La Dispersión, de Edén al Mundo I. By Fabian Massa



Una breve reflexión sobre la dispersión desde Oriente Medio hacia el Mundo, De Adrián Pablos y Fabián Massa.
En Génesis 10.32 la Escritura dice que las naciones se esparcieron en la tierra después del Diluvio, y dentro del ámbito de génesis, “toda la tierra” es Oriente Medio. Sin embargo la frase tiene una lectura literal y apunta a la dispersión a nivel global, pero para ello es necesario dar una mirada a lo largo de un tiempo mucho más extenso.
Normalmente, todos los mapas que se incluyen en las Biblias referentes a las naciones de Gen. 10 abarcan:
  1. Cercano Oriente, teniendo como límite la desembocadura de los Ríos Tigres y Éufrates.
  2. De África solo Egipto y una parte de Libia.
  3. La Península Arábiga
  4. De Cercano Oriente hasta Grecia.
  5. Los mapas que describen los viajes de Pablo abarcan hasta España (Tarsis en el A. T., por ejemplo en Gen. 10.4) al igual que los que muestran los territorios comprendidos dentro del Imperio Romano en su máxima extensión:



El tema es que en realidad la dispersión siguió más allá de las naciones Bíblicas hasta cubrir todo el planeta:
Gen. 10
32…. De éstos se esparcieron las naciones en la tierra después del diluvio.
Gen. 11
9…desde allí los esparció sobre la faz de toda la tierra.

Siguiéndoles el rastro a los hijos de Noé
Hasta ahora, para seguirle “el rastro” a las tribus de Jafet o de Sem, lo que los eruditos  hacen es seguir los nombres de las tribus o de los nombres geográficos de regiones o ciudades, derivadas generalmente del nombre del Patriarca fundador.
En el caso de Sem esto es sencillo por dos razones:
  1. Porque los pueblos semitas guardan celosamente los registros de sus genealogías. Lo podemos apreciar en el pueblo judío, donde las genealogías forman parte de la Biblia. Solo por dar un ejemplo, Lucas 3 da la genealogía de Jesús Hombre hasta Dios Padre[1].
  2. Las tribus semitas no salieron de Cercano Oriente.
Por otra parte, Jafet, de acuerdo a la profecía encerrada en su nombre, fue verdaderamente engrandecido. Sus descendientes fueron grandes colonizadores y exploradores que se extendieron alrededor del Mediterráneo y al norte en Europa, y hacia el este a Persia y el Valle del Indo en una fecha bastante temprana. Pero tradicionalmente se los contempla asentándose solo en Asia Menor y a lo largo de la línea costera inmediata del Mediterráneo. El nombre de Jafet ha quedado preservado en ambas ramas de la familia aria, que se escindió en época muy temprana en dos divisiones principales y que se asentó en Europa y en la India. Los griegos, por ejemplo, se remontan su genealogía hasta Jápeto, nombre que en griego no significa nada, sí en cambio en hebreo: quiere decir griego. Al mismo tiempo, la rama india de esta familia aria también tiene como patriarca a Jafet.
Los descendientes de Jafet Y  de Sem se pueden seguir de forma razonable, como vimos en los capítulos anteriores. En cambio los descendientes de Cam que figuran en la Tabla de Naciones de Gen. 10 se pueden seguir fácilmente hasta allí.
Los descendientes de Cam[2]
Pero para seguir más allá, el tema es más complicado y la problemática reside en que  los nombres desaparecieron completamente, excepto en antiguos documentos que han llegado hasta el presente. Los nombres de los hijos de Cam no han sido preservados en tiempos modernos ni siquiera en formas corrompidas.
Los hijos de Cam fueron Cus, Mizraim, Fut y Canaán, pero ninguno de estos mantiene un nombre que se pueda reconocer.  Cus pasó posteriormente a ser identificado con Etiopía, Mizraim con Egipto, Fut con Libia y Canaán con Palestina, pero los viejos nombres quedaron totalmente fuera de uso.
