Mitología cananea. By Fabian Massa.



Templo de Baal en Shamin Palmyra,Siria. 


Un estudio breve sobre la mitología de Canaán, por Adrián Pablos & Fabián Massa
Después de la confusión de Babel (Gen. 11.6 – 7) el texto da a entender que hubo una lucha por permanecer en el lugar. Después de esa batalla de Babel, los descendientes de cada uno de los hijos de Noé tomaron una dirección distinta. Es importante entender que si bien estos datos volcados en el papel son estáticos, la realidad era bien dinámica: Todo se daba a la vez y las distintas corrientes se superponían a lo largo del tiempo, cambiando los polos de poder de una nación a otra.
Los semitas permanecieron en Mesopotamia, extendiéndose Joctán (árabes) a la península arábiga,  Elam (parte de Irán), Media y Asiria (región al norte de Irak, comprendida por los ríos Tigris y Éufrates).
Los Jafetitas tomaron las islas del Mediterráneo, Turquía, Grecia, Italia, Europa y Rusia oriental.
Los camitas tomaron los territorios de la actual Palestina, Israel, Siria, Egipto, Etiopia, Sudán y Libia. Se hicieron fuertes en Lud (Turquía), y las Islas de Creta y Chipre. Estos también poblaron la India, hasta que fueron desplazados por las invasiones Arias (indoeuropeos) hacia el 1.500 c.a.C.
Luego de esta breve introducción  sobre la dispersión de los tres hijos de Noé, nos centraremos en Canaán.

Una breve noticia sobre Canaán[1]
Antes de entrar de lleno en el tema de la mitología de los pueblos cananeos, es necesario dar una descripción, a fin de ubicarnos frente al tema. Como vimos en el capítulo anterior, luego de la batalla de Babel los hombres se agruparon conforme a sus nuevas lenguas en diferentes clanes. Los camitas se extendieron sobre una extensa área que comprende parte de:
  1. Oriente Medio: La actual Palestina, Israel, Siria y oeste de Arabia.
  2. África: En los territorios de los actuales países: Libia, Egipto, Etiopía, Sudán, y norte de Kenia.
  3. Asia: Valle del Indo,(Valle del rio Indo en la India y Pakistán)
El territorio de Canaán está situado entre el mar Mediterráneo y el río Jordán, abarcando parte de la franja sirio-fenicia conocida también como el creciente fértil.[2] (Lo que se conoce también con el nombre de Levante Mediterráneo[3])
La denominación de este territorio con el nombre de Canaán, data aproximadamente del  año 3000 a.C. Los romanos, durante su extensa dominación, le cambiaron el nombre por Palestina[4] como represalia inmediata contra los hebreos tras sofocar su rebelión de 132-135 d.C.
La importancia de los Cananeos para la cultura occidental radica principalmente en la invención de nuestro actual sistema alfabético y de escritura, al desarrollar las letras a partir de los jeroglifos egipcios, asociando una letra al sonido inicial de cada uno de los objetos representados por los signos. El signo correspondiente a “casa” pasó a ser la letra Beth, o B, por asociación con el primer sonido de ese signo (Beth significa casa en cananeo, arameo, hebreo y árabe). El sistema de escritura inventando por los cananeos es la base de todos los demás alfabetos semíticos, y a través de ellos, del alfabeto y de la escritura griega, latina, rusa, gótica, india y mongol.

Mitología Cananea
El objetivo del presente trabajo no es hacer un estudio a fondo de la mitología de las primeras civilizaciones postdiluvianas, sino solamente mostrar cómo su cosmovisión[5] y el conjunto de mitos que la constituían constituyen una versión distorsionada del relato oral de la Creación[6].
En la mitología cananea Ël[7] o IL era la deidad principal, siendo el dios supremo y padre de la raza humana y de todas las criaturas. Se lo llamaba “padre de todos los dioses” y “dios de dioses”(en los hallazgos arqueológicos siempre es encontrado al frente de las demás deidades). Sería el equivalente del dios sumerio Anu[8], es decir “dios del Cielo” y por lo tanto principio creador masculino; es debido a esto que en la cercanía de los templos se encontraban símbolos fálicos[9] que lo representaban.
Otro nombre dado a Ël era a Dagón[10], dagan se puede traducir  ‘grano’, ‘trigo’ o ‘semilla’.
La “Corte” de Ël se conformaba por dioses menores con diversas funciones y actividades, el equivalente de los Annunaki de Babilonia, y un recuerdo de losGrigori Prediluvianos de Génesis 6.
Este tipo de “Cortes de dioses menores presididas por un dios supremo” se pueden observar en las  mitologías que se originan directamente de la dispersión: la cananea, la egipcia, la griega y la India.

