¿Los hijos de Dios eran hombres?. Gen. 6 By Fabian Massa.

Génesis 6 plantea una de las cuestiones más difíciles para los eruditos bíblicos de todos los tiempos: ¿Quiénes eran los hombres y quienes los enigmáticos “Hijos de Dios”? [1]




Hagamos una lectura del texto:



6 1 Cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas, 2 los hijos de Dios vieron que estas eran hermosas, y tomaron como mujeres a todas las que quisieron.

 3 Entonces el Señor dijo: “Mi espíritu no va a permanecer activo para siempre en el hombre, porque este no es más que carne; por eso no vivirá más de ciento veinte años”. 4 En aquellos días –y aún después– cuando los hijos de Dios se unieron con las hijas de los hombres y ellas tuvieron hijos, había gigantes en la tierra: estos fueron los héroes famosos de la antigüedad. Gen. 6.1 – 4 BPD[2]



Según Esteban Voth[3] en estos versículos se conservan algunos trazos de un ciclo épico ya perdido hace mucho tiempo; de esa literatura perdida solo quedó la información básica: Que los “Hijos de Dios” tomaron a las mujeres más hermosas.



¿Quiénes habrían sido “Los Hombres”?

6 1 Cuando los hombres comenzaron a multiplicarse sobre la tierra y les nacieron hijas… Gen. 6.1ª

Este versículo habla de una explosión demográfica significativa, que coincide con la visión que los científicos tienen sobre el período Neolítico[4]. Además este pasaje está marcando una diferencia  al menos en lo social con el grupo de Gen. 6.1B “Los Hijos de Dios”. El cuestionamiento obligado sería: si unos son “los hijos de Dios” ¿el grupo de los “hijos de los hombres”, habrán sido personas comunes y corrientes? ¿Estamos en presencia de dos tipos muy distintos de clases sociales o de linajes distintos?

El hecho de que la Biblia haga referencias precisas sobre la descendencia de Caín (Gen. 4), implica que la misma era bien conocida por los descendientes de Set, (conocimiento que llega a nosotros a través de Noé y sus hijos). Un detalle significativo, es que la lista de los descendientes de Caín se trunca abruptamente con los hijos de Lamec (Jaban – Jubal y Tubal Caín), la causa podría ser la absorción de la línea de Caín por la de Set. La Escritura no habla de ninguna guerra al respecto, por lo cual nosotros deducimos que dicha absorción se pudo haber dado de manera natural,  por un mayor peso poblacional (ergo económico, político y militar) de Set sobre Caín; que se mezclaron tomando  los varones de un pueblo a las mujeres del otro, según esta línea de pensamiento, se estaría cumpliendo que Los hijos de Dios (de Set) tomaron a las hijas de los hombres (las mujeres cainitas). Este hecho podría haberse dado en la época de Matusalén, 8° Rey por la línea de Set. Llegamos a esta conclusión debido a que la lista de la descendencia de Caín se corta en ese mismo 8° lugar, los tres hijos de Lamec, y a partir de ese momento ya no se nombran más jerarcas o patriarcas de esta línea.





¿Quiénes habrían sido “Los hijos de Dios”?




Esta pregunta es aún más conflictiva que la anterior del punto “A”. La traducción del hebreo de “cuando los Hijos de Dios se unieron a” sería “Se llegaron a” lo cual implicaría tomar, someter sexualmente  (heb. Strong # 935) y no una relación marital como implicaría el verbo “conocer” de Gen. 4.1; 4.17; 4.25; etc…. (Strong # 3045) yadá[5]. De estas uniones nacieron los Nefilines (gigantes).

