El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

Sobre una enseñanza del Pastor Daniel Curra[1].


1.   Texto


1. Subió Najás el ammonita, y acampó contra Yabés de Galaad. Y todos los de Yabés dijeron a Najás. «Ponnos condiciones y te serviremos.»

2. Dijo Najás el ammonita: «Estas son mis condiciones: saltar a todos el ojo derecho y quedará en ridículo todo Israel.» I Samuel, 11. Biblia de Jerusalén[1]

2.   El trasfondo histórico[2]

El pueblo de Israel, a pesar de haber estrenado un gobierno monárquico, en el fondo todavía no tenía una conciencia”Nacional” tal cual la concebimos hoy. Hasta el ungimiento de Saúl, el país estaba dividido en tribus, cada una con su organización. De la lectura del libro de los Jueces se desprende que estas tribus se unían frente a amenazas grandes, que sobrevenían siempre como consecuencia de que Israel se había desentendido de la Ley del Señor. En esos tiempos angustiosos el pueblo se arrepentía y clamaba a Dios, quien celoso de su pueblo levantaba un líder carismático, que organizaba a las tribus y las guiaba en la guerra de liberación. Israel prosperaba, se olvidaba de Dios, pecaba y nuevamente se levantaba otro enemigo que los oprimía. Israel se arrepentía y clamaba a Dios quien volvía a liberarlo y así transcurre todo el libro. Finalmente las amenazas de tres pueblos de manera insistente y a veces al mismo tiempo hicieron necesaria una identidad Nacional con un gobierno centralizado, surgiendo así  la monarquía en Israel. En los tiempos de Saúl estos eran los pueblos enemigos:


          I.          Los Filisteos por el norte y el este. (Hoy Palestina)
        II.          Los Amonitas por el oeste (Hoy Jordania)
      III.          Los Amalecitas por el sur

Saúl fue un Rey guerrero, su gestión no consistió organizar el Estado, sino que su tipo de gobierno fue un punto intermedio entre Jueces y la Monarquía[3].

Los amonitas habían sido derrotados por Jefté (Jueces 11) noventas años atrás, pero ahora se levanta un nuevo rey, Nahás que juntando un poderoso ejército quiere recuperar los territorios del oeste del Jordán perdidos frente a los israelitas. Los de Jabes de Galad no confiaban mucho en que los israelitas “Del otro lado del Jordán” pudieran ayudarlos mucho, ya que estaban muy ocupados repeliendo los constantes ataques de los filisteos[4]. En el siguiente mapa[5] se puede ver la disposición de las doce tribus.


1.    Dijo Najás el ammonita: «Estas son mis condiciones: saltar a todos el ojo derecho y quedará en ridículo todo Israel.» El Rey Najás es un tipo de Satanás, de hecho su nombre (la RV 60 lo traduce Nahas) esto es lo que dice el diccionario strong #5176 Serpiente, por su siseo, susurrar, hablar conjuros mágicos (# 5172).
Era común en aquellos tiempos que los reyes vencedores mutilaran[6] a los príncipes del pueblo vencido, como una muestra de poder y para sembrar terror, a fin de que nadie tenga la idea de querer sublevarse. Lo particular de Nahás, es que él quería dejar tuertos a todos los hombres de Jabes de Galaad. Esto tenía un triple objetivo:
a.    Aterrorizar a todo Israel.
b.    Asegurarse de que nunca los de Jabes pudieran sacarse el yugo amonita: Al sacarles el ojo derecho los inutilizaba para la guerra, un hombre diestro sin su ojo derecho no podía disparar flechas, ni arrojar lanzas ni utilizar apropiadamente  el escudo en la batalla.
c.     Asegurarse de que la perdida solo los limite en lo militar pero no en lo productivo, para que puedan trabajar como esclavos para él.

3.   La enseñanza para nuestros días

Satanás, al igual que Najas en los días de la historia, quiere ganar esclavos, por eso solo nos pide que le entreguemos nuestro ojo derecho, mirando pornografía, violencia y todo lo que alimente nuestra carne, debilitando nuestro espíritu alejándonos cada ves más de Dios, hasta que nos perdamos para siempre.

Las obras de la carne y el fruto del Espíritu

16 Digo, pues: Andad en el Espíritu, y no satisfagáis los deseos de la carne.
17 Porque el deseo de la carne es contra el Espíritu, y el del Espíritu es contra la carne; y éstos se oponen entre sí, para que no hagáis lo que quisiereis.
18 Pero si sois guiados por el Espíritu, no estáis bajo la ley.
19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,
20 idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías,
21 envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Galatas 5.19 – 21 NVI.
Satanás quiere conquistarnos para esclavizarnos y inutilizarnos para ofender al Padre tocando a Su Iglesia

¿Qué estamos viendo en la Tv o Internet?

 

Por esto hermanos, pongamos los ojos en Jesús:

12  Por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante,
puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual por el gozo puesto delante de él sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12.1 – 2, RV 60
  




[2] Historia de Israel, de Siegfried Herrmann. Pag 173 – 174 Ed.Sigueme.
[3] La Monarquía adquiere peso como tal a partir del Rey David.
[4] Comentario de Jamieson, Fausset & Brown, pag. 229
[5] http://www.yo-soy.com.ar/images/Recursos-Cristianos/Mapas/Distribucion%20de%20las%20Tribus%20de%20Israel.JPG
[6] 2. Jueces 1:6: Mas Adoni-bezec huyó; y le siguieron y le prendieron, y le cortaron losPULGARES de las manos y de los pies. 
3. Jueces 1:7: Entonces dijo Adoni-bezec: Setenta reyes, cortados los PULGARES de sus manos y de sus pies, recogían las migajas debajo de mi mesa; como yo hice, así me ha pagado Dios. Y le llevaron a Jerusalén, donde murió. 

Comentarios

Publicar un comentario

Deje aquí su comentario, gracias!

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.