Influencia en del dios Ël sobre los hebreos[11]
En los primeros capítulos de Génesis, se nombra al Señor como ´Elohim; sobre esto acota la Biblia Textual[12]: El vocablo ´Elohim es un sustantivo común plural intensivo que significa muy poderoso. El sustantivo común nombra a personas, animales, cosas o ideas en forma general. Se escribe con minúscula, en contraposición al sustantivo propio que oficia de nombre y se escribe con mayúscula. La Biblia Hebraica Stuttgartensia[13] translitera ´Elohim en todo el capítulo I de Génesis. La traducción literal de ´Elohim es dioses, lo cual es bastante incómodo para una religión cuyo eje es el monoteísmo. Los diccionarios explican que la palabra es un ´plural mayestático de Dios, un superlativo: “Dios de dioses”, el más poderoso[14].
Sobre la palabra ´elohim cota la Biblia Textual[15]: Sin embargo ´elohim[16] es también usado para referirse a los dioses e ídolos paganos de los pueblos vecinos de Israel (Génesis 31.30; Éxodo 20.33; Jueces 2.3) y también para referirse a hombres, jueces, dioses y ángeles, según el contexto (Salmo 82).
En Génesis 1.26, la Biblia Hebraica Stuttgartensia en español traduce:
26 Entonces dijo ´Elohim: Hagamos al hombre a  nuestra semejanza y ejerzan[17] dominio  sobre los peces del mar, las aves de los cielos, sobre el ganado, sobre toda la tierra y sobre todo reptil que repta sobre la tierra.
Tiene mucho sentido la traducción Dios de dioses cuando Dios habla de sí mismo en plural y dice “hagamos al hombre a nuestra semejanza”. Aquí tendríamos una vez más la figura de un Dios supremo rodeado de un séquito de seres espirituales de menor jerarquía (Ángeles, ver salmo 103.20 y 21).
Hay que tener en cuenta que los hechos relatados en Génesis son literalmente prehistóricos (en el sentido actual del término[18]) Muchos  creyentes interpretan que el Libro de Génesis le fue dado a Moisés por revelación mística. Esta creencia forma parte del “folklore cristiano,” de las cosas que se escuchan y se toman como “artículo de fe” sin analizar las Escrituras,  pero tengamos en cuenta que los patriarcas Abraham, Isaac, Jacob reconocían YHVH como su Dios, y El Señor mismo da testimonio de esto en Éxodo 3.6 RVC:
6 Y también dijo: «Yo soy el Dios de tu padre. Soy el Dios de Abrahán, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob.»
Además es necesario entender  que estos patriarcas fueron los que mantuvieron vivos los relatos de Génesis, pasándoselos de generación en generación, hasta que fueron recopilados por Moisés mucho tiempo después  en el 1.400 c.a.C. Por otra parte es más que posible que Moisés conociera la tradición hebrea y su cosmovisión, además de haber sido educado en la cultura egipcia, lo cual incluía obviamente toda su religión y ciencias.
Los descendientes de estos tres patriarcas vivieron en Canaán siendo un pueblo insignificante a tal punto que al entrar en Egipto eran solo setenta personas, (Génesis 46.27),  mientras que los amorreos y demás pueblos cananeos eran naciones poderosas. La influencia de los pueblos cananeos fue muy fuerte entre los hebreos. Por otra parte el culto al nombre de YHVH ´Elohim estaba acotado al servicio que hacia el patriarca de la familia y no había una organización litúrgica, cosa que se desarrollaría en el tiempo en que Dios selo revela a Moisés (Libro de Levíticos).
Una muestra de esta influencia, puede notarse en la conformación de los siguientes nombres:
Ángel                           Mensajero de Ël (Dios)
 Daniel                          Ël (Dios) es mi juez
 Miguel                         Quién como Ël (Dios)
 Ezequiel                      Jazqui ËlËl (Dios) fortalece
Israel                           El que lucha contra Ël (Dios)
 Joel                            Yo – ËlYha (apócope de YHVH, Yave) es Ël (Dios)
 Natanael                     Natan – Ël, Don de Ël (Dios)
Ismael                         Ël (Dios) escucha
Rafael                         Ël es mi sanador
Elias                            Ël- Yha, mi Dios es YHVH.