Se puede decir que sobre quienes habrían sido “Los Hijos de Dios” hay tradicionalmente dos posturas sobre este tema:



                    I.            “Los Hijos de Dios” habrían sido hombres

a.       Habrían sido los descendientes de Adán, por la línea de Set

b.      Habrían sido los “Poderosos de la Tierra”

                  II.            “Los Hijos de Dios” habrían sido ángeles
       I.            Los Hijos de Dios habrían sido hombres:




a.    Los Hijos de Dios fueron los Príncipes gobernantes: Los estudiosos que mantienen esta postura, se apoyan en que en el A.T a los gobernantes y a los principales se los llama Hijos de Dios (Sal. 82.1 – 6 cf. Jn. 10.34) Estos príncipes, se habrían corrompido por el poder y la codicia, habrían practicado la poligamia y abusado de las mujeres.  Tenemos un ejemplo temprano de bigamia en Gen. 4.19 con Lamec, del linaje de Caín. En el mismo pecado habría caído Salomón, llegando a tener setecientas  esposas y  trescientas concubinas (1 Reyes 11.3). En Medio Oriente fue desde antaño moneda común el abuso de los poderosos sobre las mujeres de su harén, una tendencia que entre los dictadores y poderosos orientales  sigue vigente aún en el siglo XXI. 



b.    Los hijos de Dios fueron los Hijos de Set: Según la visión judía tradicional (que comparten los protestantes en la mayoría de las denominaciones), los hijos de Dios serían la descendencia “piadosa” de Set, lo cual implica que los hombres serían la tribu de Caín y sus hijas, las célebres beldades serían entonces las  “hijas de los hombres”. Esto apoyaría la hipótesis planteada en este capítulo de la absorción de la dinastía de Caín por parte de los Setitas[6]. Justino Mártir[7] (c. 100/114 – 162/168) uno de los primeros apologistas[8] cristianos, sostenía esta línea de pensamiento. El punto débil de esta postura, es que evidentemente la descendencia de Set no era “tan piadosa”: Todos murieron en el Diluvio salvo Noé y su familia directa, quiénes fueron los únicos setitas que hallaron gracia delante de Dios.



c.     Otros personajes históricos que apoyan esta moción: El judío Trifón[9] afirmaba que “Los Hijos de Dios” eran hombres, y se oponía a la idea de que los ángeles pudieran mantener relaciones sexuales. El rabino Shimón bar Yojai[10] maldijo a todos los judíos que dijeran que los "hijos de Dios" eran ángeles. Según la visión judía tradicional, los nefilim[11] antes del diluvio y después del diluvio fueron los hombres. Ésta era la opinión también de Rashi[12] y Najmánides[13]. Para la Iglesia Ortodoxa Etíope[14], Génesis 6:1 alude a los miembros  del linaje de Set e interpreta Dt. 14.1 Hijos sois de Yahvé vuestro Dios; no os sajaréis, ni os raparéis a causa de muerto, como un texto que haría referencia a ellos. Según su interpretación, estos hombres habían comenzado a sentir intereses carnales[15], de modo que tomaron como esposas a las hijas de los hombres, las descendientes de Caín. Los creyentes que siguen esta corriente de pensamiento, se apoyan en Mateo 22.30 donde Jesús dice que en el Cielo las gentes no se darán en matrimonio, porque serán (asexuales) como “los ángeles del Cielo”[16]. Sexto Julio Africano (c. 160 - c. 240) quien fue un historiador y apologista helenista de influencia cristiano -africana, afirmaba que “Los Hijos de Dios” eran hombres y condenaba a quienes opinaban que eran ángeles.




     II.            Los Hijos de Dios, ¿Ángeles?

A lo largo de todo el A.T. y también en el N.T hay muchísimas citas referentes a los ángeles considerándolos como hijos de Dios. En los textos extra bíblicos como el Libro de Enoc y el libro de los Jubileos también se considera a estos seres celestiales como hijos de Dios.



1)      Examinemos el texto de  Gen.6.2 y veamos la  transliteración del hebreo:

6.2A Y vieron los hijos de los Señores… Vayir´u beney[17] ha´Elohim[18]

                Según el exégeta Rashi[19], en este versículo Vayir´u beney ha´Elohim, puede significar los hijos de “los señores”, “los jueces” o “los ángeles” [20].