Por otra parte, muchos de los nombres llegaron a destacar durante mucho tiempo no porque hubiera numerosos descendientes, como en el caso de Jafet, sino más bien debido a algún gran logro individual, como por ejemplo Nimrod, quien fue recordado por sus aptitudes como cazador, y de acuerdo a la información que da la Biblia, fundador de las primeras Ciudades – Estados del 1° reino Babilónico, como vimos en los capítulos XX y XXI.
Muchas de las ciudades que se mencionan como fundadas por los descendientes de Cam tuvieron historias dignas de mención. Pero también la mayor parte de ellas dejaron de tener importancia mucho antes de los tiempos modernos. Una excepción notable es la ciudad de Jerusalén, que naturalmente, no se menciona en absoluto en este pasaje ni siquiera bajo su antiguo nombre de Jebús.
Así, ¿cómo se puede asegurar que las razas de color (negroides y mongoloides)  descendieron de Cam? La respuesta es: Solo mediante deducciones.
Por ejemplo, en tanto que hubo un Cus en o cerca de Mesopotamia al principio, el asentamiento más destacado establecido por descendientes de este patriarca estuvo en Etiopía. Los etíopes han sido generalmente considerados como negros verdaderos, lo que se reconoce de forma indirecta en la Escritura cuando el profeta pregunta: ¿mudará el etíope su piel(Jeremías 13:23).
Por otra parte, los pueblos comenzaron a crecer demográficamente y a emigrar en oleadas en todas direcciones. Cada oleada desplazaba a la anterior, la cual debía ceder el territorio y “hacer lugar”  al vencedor.
Solo para dar un ejemplo, los primeros colonos del Valle del Indo fueron Camitas, pueblos de piel bastante oscura, como puede apreciarse hoy en día con las “Castas” más bajas de la India. Estos fueron desplazados por los invasores “Arios” de piel blanca que pasaron a constituir las “Castas superiores” del Subcontinente Indio: Los Brahmanes y los Militares. Esta política de Castas se mantiene hasta hoy, si bien oficialmente se prohibieron a mediados del Siglo XX.
De acuerdo con estudios antropológicos, parece ser que al igual que en el caso del Valle del Indo, en casi todos los continentes los Camitas se habían anticipado en la colonización a los Jafetitas. La prueba de esto es que los restos humanos fósiles más antiguos en cada continente corresponden  a grupos étnicos negroides o mongoloides, y los más recientes a grupos indoeuropeos. Esto sucedió en el Valle del Indo, sucedió en América Central, sucedió con las tribus aborígenes de América del Norte, sucedió en Australia, y solo la superioridad numérica ha preservado a África hasta ahora de la misma suerte, sin embargo un pequeño número de hombres blancos ha dominado y sometido a una multitud de pueblos negros, como por ejemplo Sudáfrica. Lo mismo puede decirse de la dominación Británica en la India y la belga en el ex Congo. La complejidad de este tema excede en mucho con las pretensiones del presente trabajo. Nuestra intención es solamente abrir el panorama, mostrando que estos temas están  relacionados con el tema del Diluvio y la dispersión.
¿Por qué rutas llego la humanidad a todo el Mundo?
Esta es otra de las preguntas que muchos nos hacemos y no hay una respuesta contundente.
No hemos encontrado una información precisa sobre las rutas migratorias usadas por la Humanidad para repoblar la Tierra. Si, en cambio de las rutas comerciales (que son mucho más cercanas en la línea del tiempo) como por ejemplo la “Ruta de la Seda”, la “Ruta del Opio” y cabe suponer que antes de ser rutas comerciales han servido a los antiguos cazadores para seguir la migración de los animales. Hay un acuerdo general que sostiene que la humanidad se desplazó de África a Cercano Oriente y que desde allí se ramificó para tomar Europa, Asia, Oceanía y América. Con respecto a la datación del comienzo de estas corrientes migratorias, los científicos no logran ponerse de acuerdo.
La ruta “Genética[3]”
Desde que está al alcance de la ciencia el poder estudiar el ADN humano, se han hecho muchos estudios tratando de seguir las posibles rutas migratorias en base a Haplogrupos[4] de ADN Mitocondrial (ADN mt.)  Y Haplogrupos de ADN delCromosomal –Y (ADN –Y) humano.