La figura del Rey como dios sobre la tierra.
Al igual que en Babilonia, en Canaán el rey era nombrado «siervo de Ël». Esto describía el estatus de los reyes cananeos antiguos como ejecutores de la voluntad divina. Este título era visto como un privilegio y como una carga de responsabilidad en el gobierno como representante “del Cielo”. El concepto del rey divinizado se perpetuó hasta bien entrado el siglo XVIII.
Como todo rey, Ël tenía su contraparte femenina, Astoret era su esposa (en plural,Astarot) diosa de la fertilidad y del amor sexual. Se la conoce también con el nombre de Asera[19] (Jueces 6.25; 1 Reyes 18.19).

Triada cananea.
En este punto vemos como de la unión de Ël y Asera nace Baal. A este hijo Baal, generalmente se lo representa como un toro joven (un becerro[20]). El nombre Baal (b’l, dueño o Señor) era una designación general que pasó a constituir la denominación de Hadad, el dios de las lluvias[21]; convertido en el «dueño» o «Señor» por excelencia en una sociedad agrícola que vive pendiente de las precipitaciones para lograr las cosechas. Una vez más vemos como la mitología cananea copia los formatos de Babel,  reemplazando la tríada Nimrod, Semiramis y Tamuz por la tríada Ël, Asera y Baal. Este mismo esquema de “familia divina” se repetirá en las mitologías egipcia,  griega, romana y  alrededor del mundo hasta nuestros días.

Influencia de la tríada cananea sobre los hebreos
Los primeros hebreos en Canaán (Abrám y su gente) convivieron con los amorreos, recibiendo un inevitable baño de su cultura y religión.  Mucho tiempo después, una vez ya establecidos los Israelitas en la “Tierra Prometida” estaban rodeados por pueblos que adoraban al dios El-Il-Dagan y a su hijo Baal-Hadad[22]Desechar ese culto a “los baales” para servir solo al Señor significaba vivir en un ámbito de justicia, verdad, rectitud y compasión, conceptos que no se aplicaban entre los pueblos cananeos (mercaderes acostumbrados al engaño para conseguir riquezas). IsraEl (el que lucha con (Contra) Ël) debía ser ejemplo para los demás pueblos vecinos.
No obstante, las riquezas materiales que los cananeos alegaban obtener gracias a su culto a Ël, los tentaba y solían participar de ese culto al toro o becerro (Baal). Ello trajo tremendos problemas al Pueblo de Dios. Los profetas dijeron:
“…todo el pueblo mercader [cananeo] es destruido; talado son todos los que traían dinero (Sofonías 1:11). Y refiriéndose al Juicio Final: “Y en aquel día no habrá más “negociantes” en la casa de Jehová de los Ejércitos” (Zacarías 14.21).
La gran dificultad de estudiar estos temas radica, entre otras cosas, en el anacronismo[23]dado que el relato bíblico narra hechos muy anteriores a su fecha a su recopilación histórica.