2)      A continuación, veamos algunas citas del A.T y del N. T.:

El libro de Job: Obra anónima, tradicionalmente atribuida a Moisés, el cual podría haber conocido a Job durante la salida de Egipto, en el cruce de la Península Arábiga. Otros especialistas datan el libro entre el año 500 a. C. y el año 250 a. C., pero su cita en antiguos manuscritos judíos descartan tal opción. Popularmente se considera que este fue escrito a mediados del siglo XV a. C. Job 1.6: Un día vinieron a presentarse delante de Jehová los hijos[21] de Dios, entre los cuales vino también Satanás[22]. RV60

Comentario de la RV 95 Job 1.6 Hijos de Dios: De este modo se designa a los miembros de la corte divina, habitualmente llamados ángeles. Referencia 1 R 22.19; Job 38.7; Sal 29.1; 82.1; 89.7.

2° de Crónicas  El libro de Crónicas, que en nuestras biblias aparece dividido en dos partes, según el Talmud fue escrito por Esdras después del Exilio entre el 450 y el 400 a.C. 2 Cr. 18.18 – 22 Pero Micaías añadió: «Escuchen la palabra del Señor: Yo he visto al Señor sentado en su trono. A su derecha y a su izquierda estaba todo el ejército de los cielos. 19 Y el Señor preguntó: “¿Quién inducirá a Ajab, el rey de Israel, para que ataque a Ramot de Galaad y muera en el intento?” Y uno decía una cosa, y otro decía otra. 20 Pero un espíritu fue y se puso delante del Señor, y dijo: “Yo lo induciré.” Y el Señor preguntó: “¿Y cómo lo harás?” 21 Y aquel espíritu dijo: “Saldré y seré un espíritu de mentira en labios de todos sus profetas.” Entonces el Señor dijo: “Ve y hazlo así. Indúcelo, que lograrás hacerlo.” 22 Así que el Señor ha puesto un espíritu de mentira en labios de estos profetas tuyos. El Señor ha dictado el mal contra ti.» Reina Valera Contemporánea (RVC). El  Trono de Dios está sobre toda potestad y sobre todo reino y nada sucede sin su conocimiento o aprobación.



    III.            El libro de los Salmos es un conjunto de cinco colecciones de escritos, en su mayoría alabanzas y oraciones. Fechas: fueron escritos entre la época de Moisés (1.440 a.C.) hasta el cautiverio babilónico en el 586 a.C. Autores varios: Moisés escribió 90, David 74, Salomón 127, otros Asaf y otros los hijos de Coré. Hay 34 anónimos[23]. Podemos ver que los estudiosos responsables de la RV95[24], hablan de una corte angélica en el comentario de Salm. 82.1: Dios se levanta en la reunión de los dioses[25], en medio de los dioses juzga. RV 95. El comentario es el siguiente: “Este salmo presenta a Dios como un juez que llama a juicio a los dioses de las naciones paganas y los reduce a la impotencia total (referencia v. 7), después de haberlos declarado culpables de promover toda clase de injusticias. Por medio de esta dramatización poética, adquiere más fuerza expresiva el reproche que el salmista dirige contra la injusticia y parcialidad de los jueces, severamente condenadas por la Ley y los Profetas. Referencia Sal 58”.  RV 95 comentario de Sal. 82.1 Reunión de los dioses: o asamblea divina. Esta expresión refleja una creencia común entre los cananeos, los cuales representaban a sus dioses reunidos en concilio o asamblea, bajo la presidencia de un dios supremo. Aquí la supremacía le corresponde al Dios de Israel, que juzga y dicta sentencia. Referencia Is 3.13-15. Esta imagen de un dios supremo que gobierna a dioses inferiores, es común en toda la mitología de Oriente Medio (Caldea, sumeria, babilónica, egipcia y cananea). Es la misma figura que dan los libros de Enoc y de Jubileos, Dios gobierna sobre toda la Creación. Dentro de la función de gobierno (que incluye la delegación de tareas) Dios habría dado a un grupo de ángeles la misión de cuidar de la humanidad. Con respecto a esta idea, el Dr. Ed Murphy[26] comenta en su Manual de Guerra Espiritual: “Wenham señala que en la literatura ugarítica el término “hijos de Dios” se refiere a los miembros del panteón divino y que es posible que en Gen. 6.1 utilice dicha expresión en un sentido semejante[27]”. La NVI de estudio y la NVI Arqueológica comentan sobre este mismo pasaje: “… algunos eruditos consideran que los dioses eran los seres divinos, en cuyo nombre gobernaban los reyes de las naciones vecinas”. Pablo las llama directamente Potestades de maldad (Efesios 6.12: Pablo las llama “Principados y Potestades de Maldad”);



