“El Soplo de Dios”. Sobre un sermón del Pastor Chad.

Culto sábado 27 Jul. 2013-07-28
El culto central del sábado fue ministrado por el pastor Chad con la asistencia y traducción del pastor  Meny Escobar.


A.     Introducción

El pastor Chad inició su disertación afirmando que:

1.       “Cuando hay corazones hambrientos de Dios, la Presencia del Señor desciende con Poder”

Jesús mismo instaba a los discípulos y al pueblo a estar atentos (para “ver” y oír”) lo que Dios dice[1], por lo tanto la actitud que tengamos en el culto son determinantes para nosotros: Si estamos en una posición expectante, atentos  a lo que Dios va a hacer y a decir a través del ministro, sin dudas recibiremos mucha bendición durante la ministración.

La recomendación del Maestro está indicando que la Voluntad del Señor siempre es el tocar a la congregación con el soplo de Su Espíritu Santo y que está en nosotros el prepararnos adecuadamente para recibir ese maravilloso “Toque refrescante de Dios”.
La ministración del Espíritu Santo nos da convicción de pecado, de aquello que nos contamina y enferma en espíritu, cuerpo y alma. El Espíritu Santo nos lleva al arrepentimiento y a “enderezar” nuestros pasos el “Camino de la Salvación”.

El pastor Chad nos contó que hace algunos años atrás, en la ciudad de Los Ángeles –California, EE.UU.- el gobierno, preocupado por el alto grado de contaminación ambiental (smog) que cubría como un oscuro manto a la ciudad- convoco a un prestigioso grupo de ambientalistas y científicos para que realicen un importante (y costoso) estudio para analizar la manera de “quitar” esa contaminación. Cuando finalmente los científicos terminaron de hacer su trabajo, el presidente de la comisión investigadora citó a las autoridades gubernamentales y a toda la prensa para anunciar los resultados de la investigación. Fue un momento duro, porque la conclusión a la que llegaron estos profesionales era que no podían hacer absolutamente nada para sanar la ciudad, ellos entendieron que la única posibilidad que había (y que no dependía de ellos) era que “Un viento recio soplara del desierto y arrastrara toda la polución de la ciudad en dirección al océano pacífico”.

2.     Cuando hay corazones hambrientos de Dios, Él nos trae resurrección

El Soplo de Dios renueva las esperanzas, los sueños, resucita ministerios, matrimonios, relaciones muertas.

El valle de los huesos secos

37  La mano de Jehová vino sobre mí, y me llevó en el Espíritu de Jehová, y me puso en medio de un valle que estaba lleno de huesos.
Y me hizo pasar cerca de ellos por todo en derredor; y he aquí que eran muchísimos sobre la faz del campo, y por cierto secos en gran manera.
Y me dijo: Hijo de hombre, ¿vivirán estos huesos? Y dije: Señor Jehová, tú lo sabes.
Me dijo entonces: Profetiza sobre estos huesos, y diles: Huesos secos, oíd palabra de Jehová.
Así ha dicho Jehová el Señor a estos huesos: He aquí, yo hago entrar espíritu en vosotros, y viviréis.
Y pondré tendones sobre vosotros, y haré subir sobre vosotros carne, y os cubriré de piel, y pondré en vosotros espíritu, y viviréis; y sabréis que yo soy Jehová.
Profeticé, pues, como me fue mandado; y hubo un ruido mientras yo profetizaba, y he aquí un temblor; y los huesos se juntaron cada hueso con su hueso.
Y miré, y he aquí tendones sobre ellos, y la carne subió, y la piel cubrió por encima de ellos; pero no había en ellos espíritu.
Y me dijo: Profetiza al espíritu, profetiza, hijo de hombre, y di al espíritu: Así ha dicho Jehová el Señor: Espíritu, ven de los cuatro vientos, y sopla sobre estos muertos, y vivirán.
10 Y profeticé como me había mandado, y entró espíritu en ellos, y vivieron, y estuvieron sobre sus pies; un ejército grande en extremo.
Ezequiel 37.1 – 10 RV 60


