Formadas como piedras preciosas. By Pastora Adriana Ripoll


Presentación del encuentro de mujeres

Mujeres, en estos días estudiaremos usando como referencia el reino mineral; la forma o manera en que Dios nos enseña y cambia. Esto él lo hace por medio de la presión, la temperatura extrema y finalmente por el pulido a través de su mano de amoroso diseñador.

Utilizaremos esas piedras preciosas que estaban alojadas en el adorno pectoral del sumo sacerdote, las cuales representaban primeramente las doce tribus de Israel. También pueden relacionarse estas gemas con la representación, en el Antiguo Testamento, de los doce apóstoles seguidores y testigos de la obra de Cristo en la Tierra, los cuales se conocerían más adelante y quedarían plasmados sus nombres en las Santas Escrituras.

Piedras de ónice, y piedras de engaste para el efod y para el pectoral. Éxodo 25:7. RV 1960

Y las piedras serán según los nombres de los hijos de Israel, doce según sus nombres; como grabaduras de sello cada una con su nombre, serán según las doce tribus de Israel. Éxodo 39.14 RV60

Las vestiduras que harán son estas: el pectoral, el efod, el manto, la túnica bordada, la mitra y el cinturón. Hagan, pues, las vestiduras sagradas para Aarón tu hermano, y para sus hijos, para que sean mis sacerdotes. Éxodo 28:4. VRV 1960

Los príncipes trajeron piedras de ónice, y las piedras de los engastes para el efod y el pectoral, Éxodo 35:27. Versión RV 1960

Hizo también el pectoral de obra primorosa como la obra del efod, de oro, azul, púrpura, carmesí y lino torcido. Éxodo 39:8. Versión RV 1960


El Señor es el que respalda su palabra escrita, él se manifiesta a través de su creación, la cual nos habla y demuestra toda la Gloria del Creador.  
Si trazamos una línea del tiempo, podemos ver la manera en que el Todopoderoso ha conducido los acontecimientos del Universo y especialmente de la Tierra, para que se manifieste con poder el propósito perfecto que él tiene para con su Hijo Unigénito. Esto es hacerlo Señor de señores, Rey de reyes y Salvador de todos los que en él creen. Significa esto que seguir a Jesús poniendo nuestra fe en él, sabiendo que dio su vida por nosotros y resucitó al tercer día, nos hace recibir el regalo más preciado de nuestro Dios, la vida eterna.

Una vez que reconocemos nuestra fe en el Cristo, comienza una metamorfosis en nosotras, tal cual ocurre en el reino mineral. Las rocas sufren transformaciones, en lo más profundo de la Tierra sujetas a presiones descomunales, temperaturas por demás agobiantes y quebrantamientos verdaderamente explosivos. Podemos entender que este lugar que estamos describiendo es el mundo o nuestra vida apenas hemos conocido al Señor, luego de un tiempo de transformación dejamos de ser esas piedras sin forma y ningún valor para ser convertidas por Dios en gemas de un alto valor y belleza. Una vez ocurrido esto es posible que el ámbito que nos rodea nada tenga que ver con nosotras y comience a rechazarnos. Tal vez seamos expulsadas como por la erupción de un volcán, trayéndonos esto primeramente desorientación y dolor, pero luego que nuestros ojos se acostumbran a la luz comenzamos a disfrutar de la verdadera vida libre y con esperanzas en nuestro Creador.

Mujeres, debemos recordar y atesorar en nuestros corazones que nuestro Dios utiliza lo común y por medio de un proceso de metamorfosis lo transforma en algo precioso y extraordinario. Tal es el caso del carbón mineral que de ser una piedra común casi sin valor ni belleza, en las manos del Señor con la temperatura exacta y la presión adecuada se transforma en un precioso diamante de una hermosura y cotización inigualable. Dejemos que El Creador comience o termine la metamorfosis en cada una de nosotras y seamos como las rocas que de ser amorfas y sin valor pasaron a adornar el pecho del Sumo Sacerdote como piedras preciosas y de un valor incomparable.


Dios las bendiga y las fortalezca para seguir el camino del Rey de reyes y Señor de señores.

Pastora Adriana Ripoll


Iglesia Hay Vida en Jesús, Vicente López, Buenos Aires, Argentina.
www.facebook.com/hayvidaenjesus?fref=ts

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.