Los haplogrupos mitocondriales trazan la ascendencia matrilineal[5] (siguiendo al ADN de las mujeres) hasta el origen: Una mujer africana de la cual provienen estos grupos, se considera como el más reciente antepasado femenino común de todos los humanos vivos, a la cual se la llama la  Eva mitocondrial.
Los haplogrupos del Cromosomal Y, trazan la ascendencia del cromosoma Y, presente a todos los hombres, hasta un ascendente común a todos denominado por los científicos el Adán Cromosomal  -Y.
Lo interesante es que según este estudio genético, concretamente toda la Humanidad  desciende de “Un Adán y de una Eva genéricos”[6].  Y también nos aporta este mapa con las rutas de las migraciones  humanas a todo el planeta, más allá de la discrepancia con las fechas. Además, las rutas mencionadas en este mapa coinciden con otros estudios hechos sobre las mismas, con las rutas migratorias de muchos animales  y con la mayoría de las rutas comerciales (de caravanas de mercaderes) de la antigüedad.
ImageMigraciones humanas en todo el mundo según los datos del ADN mitocondrial.
Estas rutas (Terrestres o marítimas) son ancestrales, y suponemos que fueron las usadas por las primeras corrientes migratorias, son los caminos lógicos, por atravesar las dificultades del terreno (pasos entre las montañas o rutas en zonas desérticas que van tocando los “Oasis”) o rutas marinas que sortean o aprovechan mejor las corrientes y apuntan a antiguos puertos naturales, que con el tiempo se convirtieron en ciudades portuarias populosas y centros comerciales de la antigüedad.
Algunas de estas mismas rutas sirvieron luego para la expansión del Budismo, desde la India tomando Nepal y Pakistán, cruzando la cordillera del Himalaya hacia la China, desde aquí una rama paso a Corea y finalmente a Japón; mientras que la otra rama se expandió por Birmania, Vietnam y todo el Sudeste Asiático.
Cada nueva “Oleada humana” iba empujando y desplazando a la anterior. Pero luego se empezaron a relacionar y a mezclar. Por eso hoy en día se pueden ver en todo el mundo gente con rasgos negroides[7], mongoloides e indoeuropeos (más sus respectivas “mezclas”).

Es lógico pensar que muchos de los animales atravesaron estas mismas rutas terrestres para repoblar el planeta, como el caso de las mariposas Azules.
Image
Vladimir Nabokov, curador[8] de la colección de lepidópteros[9] del Museo de Zoología Comparativa de la Universidad de Harvard, en el año 1945, formuló su hipótesis[10] sobre la evolución de las mariposas que había estudiado, un grupo llamado Polyommatus azules.
Propuso que habían volado al Nuevo Mundo desde Asia en oleadas migratorias durante millones de años. En los últimos diez años un equipo de científicos aplicó la secuenciación genética para comprobar su hipótesis sobre la evolución de lasPolyommatus azules. El 25 de Enero de 2011, el equipo reivindicó la teoría de Nabokov en Proceedings of the Royal Society of London.

Población de América.
La comunidad científica ha descartado que haya una humanidad originaria de América[12].
 Según la teoría más aceptada (la cual concuerda con la información bíblica), el ser humano surgió en África  (en la región denominada “la  Media Luna Fértil) y migró hacia Oriente Medio. De allí a Asia  cruzándola para llegar hasta América pasando por el estrecho de Bering, posiblemente aprovechando un periodo glaciar y la congelación del mar.
Image
El estrecho de Bering es un brazo de mar localizado entre el extremo oriental de Asia (Rusia, Siberia) y el extremo occidental de América del Norte (Alaska, EE.UU).
Los eruditos suponen que estas migraciones se hicieron en pequeños grupos, los cuales se fueron estableciendo en el territorio Americano. A medida que iban llegando nuevas oleadas de pueblos, los últimos desplazaban a los anteriores hacia el este y el sur. El científico A. Herdlicka, en 1912 postuló que grupos de cazadores de la región central de Mongolia, habrían ingresado a América por el Estrecho de Bering durante el retroceso glaciario. Luego se habría producido un ingreso de la cultura esquimal ártica hace unos 1.000 años.
