STUDY. El Espíritu Santo en la Escrituras III. By Pastro Osvaldo Ripoll

Otras formas de llamar al del Espiritu Santo en las Escrituras.


Ha llegado el tiempo de recorrer otros nombres con  los cuales, las Santas Escrituras, identifican al Espíritu Santo. Esto haremos antes recordemos que el Espíritu Santo  es llamado así porque es el Espíritu Santo de Dios, quien es tres veces Santo. Su principal obra es la santificación; recordemos que necesitamos un Salvador por dos importantísimas razones, para hacer algo por nosotros y para hacer algo dentro de nosotros. Comprendamos que Jesús nos justificó  al morir por nosotros en la Cruz del Calvario y mediante el Espíritu Santo que vive dentro de nosotros, Dios nos está dando vida y santidad a nuestra alma.
Estudiemos ahora los nombres restantes con los cuales se denomina al Espíritu Santo en los libros de la Biblia.

Espíritu Santo de la Promesa

Se llama de esta manera porque el recibimiento de su poder queda plasmado de manera sobresaliente en el Antiguo Testamento. Es la más elevada prerrogativa[1] de Cristo, el Mesías, la de impartir el Espíritu Santo. Veamos que dice la Palabra de Dios sobre esto.
27 Y pondré dentro de vosotros mi Espíritu, y haré que andéis en mis estatutos, y guardéis mis preceptos, y los pongáis por obra. Ezequiel 36: 27 RV 1960
28 Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones. Joel 2: 28 RV 1960
49 He aquí, yo enviaré la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos vosotros en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto. Lucas 24: 49 RV 1960
14 para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu. Gálatas 3: 14RV 1960



Espíritu de Verdad

Esto es muy simple, veamos, la función de la encarnación del Hijo fue revelar al Padre; por lo tanto la misión del Consolador es la de revelar al Hijo. Es necesario que un “experto” nos explique claramente la obra que fue creada en  su amoroso corazón, este erudito no es más ni menos que el Espíritu Santo. Quien nos testifica que Jesús es el Cristo y nos da convicción y fe para decir que el Mesías murió por nosotros. En conclusión el Espíritu Santo es el intérprete de Jesucristo.



Espíritu de Gracia

El Espíritu Santo provee al hombre de la gracia para arrepentirse de haber negado la existencia de Dios. Imparte el poder  para la santificación y para el servicio al Padre. Sobre este tema la Palabra de Dios es muy clara y determinante veamos.
 29 ¿Cuánto mayor castigo pensáis que merecerá el que pisoteare al Hijo de Dios, y tuviere por inmunda la sangre del pacto en la cual fue santificado, e hiciere afrenta al Espíritu de gracia? Hebreos 10: 29 RV 1960
10 Y derramaré sobre la casa de David, y sobre los moradores de Jerusalén, espíritu de gracia y de oración; y mirarán a mí, a quien traspasaron, y llorarán como se llora por hijo unigénito, afligiéndose por él como quien se aflige por el primogénito. Zacarías 12: 10 RV 1960



Espíritu de Vida

El Espíritu Santo es la persona de la Trinidad cuya función especial es la de creación y preservación de la vida natural y espiritual. ¿Qué dice la Palabra sobre esto?
Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte. Romanos 8: 1 – 2 RV 1960
11 Pero después de tres días y medio entró en ellos el espíritu de vida enviado por Dios, y se levantaron sobre sus pies, y cayó gran temor sobre los que los vieronApocalipsis 11: 11RV 1960



Espíritu de Adopción

En este caso el Espíritu Santo, da la convicción de arrepentimiento y al ser salvos nos transforma en hijos de Dios, con la seguridad dentro de nuestra alma de que somos participantes de la naturaleza divina.
15 Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre! Romanos 8: 15 RV 1960
Que maravilloso es poder recorrer las Santas Escrituras con total libertad y asistidos por el Espíritu Santo el cual nos revela todas las cosas, esto nos permite alejarnos cada día un poco mas de la oscuridad en la cual vivíamos y acercarnos a la luz de la verdad que está en Cristo. Esta luz que permite vernos en el espejo de la Palabra y descubrir las imperfecciones que nos refleja y en oración entregarlas al Padre para ser enseñados y poder avanzar en esa santidad tan necesaria para ver a Dios. Necesitamos leer y meditar la Palabra Escrita de Dios para no ser víctimas de falsas doctrinas de las cuales fuimos ya advertidos por el Espíritu Santo y que ha quedado escrito en los textos Bíblicos.
Agradezco el tiempo que usted le dedica a la lectura de estos humildes estudios y espero de todo corazón que atesore cada enseñanza que el Padre nos ha dejado escrita.


Dios los bendiga y guarde
Pastor Osvaldo Ripoll



[1] Del lat. praerogatīva. Privilegio, gracia o exención que se concede a alguien para que goce de ello, anejo regularmente a una dignidad, empleo o cargo; Atributo de excelencia o dignidad muy honrosa en algo inmaterial.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.