   IV.            El libro de Daniel Tradicionalmente que considera a Daniel como un personaje histórico real, tomando como fecha de escritura del Libro aproximadamente el 530 a. C. La RV60 de Estudio para Hombres  explica que el arameo usado en Daniel, estaría de acuerdo en forma y estilo al arameo del siglo VI a. C. Además de esta postura, hay una 2° línea de eruditos que consideran el libro de Daniel como un pseudoepígrafe del siglo II a. C. Según esta línea de pensamiento, el libro de Daniel habría sido escrito luego de la invasión de Antíoco Epifanes sobre Israel. Antíoco Epifanes, poco después de la ocupación de Jerusalén, inició la persecución de los judíos que no quisieron adorar la Abominación de la Desolación instalada por él en el Templo del Señor (169 a.C. Ver 1° de Macabeos 1). Se cree que el autor del libro podría haber sido un miembro de la secta Hasidea (precursora de los fariseos). De acuerdo con esta postura, el libro de Daniel no sería una profecía sino un relato de los acontecimientos en formato de profecía, destinada a dar aliento a los judíos que estaban viviendo una de las páginas más oscuras de su historia, tanto en lo natural como en lo espiritual. A los propósitos de este trabajo, la 1° postura apoya la moción de este capítulo, mostrando como las potestades espirituales gobiernan países o regiones. La 2° postura serviría al efecto de mostrar que los judíos de esa época consideraban que efectivamente había potestades espirituales gobernando determinadas regiones geográficas e influyendo sobre los gobernantes humanos[28].  En Dn.9.21 – 27  el profeta tiene una visión donde el Arcángel Gabriel viene a responder sus oraciones, y  este le informa a Daniel que se demoró veintiún días por que el príncipe de Persia se le oponía.

La RV 95 da esta aclaración en el pie de página respecto de este versículo: En los escritos apocalípticos, cada nación aparece presidida por un ángel príncipe que la protege y la representa. De ahí que algunas veces los conflictos entre naciones se describan como una lucha entre sus protectores angélicos. Si el ángel principal que gobernaba sobre Persia se oponía a Dios, es posible que era un ángel del tercio rebelde (referencia Apocalipsis 12.4)



      V.            El libro de Ezequiel, escrito por este profeta durante el exilio babilónico entre los años 593 y 573 a.C. En Ezequiel 28, a lo largo de todo el capítulo, Dios le encomienda al profeta un mensaje para el rey de Tiro, pero a partir Ez.28.13 nos damos cuenta de que el Señor está exhortando a alguien mucho más antiguo que el rey, a Satanás mismo: 13En Edén, en el huerto de Dios estuviste: toda piedra preciosa fué tu vestidura; el sardio, topacio, diamante, crisólito, onique, y berilo, el zafiro, carbunclo, y esmeralda, y oro, los primores de tus tamboriles y pífanos estuvieron apercibidos para ti en el día de tu creación.14Tú, querubín grande, cubridor: y yo te puse; en el santo monte de Dios estuviste; en medio de piedras[29] de fuego has andado. Reina-Valera Antigua (RVA)