El profeta Ezequiel estando en la Presencia de Dios recibió poder para profetizar (declarar) sobre los huesos secos y Dios respaldó su declaración haciendo una obra de resurrección. Así el Señor nos enseña que a partir de buscar y estar en su Presencia recibiremos poder y discernimiento de cómo orar, que declarar para nuestra vida, ministerio, familia, Nación. El Señor nos llama a buscarlo para llenarnos de unción y poder para transformar lo que está seco y muerto en algo vivo y bendecido.


B.     El “Viento Recio” es el Espíritu Santo

El pastor Chad estableció un doble paralelismo:

         1.       Entre esta situación de la ciudad de Los Ángeles y la nuestra sociedad actual:
El Soplo de Dios tiene el poder transformador para llevarse toda contaminación de nuestras vidas. Lo que necesita nuestra Nación, ciudad, barrio y familia es que El Señor sople y se lleve toda la polución: La violencia, la inseguridad, la marginalidad, la droga, la corrupción, etc. Nuestra Nación necesita el “Toque de Dios” que transforma todo para bien.

“Todos nosotros necesitamos un “Viento Recio” como el que soplo en el Pentecostés" [2]

La impartición del Espíritu transformó a esos ciento veinte creyentes de una manera asombrosa:

a.       El Soplo de Dios transformó su temor y timidez en valentía y arrojo para predicar a todos.
b.      El Soplo de Dios quitó sus limitaciones y les dio dones para predicar a cada cual en su propia lengua. Pedro a pesar de ser un hombre limitado dio un mensaje lleno del Poder de Dios y tres mil se convirtieron en un solo culto.
Ese viento del Pentecostés arrasó con todo lo que no servía de la congregación del “Aposento Alto”, se llevo la religiosidad  y los llenó de unción y poder de Dios para revolucionar a toda la ciudad de Jerusalén, un verdadero “Avivamiento” que dio nacimiento a la Iglesia Primitiva.

Así también nosotros hoy oremos y clamemos por para ser tocados, transformados y podamos de esta manera revolucionar nuestra familia, nuestro barrio y la ciudad, para que seamos la Luz y la Sal de nuestra Nación!!


        2.       Ezequiel 37 y nuestra necesidad de “renovación”:
El Soplo de Dios tiene el poder de resucitar todo aquello que está como “muerto” los familiares que aún no conocen a Cristo y viven sin esperanza, alegría, paz etc…nosotros mismos, que necesitamos ser fortalecidos para declarar con poder sobre aquellos sueños que Dios nos dio y que aún están postergados.



C.     Conclusiones

  1.  En todo de acuerdo con lo predicado por el pastor Claudio el sábado 20 de julio, esta transformación viene cuando nosotros buscamos la Presencia de Dios, ya sea en la intimidad de nuestra casa (tanto en la oración privada como en la familiar) o en el culto, donde lo hacemos de manera corporativa. Por eso la recomendación de Jesús: “El que tenga oídos para oír y ojos para ver”. “Siempre debemos estar atentos y predispuestos a ser tocados por el Espíritu Santo”
  2.  Dios siempre está listo para darnos un “Toque refrescante”, nosotros debemos corresponderle con una actitud expectante. La actitud que Dios espera es de “Hambre por más de Él”
  3.                  Dios nos quiere dar la victoria en todas las áreas: Darnos la victoria sobre las drogas, el alcohol, el área sexual, y en todos los aspectos de nuestra vida.
  4.                         Dios nos quiere dar la unción para impactar de manera positiva en la sociedad.







[1] Marcos 4.9 – 7.16; Mateo 13.16, 43; Lucas 8.8 – 9.44 – 14.35
[2] Hechos  2.2-4

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.