asignado para tener relaciones sexuales con las mujeres, convirtiéndose así en el diablo y sus ángeles (Mt. 25.41 Jesús dice: 41 Luego dirá a los que estén a su izquierda: Apártense de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles.) Este libro fue considerado canónico a partir del 325 d.C. fecha del Concilio de Nicea I. Además de hacer referencia a Enoc, también cita otros dos apócrifos: a) La “Asunción de Moisés” en el v. 9 y b) Y “El Testamento de los doce patriarcas” (Neftalí3.4 – 5)[4]


B. 1° de Pedro 3.20 (64 a 68 d.C.)

La carta fue escrita originalmente en un griego semejante en perfección al de la carta de Santiago. Tiene 62 hápax[5] del Nuevo Testamento, lo cual implica amplitud de vocabulario y el uso de la Septuaginta por parte del autor. Emplea elementos retóricos propios de la lengua griega del tiempo (antítesis, sinónimos acumulados, ritmo) y también gramaticales (uso del artículo y de las conjunciones)[6]. 1 Pe.3.19 y 20 a: (Cristo) Por medio del Espíritu fue y predicó a los espíritus encarcelados, que en tiempos antiguos, en los días de Noé, desobedecieron, cuando Dios esperaba con paciencia mientras se construía el arca. NVI. Comentario de la RV 95 1° de Pedro 3.20 Una tradición judía refería el texto de Gn 6.1-4 a los ángeles que se pervirtieron desobedeciendo a Dios. Siguiendo el orden del relato en Génesis, Pedro relaciona este episodio con el diluvio. En versículo 3.19 Pedro indica que Jesús les predicó a esos ángeles caídos que habían pecado contra Dios en Génesis 6. 


C. 2° de Pedro (64 a 68 d.C.)

2° de Pedro 2.4 Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a prisiones de oscuridad, donde están reservados para el juicio. RVR1960. El apóstol se refiere a los mismos ángeles caídos, que fueron encerrados en “prisiones de oscuridad”: Volveremos a tocar este mismo tema en la segunda parte, cuando estudiemos la espiritualidad de los postdiluvianos. Estos ángeles según, este pasaje, son los que están encarcelados para el Juicio final, (comentario de la edición RV95). En Mateo 25.41 Jesús se estaría refiriendo a ese mismo grupo de ángeles caídos, como también son mencionados en el libro de Enoc[7]. Obviamente, los que mantienen una posición tradicional, no aceptan que estas menciones en Judas y 2° de Pedro se refieran al libro apócrifo de Enoc, aunque la cita es directa. Como podemos apreciar, en el Siglo I algunos de los principales líderes del cristianismo habrían considerado que los hijos de Dios de Génesis 6 eran ángeles, que a causa de su rebelión fueron condenados a la oscuridad eterna. De la misma manera, la mención del Libro de Enoc es directa en Judas e indirecta en 2° de Pedro. Es evidente que conocían muy bien esta literatura, así como el Libro de los Jubileos[8] y el Documento de Damasco[9]. 




D. Una referencia indirecta de Pablo:

10 Por esta razón, y a causa de los ángeles, la mujer debe llevar sobre la cabeza señal de autoridad. 1 Co. 11.10, NVI. Según la costumbre oriental, que sigue vigente entre los judíos ortodoxos y entre los islámicos, las mujeres casadas reservan la hermosa tentación de su cabellera solo para los ojos de su esposo. Lo que Pablo habla sobre la necesidad de que las mujeres casadas (bajo la autoridad de su esposo) deben cubrir sus cabezas para tentar a los hombres ni a los ángeles. Una clara alusión a los ángeles caídos de Gen. 6. Aunque los “Tradicionalistas” no lo quieran aceptar.

___________________________________________________________

[1] Estrella, Strong 792 astér; como regada del cielo. Diccionario Strong. La perícopa empieza en 1.6 donde Judas relaciona a los hijos de Dios con los ángeles “6 … que no mantuvieron su posición de autoridad, sino que abandonaron su propia morada (su naturaleza espiritual), los tiene perpetuamente encarcelados en oscuridad para el juicio del gran Día. 7 Así también Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas son puestas como escarmiento, al sufrir el castigo de un fuego eterno, por haber practicado, como aquéllos, inmoralidad sexual y vicios contra la naturaleza (es decir, las relaciones sexuales – carnales- no correspondían con su naturaleza espiritual)” Judas 1.6 NVI.

[2] Léase Estrellas o Ángeles.

[3] El Libro de Enoc (abreviado 1 Enoc) es un libro intertestamentario, de la Biblia de la Iglesia Copta de la de Etiopía pero no es aceptado como canónico por las demás denominaciones. 

[4] http://es.wikipedia.org/wiki/Ep%C3%ADstola_de_Judas y Literatura Judía Intertestamentaria, de G. Aranda Pérez, F. García Martínez & M. Pérez Fernández. Ed. Verbo Divino, páginas 156.

[5] Hápax: Palabras que fueron usadas solo una vez en texto griego.

[6] http://es.wikipedia.org/wiki/Primera_ep%C3%ADstola_de_Pedro

[7] Este libro es considerado apócrifo.

[8] El Libro de los Jubileos, es un apócrifo hebreo pseudoepigráfico, escrito aprox. en el año 100 a. C. 

[9] El Documento de Damasco fue encontrado en un depósito de manuscritos olvidados en una antigua sinagoga del El Cairo. refería a la historia de los Esenios, secta que se oponía a los fariseos y saduceos alrededor del año 200 a.C. Al principio no se le dio importancia, hasta que se encontraron nueve copias fragmentadas de este mismo documento entre los Rollos de Qumrán, entonces se hizo evidente el valor histórico de este hallazgo. La razón de la oposición, que terminó en el Cisma Esenio, fue porque la casta sacerdotal farisea, impuso su tribunal por encina de la Escritura, no practicando el perdón de las deudas de los pobres al 7° año ni la restitución de las Tierras a los pobres en el año del Jubileo (empeñadas por los pobres a causa de sus deudas). Jesús confronta a los fariseos duramente en Mateo 23. La NVI Arqueológica reproduce algunos extractos de la traducción del Documento de Damasco realizada por Duane Garrett (página 1646) En la página 1645, explica:” El Maestro de Justicia (Líder de los Esenios en el cisma) creía firmemente que Dios le había revelado todos los misterios proféticos, dándole autoridad no solo para la interpretación de las Escrituras, sino además para generar nuevas obras literarias inspiradas en condiciones de igualdad con las Escrituras.

Comentarios

Publicar un comentario

Deje aquí su comentario, gracias!

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.