____________________________________________________________
IMAGEN: 
Estatua del Arcángel Miguel dominando al dragón, ubicada en la fachada de la iglesia de Sainte-Croix Porcelette.
[1] Este trabajo es un extracto del libro “De Edén al nacimiento de las Naciones. Un estudio breve del período prehistórico en la Biblia (Gen. I – XI)”
[2] Biblia del Pueblo de Dios, versión Católica de la Biblia en lenguaje fácil.
[3] Comentario Bíblico Hispanoamericano, página 157.
[4] En Oriente Próximo los científicos datan al Neolítico alrededor del 8.500 a.C.
[5] COMENTARIO BIBILICO HISPANOAMERICANO, pagina 165.
[6] El pueblo más fuerte (en este caso los setitas) dominan a lomas débiles. Tomar las mujeres implica tomar todo lo demás.
[7] Nació en la ciudad de Flavia Neapolis (actual Nablus, en Cisjordania; llamada Siquem en el Antiguo Testamento). Aunque afirma ser samaritano, su familia era pagana de habla griega, por lo que fue educado en ese contexto cultural.  Se convierte al cristianismo, en tiempos de Adriano, dedicó el resto de su vida a difundir lo que él consideraba la verdadera filosofía.
[8] Los apologetas griegos son escritores eclesiásticos que buscaban defender la fe cristiana de las acusaciones realizadas contra ella por parte de paganos durante el siglo II y III. Se trata de una reacción ante las críticas, burlas y desprecio a los cristianos por parte de autores romanos que miraban con desprecio a la “secta” que venía aumentando en número. Por tanto, se trata de escritos dirigidos a los no cristianos con el fin de darles a conocer la fe y las costumbres del cristianismo.
[9] Personaje del Libro de Justino “Diálogos con Trifón” de Justino Mártir (c. 100/114 - 162/168) fue uno de los primeros apologistas cristianos.
[10] Shimon Bar Yojai o Simeón Bar Yochai fue un rabino que vivió en Galilea, actual Israel, durante la época de la dominación romana y después de la destrucción del segundo Templo de Jerusalén, lo que sitúa su vida entre finales del Siglo I y el Siglo II de la era cristiana.
[11] El término Nefilim o Nephilim (en hebreo “derribadores") significa GIGANTE, pero tiene diferentes matices depende de que bajo qué línea de pensamiento se los considere: Para la postura judía ortodoxa (y cristiana protestante) es un pueblo de gigantes o titanes fruto de la unión de los hijos de Set (los hijos de Dios) y las hijas de Caín (las hijas de los hombres) que se mencionan en el Génesis 6:4 y en el Libro de los Números 13:33. Para los arameos, el término Nephila se refirió específicamente a la constelación de Orión, y así los Nefilim serían descendientes medio divinos de esta constelación. Según la visión griega (léase católica), los Nefilim aparecen como la unión sexual contranatural de algunos ángeles inicuos con las mujeres de la tierra.
Libro de Baruc: "Allí nacieron los famosos gigantes de los primeros tiempos, de gran estatura y expertos en la guerra. Pero no fue a ellos a quienes Dios eligió y les dio el camino de la ciencia; ellos perecieron por su falta de discernimiento, perecieron por su insensatez". (Baruc 3:26, 3:27 ,3:28)
Libro de la Sabiduría: Así también, al comienzo, cuando murieron los orgullosos gigantes, la esperanza del mundo se refugió en una balsa (Arca de Noé) que, conducida por tu mano (Yahvé), dejó al mundo la semilla de una nueva humanidad". (Sabiduría 4:6)
Eclesiástico: "¿Acaso, siendo joven (David), no mató a un gigante y extirpó el oprobio del pueblo, cuando lanzó una piedra con la honda y abatió la arrogancia de Goliat?" (Eclesiástico. 47:4)
Igualmente los gigantes son nombrados en otros textos considerados apócrifos, tales como:
Libro de Enoc: (de la biblia etíope); presenta una descripción más detallada sobre los gigantes bíblicos.
Libro de los Jubileos: (de la biblia etíope), complementa la historia presentada en el Libro de Enoc.