Llorando a Baal
El culto a Baal está relacionado con el ciclo de las lluvias. En la tierra de Canaán hay una época “seca” dado que no se registran lluvias desde finales de abril hasta septiembre.
El período lluvioso comienza en octubre y continúan durante todo el invierno hasta principios de abril, gracias a lo cual crece una abundante vegetación. Se creía que los cambios de estación y los efectos subsiguientes eran ciclos producidos por los interminables conflictos entre los dioses. La época “seca” (que provocaba que se marchitase la vegetación) se atribuía al triunfo del dios Mot (dios de la muerte y la aridez) sobre Baal (dios de la lluvia y la fertilidad), lo que obligaba a este último a retirarse a las profundidades de la tierra y  esperar el tiempo de triunfar en la siguiente batalla contra Mot.
Curiosamente, esta misma creencia, con otros nombres lo veremos más adelante cuando analicemos las cosmovisiones mitológicas de los pueblos americanos precolombinos[24].
Influencia del culto a los Baales en Israel
Una vez asentados los hebreos primitivos en Canaán, fueron influenciados por todos los cultos paganos circundantes.  Citamos como que ejemplo en la época seca, las mujeres hebreas seguían las mismas costumbres de las cananeas, llorando a Baal. Esta  tradición que se extendió en el tiempo a los demás pueblos que habitaron la zona, incluyendo a Israel luego de conquistado ese territorio.
RV 60 Ezequiel 8:14:
Y me llevó a la entrada de la puerta de la casa de Jehová, que está al norte; y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz.
Tengamos en cuenta que el profeta Ezequiel vivió alrededor del 800 a.C., y el culto a los Baales seguía vigente con mucho vigor.

El festival del solsticio de Invierno en honor a Baal.
Según el mito, Baal era derrotado por el maléfico Mot (dios de la sequía y la destrucción) y llevado preso al inframundo, donde Mot reinaba. Baal era rescatado del poder de Mot  por su hermana – esposa la diosa  Anat[25] , tras derrotar en batalla al perverso Mot. Este evento traía aparejado el resurgimiento de Baal[26] quien volvía a ocupar su trono reiniciándose así una nueva época lluviosa y un posterior nuevo ciclo fértil. Según el mito Baal se unía sexualmente con su esposa-hermana Anat, garantizando  de este modo la fertilidad durante el año entrante.
Es un mito agrario copia del viaje al inframundo de la diosa babilónica Isthar para rescatar a Tamuz.  Es, en definitiva, la celebración del solsticio de invierno[27]. Los rituales religiosos  para festejar el comienzo de la temporada de lluvias y el “Renacimiento” de Baal, se celebraban con orgías sexuales desenfrenadas donde participaba todo el pueblo sin distinción de clases. Estas “fiestas” podrían ser el origen de los actuales “Carnavales”, donde las distintas sociedades se permiten toda una serie de excesos de conducta[28].

Influencia en Israel
El pueblo de Israel también participó de los “festivales” cosa que al Señor le disgustaba muchísimo:
  1. Jueces 8.33, RV 60: Pero aconteció que cuando murió Gedeón, los hijos de Israel volvieron a prostituirse yendo tras los baales, y escogieron por dios a Baal-berit[29].
En este versículo, prostituirse se debe tomar literalmente y no solo como una figura de la idolatría.

Ciudades de culto a Baal
En el desarrollo de este culto cada locación tenía su propio prefijo o sufijo en nombre de Baal. Este sufijo o prefijo solía adquirir el nombre geográfico, como tributo al dios. Por ejemplo, el Baal de Peor (Baal-peor), adorado por moabitas y madianitas, tomó su nombre del monte Peor. Años más tarde, los nombres de esos baales locales llegaron a incorporarse, por metonimia[30], a los mismos nombres geográficos, como por ejemplo: Baal-hermón, Baal-hazor, Baal-zefón y Bamot-baal, para el cananeo en realidad solo existía un dios Baal. Estos centros de culto a Baal eran reiteradamente  nombrados en la Biblia como “Lugares Altos”. En estos templos de Baal servían prostitutos y prostitutas mientras que los sacerdotes oficiaban el culto. Cerca de los altares fuera de los santuarios había columnas de piedra, postes sagrados (que representaban a la diosa Asera) y estantes de incienso. Tanto las columnas sagradas como los postes sagrados eran símbolos sexuales (Falos). Otra vez descubrimos en este tema la prostitución idolátrica, que tiene su origen en Babilonia.
Templo de Baal de la ciudad de Palmira (Siria) cerca de la frontera con Irak. Puede apreciarse el templete de los sacrificios en el “Lugar Alto”, sobre la colina.

La correspondencia entre deidades cananeas – babilónicas y sus respectivos cultos es la siguiente:
               Deidades Cananeas                 Deidades Babilónicas
               Ël o IL                                                                  Anu
                   Astoret                                                                Isthar

                     Baal                                                                    Tamuz
            
Nombres de personas que reverencian a Baal
Nombres que reverencia a Baal, como ser:
  • Aníbal, nombre fenicio que significa  “gracia de Baal”
  •  Baala, que pertenece a Baal.
  •  Asdrúbal, fenicio significa protegido por Baal.
  •  Bael, Baal.
  •  Baltasar, “Belshazzar”, protegido por Baal.
  •  Beltis (Baaltis) otro nombre de Anat. Es el complemento femenino de Baal.

