Justificados por Cristo. By Pastor Osvaldo Ripoll


Es excelente poder dedicar tiempo de estudio y crecimiento edificando sobre las bases de nuestra fe. Es de suma importancia comprender e incorporar a nuestra vida cristiana el incalculable valor del sacrificio de Cristo en la cruz del calvario y el eterno beneficio del cual disfrutamos, sin merecerlo, gracias a su entrega al perfecto plan de Dios.

Veamos en estas líneas la justificación que hemos obtenido por medio de la muerte del cordero perfecto y sin mancha, el cual es  Jesucristo nuestro Señor y Salvador, al cual debemos toda gloria; quien aún hoy continua intercediendo por nosotros en la misma presencia del Padre.

Primeramente tomemos una muy clara definición de lo que significa justificar en el lenguaje legal del derecho. Justificar: Absolver, declarar justo, o pronunciar sentencia favorable de aceptación hacia el acusado. Pasemos esto al leguaje común y claro con el cual nos manejamos diariamente, el culpable comparece ante Dios (el juez justo) y en vez de recibir una sentencia correspondiente a sus delitos, es absuelto, libre de toda condenación y declarado justo.

Este es el momento de aclarar el significado de la palabra justo, veamos: (Del lat. iustus). Que obra según justicia y razón. Arreglado a justicia y razón. Que vive según la ley de Dios.
Entonces, luego de estas definiciones podemos llegar a la conclusión que El Juez Justo (Dios) nos declara, a pesar de ser culpables, inocentes porque vivimos según su ley… Esto sucede porque alguien pagó la condena por nosotros. ¿Quién cumplió la sentencia?, el famoso cordero expiatorio, esto significa claramente que un inocente paga la condena por un culpable el cual queda absuelto y limpio de todo prontuario. Luego de aprender y comprender esto… 

¿Nos quedan ganas de seguir practicando el pecado y de esta manera pisotear el sacrifico de Cristo en la cruz?

La manera de obtener estos invalorables beneficios, es muy simple, esto se produce a través de la fe. ¿Qué es la fe que salva?, simplemente creer que El Cristo siendo inocente , sin mancha y sin pecado, murió y pagó la condena que nosotros merecemos por darle la espalda al Creador y Padre de cada uno de nosotros. El cual es el dueño de todas las cosas que disfrutamos, esto incluye nuestras vidas… Nosotros sin Dios no somos nada, pero Él sin nosotros sigue siendo Dios.
Pasemos ahora a la palabra del Señor en la carta a los Romanos en el capítulo uno, donde el apóstol Pablo nos da una clara visión de la tremenda desobediencia que produce la soberbia enquistada en el corazón del hombre.

18 Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad; 19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó. 20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa. 21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. 22 Profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. 24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, 25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén. 
Romanos 1: 18 - 25 Versión RV 1960

Los versículos leídos anteriormente nos dan una clara definición de donde estaríamos parados sin la fe en el perfecto sacrificio de Cristo. Pero busquemos juntos ahora en la misma carta uno de los pilares de nuestra salvación.

16 Porque no me averguenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. 17 Porque en el evangelio la justicia de Dios se revela por fe y para fe, como está escrito: Mas el justo por la fe vivirá. 
Romanos 1: 16 – 17 Versión RV 1960

Que palabra magnífica y gratificante para nuestras vidas, de que manera el apóstol se expresa por medio del Espíritu Santo y afirma, y reafirma el poder sobrenatural de la fe.
En esta parte de este escrito quiero compartirles una palabra que le dio sentido a mi vida y a mi fe en Dios. Estas líneas bíblicas hicieron que comprenda que nada importa de lo que ocurre o me rodea, sino que debo ser fiel y constante en mi amor hacia Dios porque él me amó primero; entregando a su Hijo a una muerte cruel para que pague mi condena. ¿Qué puede ser mas importante que reconocer que soy libre porque un inocente pagó por mi?, ¿El dinero será mas importante?, ¿El auto ocupará ese lugar?, ¿Con que visto será crucial en mi vida?, ¿Lo que “logré” con mi esfuerzo lejos de la sabiduría de Dios?, ¿Lo que he logrado bajo el ala de Dios?... Nada es mas importante que reconocer que soy heredero de la vida eterna habiendo sido justificado por el Juez Justo y que mi hermano mayor, Jesucristo, intercede en todo tiempo por mi delante de la presencia del Padre, librándome de la condenación eterna al lloro y crujir de dientes.

Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo; por quien también tenemos entrada por la fe a esta gracia en la cual estamos firmes, y nos gloriamos en la esperanza de la gloria de Dios. Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza; y la esperanza no averguenza; porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos fue dado. Porque Cristo, cuando aún éramos débiles, a su tiempo murió por los impíos. Ciertamente, apenas morirá alguno por un justo; con todo, pudiera ser que alguno osara morir por el bueno. Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros. Pues mucho más, estando ya justificados en su sangre, por él seremos salvos de la ira. 10 Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, estando reconciliados, seremos salvos por su vida.
 Romanos 5: 1 - 10

¿Se puede agregar algo mas?, creo que lo único que no  podemos dejar de hacer es alabar a Dios en todo tiempo y ser fieles en agradecimiento a su gran misericordia, reconociendo que sin su perdón absoluto, estaríamos lejos de Él inmersos en la oscuridad del príncipe de este mundo.
Los animo a seguir adelante teniendo por seguro que el Dios Todopoderoso el cual nos adoptó como hijos, jamás nos abandonará ni tampoco nos soltará de su mano.


Dios los bendiga

Pastor Osvaldo Ripoll


Iglesia Hay Vida en Jesús, Vicente López, Buenos Aires, Argentina.
www.facebook.com/hayvidaenjesus?fref=ts




Comentarios

  1. Nikmati Bonus Menarik Dari Bolavita Sekarang...
    -Nikmati Bous New member 10%
    -Nikmati Bonus Cashback Hingga 10%
    -Nikmati Juga Bonus jackpot Hingga Ratusan juta Rupiah Setiap harinya...

    Info Lengkap Hubungi:
    WA : 081377055002
    Line : cs_bolavita
    BBM: D8C363CA (NEW)

    TERIMA KASIH ^_^

    ResponderEliminar
  2. Agen Judi Bola Online sabung ayam Aman Dan Terpercaya di Indonesia !!

    Langsung Daftar Di Bolavita Bandar Taruhan Bola Online :
    BBM : D8C363CA (new) / BOLAVITA (Old)
    wechat : bolavita
    line : bolavita
    whatup : 6281377055002
    Email : cs @ bolavita(titik)com
    Live Chat : www .bolavita. org

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Deje aquí su comentario, gracias!

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013