En 1926, el científico Paul Rivet (1876 – 1958) publica su famosa obraPoligenismo Asiático. Presenta como base para su teoría, diversos análisis de los rasgos físicos (estatura, peso, color de piel, forma de los ojos, etc.), datos culturales y lingüísticos, tanto de los asiáticos, como de los americanos y polinesios con el objetivo de encontrar correspondencias que le permitieran diseñar las rutas migratorias que habrían seguido los primeros hombres americanos. Propuso no una sola ruta migratoria, como habría propuesto Herdlicka (de aquí el nombre monogenismo), sino varias, por lo tanto su teoría es denominada poligenista.
El científico Paúl  Martín presenta su teoría en la década del  setenta. Postula que el arribo se habría producido por Beringia (zona del estrecho de Bering). Se basa en: Los géneros de mamíferos extinguidos encontrados en sitios arqueológicos norteamericanos. La analogía ecológica entre ambientes africanos de sabana, con abundante fauna de herbívoros gregarios silvestres, con los que habría en la zona de Norteamérica para fines del Pleistoceno, con bisontes, camélidos y caballos
Según todos estos estudiosos, los primeros grupos que ingresaron a América procedían del Este asiático.
¿Qué podemos deducir del informe?
Mirando desde nuestra posición (Que tiene como eje a la Escritura), podemos decir que:
a) Siendo Noé y sus hijos descendientes directos del Adán y Eva bíblicos,
b) Y  los únicos sobrevivientes del Diluvio, por lo tanto toda la humanidad actual desciende de ellos, y esta sería la razón por la cual tenemos  la misma herencia genética.
Más allá de no compartir la teoría de Stanley H. Ambrose, si nos parecen valiosos los datos aportados por la investigación genética y el mapa que marca “Las pistas del  ADN mitocondrial”.

[1] Lucas 3.23 a 38
[2] http://www.sedin.org/doorway/05-origen-naciones.html#2  Fuente: “El Origen de las Naciones de Génesis 10”, por el profesor Arthur C. Custance.  Miembro de la Asociación Científica Americana, Miembro de la Asociación Americana de Antropología, Miembro del Real Instituto de Antropología, Ottawa, 1968 / Rev. 1975.http://www.sedin.org/doorway/05-origen-naciones.html#2
Maca-Meyer, Nicole; Ana M. González; José M. Larruga; Carlos Flores y Vicente M. Cabrera Linajes mayores del genoma mitocondrial trazan antiguas expansiones humanas. Departamento de Genética, Facultad de Biología, Universidad de La Laguna, Tenerife, 38271, España.
BMC Genetics 2001, 2:13. Torroni A, Neel JV, Barrantes R, Schurr TG, Wallace DC 1994: “Mitochondrial DNA “clock” for the Amerinds and its implications for timing their entry into North America”. Proceedings of the National Academy of Sciences U.S.A.91:1158-1162.
Yu-Sheng Chen; A. Olckers; T.G. Schurr; A.M. Kogelnik; K. Huoponen and D.C. Wallace 2000: Variation in the South African Kung and Khwe—and Their Genetic Relationships to Other African PopulationsAmerican Journal of Human Genetics66:1362–1383.
[4] Un Haplogrupo es una grupo humano que comparten un mismo “mapa de variaciones genéticas mitocondriales o del Cromosomal -Y.  Estos estudios se utilizan para determinar el origen de las poblaciones de una región geográfica.
[5] Matrilineal: adj. que es de origen de la parte materna
[6] Obviamente el autor de la Teoría no se refiere a los personajes bíblicos, sino que tomó sus nombres por analogía. Ver Apéndice.
[7] Todos los hombres pertenecen a la misma Raza. Las variaciones de color y de rasgos responden a adaptaciones al medio ambiente, a fin de asegurar la supervivencia.
[8] Curador: Experto en restauración y cuidado de cosas específicas.
[9] Los lepidópteros (Lepidoptera, del griego «lepis», escama, y «pteron», ala) son un orden de insectos conocidos comúnmente como mariposas.
[10] Ver nota del diario La Nación en el Apéndice.
[11] Blog de Jaime Ariansen Céspedes, Director del Instituto de Los Andes – Lima, Perú.
[12] El científico naturalista argentino Florentino Ameghino (Luján 1854 – 1911 La Plata) sostiene que la Humanidad  surgió en las Pampas Argentinas.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.