El culto a Asera

Otros dos dioses a los que se rendía culto en Canaán que son nombrados en la Biblia.
Moloc[31]: Deidad cananea no del todo identificada a la cual se le daban sacrificios humanos, preferentemente niños a los que se quemaba vivos.
Extraído de Wikipedia[32]: Generalmente Moloch es representado como una figura humana con cabeza de carnero o becerro, sentado en un trono y con una corona u otro distintivo de realeza, como un báculo. Los sacrificios preferidos por Moloch eran los niños. El sacrificio ritual de niños era común en los pueblos de Oriente Medio, entre ellos los hebreos y los púnicos. El rito consistía en el sacrificio, por cremación, de un hijo recién nacido en perfectas condiciones. En los templos en los que se rendía culto a Moloch se encontraba una enorme estatua de bronce del dios. Dicha estatua estaba hueca, y la figura de Moloch tenía la boca abierta y los brazos extendidos, con las manos juntas y las palmas hacia arriba, dispuesto a recibir el holocausto. Dentro de la estatua se encendía un fuego que se alimentaba continuamente durante el holocausto. En ocasiones los brazos estaban articulados, de manera que los niños que servían de sacrificio se depositaban en las manos de la estatua, que por medio de unas cadenas se levantaban hasta la boca, introduciendo a la víctima dentro del vientre incandescente del dios[33].
Plutarco[34] relata en su obra De Superstitiones:
Antes de que la estatua fuese llenada se inundaba la zona con un fuerte ruido de flautas y tambores, de modo que los gritos y lamentos no alcanzaban los oídos de la multitud.
Diodoro Sículo[35] escribió:
Había en la ciudad una imagen de bronce de Cronos con las manos extendidas, las palmas hacia arriba y cada niño que era colocado en ellas era subido y caía por la boca abierta dentro del fuego.

Menciones de Moloc en la Biblia
  1. Levítico 18.21 (como Mólek, Moloc)
  1. Levítico 20.2 y 5 (como Mólek, Moloc)
  2. Deuteronomio 12.31 (no menciona el nombre)
  3. Deuteronomio 18.10 (no menciona el nombre)
  4. 1 Reyes 11.6-7 (como Milkom)
  5. 1 Reyes 11.33 (como Milkom)
  6. 2 Reyes 16.3 (no menciona el nombre)
  7. 2 Reyes 17.17 (no menciona el nombre)
  8. 2 Reyes 21.6 (no menciona el nombre)
  9. Jeremías 7.31 (no menciona el nombre)
  10. Jeremías 19.5 (en su lugar aparece Baal)
  11. Ezequiel 16.20 (no menciona el nombre)
  12. Sofonías 1.5 (como Milkom)
Quemos[36]: Principal dios adorado por los moabitas (1 965 R. 11:7, 33; 2 R. 23:13; Jer.
48:7, 13), quienes, por ello, reciben el nombre de “pueblo de Quemos” (Nm.
21:29; Jer. 48:46).  Los Moabitas atribuyeron todas las victorias a la ayuda de este dios y todas las derrotas a su ira.  Ocasionalmente se le ofrecían sacrificios humanos (2 R. 3:27).  Desde los días de Salomón hasta los de Josías fue adorado en Judá (1 R. 11:7; 2 R. 23:13).  La mención de Quemos en el mensaje de Jefté (Jue. 11:24) implica que los amonitas también lo adoraban.
Hay un paralelismo entre los dioses Cronos griego, el moabita Quemos y el misterioso Moloc cananeo: En sus cultos, se le entregaban niños que morían en las llamas.


Apéndice
El Creciente Fértil o Media Luna Fértil es una región histórica que se corresponde con parte de los territorios del Antiguo Egipto, el Levante mediterráneo, Mesopotamia y Persia.
Anatolia: Actual Turquía
Media y Elam: Actual Irán
Asiria y Mesopotamia: Actual Irak
Image

Representación del dios Pez (Dagón) fenicio.
  