[12] Rashi es el acrónimo en hebreo Rabi Shlomo Yitzjaki [, o Rabi Shlomo Yarji. Nació y murió en Troyes, Francia (1040-1105). Rashi está considerado como el más excelso comentarista de la Biblia y el Talmud, uno de los más grandes eruditos y legisladores en materia de ley judía así como un experto en lengua hebrea.
[13] Mosé ben Nahmán, llamado Nahmánides (Gerona, 1194 –- Tierra de Israel, 1270), rabino judeo-español. Conocido en el judaísmo con el acrónimo Ramban (de Rabbi Moshe ben Nahman) y citado en los documentos cristianos como Bonastruc ça Porta. Fue la mayor autoridad rabínica de su época. Nahmánides destacó como filósofo, talmudista y cabalista.
[14] La iglesia unitaria ortodoxa etíope (conocida también como Iglesia copta de Etiopía, iglesia tawahedo, Patriarcado Copto de Etiopía o simplemente iglesia etíope) es una iglesia oriental copta autocéfala, es decir, que tiene su propio patriarca (desde 1959; antes dependía directamente del patriarca copto de Alejandría). El jefe de la iglesia lleva el título de Abuna-Patriarca y reside en Addis Abeba, el cual reconoce y se halla en plena comunión con el Papa de todos los coptos y patriarca de Alejandría Shenouda III y con el patriarca copto de Eritrea, formando una única Iglesia; La Santa Iglesia Copta. Desde el 11 de julio de 1992, es el Abuna Pablo. Dentro de las iglesias cristianas es la más cercana y relacionada a las tradiciones y religión judías. Cuenta con unos 45 millones de fieles (60% de la población de Etiopía). http://es.wikipedia.org/wiki/Iglesia_Ortodoxa_Et%C3%ADope
[15] Aquí carnales tiene el carácter de “pecaminoso”.
[16] Los que no apoyan esta postura también afirman que los ángeles de Cielo no tienen sexo pero que los caídos si tuvieron uniones carnales con las mujeres (siendo esa la negación de “su naturaleza”, es decir, se salieron de su género).
[17] Elohim: hebreo, esta palabra es singular cuando se refiere a Dios Creador de todo. Significa igualmente "jueces" como en Éxodo XXI, 30; "ángel" en Salmos LXXXII, 6; 'ídolos" en Éxodo XX, 3. http://bible.ort.org/books/torahd5.asp?action=displaypage&book=1&chapter=6&verse=1&portion=1#C34
[18] Elohim es el plural de El, deidad suprema del panteón Ugarítico, rodeado de una corte de dioses menores, hijos del dios principal. Ver nota al pie n° 37  del capítulo I ´Elohim.
[19] Rabeinu Shlomó Yitzjaki -o por sus iniciales Rashi- Comentarista de la Tora y el Talmud.  Troyes, Francia, 1040 – 1105.
[20] http://bible.ort.org/books/torahd5.asp?action=displaypage&book=1&chapter=6&verse=1&portion=1#C34
[21] Hijos de Dios gen 6.2/ RV 60 Job 1.6  Strong 1121 Ben, hijo o descendiente de Dios.
[22] En este pasaje Satanás no es un nombre propio, sino un cargo ”acusador” como el fiscal de un juicio
[23] Introducción al Libro de los Salmos de la Biblia NVI Arqueológica, pagina 821.
[24] Reina Valera 95
[25] Los dioses, Strong 430 Elojím, en este caso dioses en el sentido ordinario
[26] Ed Murphy, Misionero, Consejero y maestro, empezó a misionar en la Argentina en 1964 y junto al Dr. Luis Palau dio inicio en Columbia al ministerio SEPAL, una organización misionera mundial. Actualmente es vicepresidente de dicha organización y profesor adjunto de la Biblia y Misiones en el Colegio Cristiano San José de California, EE.UU.
[27] Gordon J Wenham, GÉNESIS 1-15, Word, Waco, Texas, 1987, pag. 202. Manual de Guerra Espiritual, de Ed Murphy pag. 260. Tambien http://embajadadelreino.wordpress.com/tag/vigilantes-genesis-llamamiento-noe-hijos-de-dios/ Gordon Wenham es un erudito inglés que sostiene que la exegesis cristiana evita el tema de las posibles relaciones carnales entre ángeles y mujeres, la cual tiene pocos defensores actualmente, pero que es más apoyada en América.
[28] Fuentes: Biblia de Estudio para Hombres RV60, Biblia de Estudio RV95, Biblia de Estudio NVI, Biblia del Pueblo de Dios: introducción al libro de Daniel. Biblia NVI Arqueológica, introducción al libro de Daniel y página 1422.
[29] Otra traducción: entre las estrellas.


Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.