Image

Levante mediterráneo



Baal (Extraído de: http://www.wikicristiano.org/diccionario-biblico)

Hebreo: Baal[37], “señor [amo]“, “dueño [propietario, poseedor]“, “esposo”.
Término que en el texto hebreo de la Biblia (nuestras traducciones no lo reflejan) se usa para señalar al propietario de casas (Jue. 19:22), campos (Job 31:39), bueyes (Ex. 21:28), riquezas (Ec. 5:13), una mujer (Ex. 21:3), un lugar (Jue. 9:2), etc. 
Dios semítico.  Baal fue:
a. El nombre para un dios local en el sentido de “señor” (como en Baal-gad, Baal-peor, Baal-hermón).
b. El nombre de un dios cananeo de la tormenta y del trueno.  Estos creían que los baales vivían en lugares o casas santas (como árboles, cumbres de montes y rocas, manantiales), y hablaban de cada uno de esos dioses locales como el Baal, el “señor”.  El AT los menciona a menudo, donde Baal aparece en su forma plural: baales (Jue. 2:11; 3:7; 8:33; etc.).  Fueron considerados deidades naturales que cuidaban de la vegetación y del aumento de los rebaños y del ganado.  Por lo general, cuando aparece en singular y con artículo, se refiere al principal dios nacional de los cananeos. En los textos de Ras Shamra* a veces se aplica la palabraBaal a un dios como dueño de lugares y santuarios específicos, pero más generalmente es el nombre del más exaltado de todas las deidades.  Su enaltecimiento a la cabeza del panteón cananeo aparece en una época más bien tardía, puesto que El había tenido la preeminencia mucho tiempo antes y a Dagón se le había dedicado un templo antes de construirse uno para Baal.  Pero cuando éste surgió como triunfador en la lucha por la supremacía entre los dioses, mantuvo esa posición por muchos siglos.  Fue el dios de las tormentas y, por tanto, se lo identificó frecuentemente con Adad (Hadad).  Como se le atribuían las tormentosas lluvias del invierno, se lo tenía por responsable de la fertilidad del país. 
La adoración a Baal, universal en Siria y Palestina, tuvo gran atractivo para los israelitas.  Repetidamente reincidieron en ella desde que entraron en la tierra de Canaán, hasta que fueron llevados en cautiverio.  La 1a vez que se menciona aBaal en la historia de Israel es poco después de la muerte de Moisés, cuando  los hebreos acamparon en los campos de Moab, cerca de un lugar alto dedicado al dios (Nm. 22:41, “Bamot-baal”).  Los dioses que  entonces adoraron los israelitas (Nm. 25:2)  quizás incluyeran a Baal.  Fue adorado nuevamente en tiempos de los jueces (Jue. 2:13;  6:28-32) y frecuentemente en tiempos de los reyes de Judá e Israel.  Casi sustituyó a Yahweh en el reino de Israel en los días de Acab, cuando Jezabel, la obstinada esposa fenicia del rey, intentó establecer la religión del dios como la única legal.  Es bien conocida la historia de la lucha de Elías contra este culto y su enfrentamiento y desafío a los sacerdotes de Baal sobre el monte Carmelo (1 R. 16:31-33; 18:17-40).  Pero esta victoria para Yahweh fue de corta duración.  Inclusive el terrible aplastamiento de ese culto idolátrico por el rey Jehú al ascender al trono (2 R. 10:18-28) constituyó sólo una reforma temporaria.
La adoración a Baal en el reino del norte está bien documentada.  Entre los muchos nombres personales de ciudadanos de ese reino, hay varios formados con el vocablo Baal: Abibaal, “Baal es mi padre”; Baalzamar,  “Baal canta”; Baalazakar, “Baal recuerda (?)”; BaalmaanT, “Baal es mi respuesta”;  Meribaal, “mi señor es Baal” (si el nombre es arameo); y Baala.  Esto demuestra que hubo muchos seguidores de Baal entre los que  vivieron después del reinado de Acab.
En el reino de Judá, el culto a Baal fue introducido por Atalía, la malvada hija de Acab y Jezabel, y estimulado especialmente por  Acaz quien hizo imágenes a los baales (2 Cr. 28:2).  Estas fueron quitadas por su buen hijo Ezequías, pero los altares al dios fueron levantados nuevamente por Manasés, el siguiente rey (2 R. 21:3).  A su vez, el buen rey Josías destruyó los utensilios que se habían usado en ese culto pagano (23:4, 5).  La adoración a Baal fue una de las principales causas del cautiverio de Judá (Jer. 19:5).
Con frecuencia Baal está asociado con la diosa Astarot (Jue. 2:13), y en los lugares altos dedicados al dios a menudo se encontraba una imagen de Asera (Jue. 6:30; 1 R. 16:32, 33), su contraparte femenina.

Biblia Hebraica Stuttgartensia o BHS

La Biblia Hebraica Stuttgartensia o BHS, es una edición del Texto Masorético[38] de la Biblia Hebrea (como se conserva en el Códice de Leningrado[39]) más el complemento de las notas de masora[40] y crítica de textos. It is published by the Deutsche Bibelgesellschaft ( German Bible Society ) in Stuttgart . Se estima que para el 2015 saldrá la edición que adiciona los hallazgos de Qumrán. Es una  publicación de la Deutsche Bibelgesellschaft (Alemania Bible Society) en Stuttgart, Alemania.


Bibliografía

Concordancia y diccionario Hebreo Strongs
Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe

Biblias
 Hebraica Stuttgartensia.
Textual.
Peshitta.

De Superstitiones, de Plutarco.

¿La Pascua Florida o la Pascua de Dios? Página 1.
Publicada por la Iglesia de Dios Eterna, EE.UU. Traducción: David Sainoz. Disponible en PDF en Internet:http://www.eternalcog.org/espanol/ecoglibrary/pdf/La%20Pascua%20Florida%20o%20la%20Pascua%20del%20Senor.pdf 

Cultura del Indo

[1] En el Diccionario Hebreo Strong’s, Canaan # 3667, recibe el significado de “mercader”, “traficante”. «Cananeo» [Kna`aniy (ken-ah-an-ee')] llega a ser símbolo de «mercader», (ver Prov. 31:24 y Job 41:6).
[2] Ver Apéndice
[3] Ver Apéndice
[4] El nombre Palestina deriva de Philistea (Filistea) y abarca la antigua Tierra Santa y la nación moderna de Israel. Pero no es el nombre original de la región. Los Romanos asignaron ese nombre como en el segundo siglo D.C. tras la sublevación Judía contra Roma del 132 – 135  D.C. El Emperador Romano Adriano castigó a los judíos sobrevivientes y  renombró a Jerusalén con su nombre y como el dios Júpiter Capitolinos—Aelia Capitolinam en un intento de “Borrar” de la memoria el nombre de Israel. Algunos historiadores dicen que en este periodo de tiempo fue posiblemente cuando los romanos le dieron el nombre a Judea de Palestina. Otros creen que el cambio ocurrió más o menos como un siglo más tarde, después que Constantino estableció la parte del este, o la parte Bizantina del Imperio Romano.
[5] Una cosmovisión es el conjunto de mitos a través de los cuales las distintas culturas explican los hechos y orígenes de la creación.
[6] Si bien el relato de la cosmología bíblica fue redactada en el 1.400 c.a.C. el libro oral se pierde en los albores de los tiempos.
[7] La Peshitta define a Ël  como la más antigua referencia conocida de la deidad, común a todos los pueblos semíticos. Página 1459, Tabla de nombres en arameo.
[8] Anu era el nombre de una deidad en la mitología mesopotámica y mitología sumeria, descrito como el dios del cielo.
[9] Perteneciente o relativo al falo.
[10] No confundir con el Dagón fenicio o de los “Pueblos de Mar” (dag en hebreo antiguo es pez, tenemos entonces “dios Pez”).
[11] Hebreos en el concepto original de la palabra: Gente del otro lado del río Éufrates.
[12] Página 1289.
[13]  La Biblia  Hebraica Stuttgartensia (BHS) es una edición del Texto Masorético de la Biblia Hebrea del Códice de Leningrado, complementado con notas de masora y crítica de textos.It is published by the Deutsche Bibelgesellschaft ( German Bible Society ) in Stuttgart . Es publicado por la Deutsche Bibelgesellschaft ( Alemania Bible Society ) en Stuttgart . Ver apéndice.
[14] Otro ejemplo de superlativo: el Cantar de los Cantares.
[15] Página 1289.
[16] El uso de mayúsculas y minúsculas par esta palabra es propio de nuestros idiomas ,ya que en hebreo siempre se escribe con minúsculas.
[17] Ejerzan, el plural se está refiriendo a un número no especificado de personas, por lo tanto aquí hombre es un sustantivo común (genérico) y no un nombre propio, de acuerdo a lo ya visto en el capítulo I.
[18] Prehistórico, es decir anterior al tiempo histórico (tiempo histórico: donde los hechos están documentados)
[19] Ver más información sobre Asera en Apéndice.
[20] Becerros: Los cananeos adoraban a Baal, representado como un becerro. Los egipcios veneraban al Buey Apis como dios de la fertilidad. En Éxodo 32.5, Aarón fabrica un ídolo de oro con forma de Becerro.
[21] Este es el Baal, dios de las lluvias, que El Señor humilla por medio de Elías decretando una sequía de más de 3 años en 1°de Reyes capitulo 18.
[22] Haddad (Ugarítico Haddu) es un dios del trueno y la lluvia que hace crecer las plantas o las destruye, en la mitología asiria y aramea. Es hijo de Anu. Está emparentado en nombre y origen con el dios acadio Adad. A menudo se le llama simplemente Baal (Señor), pero este título también se le da a otros dioses.
[23] Anacronismo
[24] Precolombinos: Es decir los nativos americanos anteriores a la llegada de Crisóforo Colombo (Colón) a América.
[25] Esposa- hermana de Baal. Anat o Anut, además de ser una deidad de la fertilidad, era una joven e impetuosa diosa de la guerra a la que se relacionó también con la Atenea griega y la diosa egipcia Hator[]
[26] Ver en Apéndice cap. 9 más datos sobre Baal.
[27] El solsticio de invierno corresponde al instante en que la posición del Sol en el cielo se encuentra a la mayor distancia angular negativa del ecuador celeste.Dependiendo de la correspondencia con el calendario, el evento del solsticio de invierno tiene lugar entre el 20 de diciembre y el 23 de diciembre todos los años en el hemisferio norte, y entre el 20 de junio y el 23 de junio en el hemisferio sur.  El solsticio de invierno se puede calcular con exactitud. Aunque en teoría el solsticio de invierno solo dura un instante, este término también se usa normalmente para referirse a las 24 horas del día en que tiene lugar. De hecho el festejo de la “Navidad” corresponde a esta fiesta pagana del Solsticio de Invierno correspondiente al renacimiento de Tamuz/Baal/ y similares y fue “sincretizada” por la Iglesia de Roma como estrategia para “Convertir” a los paganos.
[28] Algunos estudiosos creen que la palabra carnaval hace referencia a las fiestas en honor dios Baal (carna-baal) en una fiesta de donde todo vale.
[29] Baal-berit señor del pacto.
[30] Metonimia Figura consistente en designar una cosa con el nombre de otra con la que guarda una relación de causa a efecto. Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe

[33] De Superstitiones, página 171, de Plutarco.
[34] Historiador y ensayista griego nacido en Beocia (Grecia) que vivió en el siglo I.
[35] Diodoro Sículo o de Sicilia, historiador griego del siglo I a.C.
[38] Los masoretas  era eruditos judíos que sucedieron a los escribas en el trabajo de hacer las copias de las Sagradas Escrituras.
[39] El Códice de Leningrado es uno de los más antiguos manuscritos del texto masorético de la Biblia Hebrea y la copia completa más antigua disponible. Fue escrito en pergamino y está fechado en el año 1008. El texto bíblico encontrado en el códice, contiene en letra hebraica, las notas masoréticas y  las marcas vocálicas Niqud, en el Hebreo antiguo solo había consonantes, hasta que en el siglo VII la escuela  de  Aarón ben Moses ben Asher instrumentó la colocación de puntos junto a las consonantes para representar las vocales.
[40] El término masora significa “tradición” designa la compilación de las notas hechas sobre el texto bíblico por los rabinos en los márgenes superior e inferior.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.