STUDY. Supuestas pruebas del Arca de Noé. By Fabian Massa



A.   Pruebas de la existencia del Arca[1].


Una investigación de Adrian Pablos & Fabian Massa.

1.     Introducción


El Arca de Noé siempre ha despertado un gran interés en la humanidad, tanto para los judíos, islámicos y cristianos como para los no creyentes, dado que la historia del Diluvio Universal y de la salvación de unas pocas personas figura en la creencia de más de quinientos pueblos alrededor del Mundo.

Para los creyentes, las historias bíblicas del Diluvio Universal y el Arca de Noé son absolutamente ciertas. Dios nos da la fe para poder creerlas. Porque sin fe no se podría aceptar casi ningún relato bíblico:

  • Los dos relatos de la Creación (Génesis 1.1 a 2.3 y Génesis 2.4 al final del capitulo 2).
  • El nacimiento virginal de Jesús.
  • La Resucitación y ascensión a los cielos de Cristo.
  • La multiplicación de los panes y los peces 
  • Profecías mesiánicas. Etc..
La comprobación de la historia del Arca y aportar pruebas sobre la veracidad de los relatos bíblicos es una preocupación de los grupos cristianos más radicales, pues creen que de esta manera lograrán que los incrédulos dejen de serlo.

Resumen de supuestos descubrimientos arqueológicos del Arca de Noé.

Expediciones arqueológicas[2]


        I.            Marco Polo (1254 – 1324) escribió en su libro Los Viajes de Marco Polo: En el corazón de los Montes Ararat, hay una montaña con forma de taza donde la tradición dice que reposa el Arca de Noé…

      II.            En 1616 Sir Walter Raleigh[3] en su libro Historia del Mundo, dedica varios capítulos al tema del Arca, ubicando su posible sitio en el Mte Orient.

    III.            En 1829 el Dr. Loro dirigió una campaña en Ararat, que luego describe en su libro Viaje al Ararat, donde destaca que los habitantes de toda la región creían a rajatablas en la existencia del Arca encallada en una de las montañas.
    IV.            En 1876 el historiador James Bryce ascendió al Ararat y encontró un trozo de madera que atribuyó al Arca.

      V.            En 1883 el ministerio Mensajero Profético Británico informó que militares turcos informaron que en ciertas ocasiones habían divisado el Arca.

    VI.            1916, Vladimir Rosskowizky, un explorador ruso, aseguró haber hallado a una altitud de 4 000 msnm en el monte Ararat una embarcación semienterrada bajo el hielo. El Zar Nicolás II de Rusia envió una expedición que ratificó que el hallazgo correspondía al Arca y se extrajeron pruebas que se estimaron como definitivas. La Revolución Soviética y el fin del régimen zarista hicieron que dichas evidencias se perdieran para siempre.

  VII.            Luego de la 2° Guerra Mundial, el ex astronauta James Irwin dirigió dos expediciones al Ararat, pero no consiguió encontrar nada. Ese mismo año, Aaron Smith, decano de la Universidad de la Biblia de los Pueblos (Greensboro, Carolina del Norte –EE.UU) tqampoco tuvo éxito en su expedición.

VIII.            Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos escaladores o exploradores han señalado haber visto o hallado fragmentos del arca en las inmediaciones de la cima del monte Ararat, amén de varios documentales bastante serios acerca del tema que incluyen rastreos satelitales. Las exploraciones han sido limitadas ya que la situación geopolítica de la zona (en especial durante la Guerra Fría) ha impedido la autorización de ascensos por los países que han convergido limítrofemente con la zona del Ararat: Armenia, Irán, Turquía (actual) y la ex-U.R.S.S.).

    IX.            En 1949, una expedición turco-estadounidense, fotografió lo que se conocería a futuro como la Anomalía del Ararat.

      X.            En 1955 surgieron nuevamente noticias acerca de su supuesto descubrimiento cuando un alpinista francés llamado Fernand Navarra aseguró haber observado una estructura de madera a más de 4 000 msnm y que identificó como el Arca de Noé. Adicionalmente, aportó un travesaño de madera negra.
    XI.            En 1965, un aviador turco fotografió lo que él creía se trataba de la huella de una embarcación entre unos campos de hielo en Ararat. Posteriormente se conocería como la anomalía del Ararat. Esta anomalía es una formación geológica inusual que semeja haber sido depositaria del arca, ya que presenta la forma de un navío como actualmente se conocen y cuyas medidas son bastante parecidas a las descritas en la Biblia. Esta anomalía geológica hallada a 4 600 m de altura en el sector iraní fue identificada, a su vez, en 1974 por satélites.

  XII.            El más reciente, ocurrido en 2010, fue de parte de unos investigadores chinos y turcos que aseguraron, en un 99%, de haber hallado una importante porción del navío. Dichos hallazgos incluían una sección compartimentada de madera datada mediante el método de carbono 14 en 4.800 años y que podría haber albergado animales, ya que parecía un pesebre. No obstante, al mismo tiempo que se anunciaba el descubrimiento, un grupo de científicos cristianos aseguraba que era un montaje fraudulento en cooperación con el campesinado de la zona.

2.       Las pruebas del Arca aportadas por la Fundación de Ron Wyatt. 

Últimamente las noticias sobre “Pruebas del Arca de Noé” provienen básicamente de una misma fuente: La Fundación Ron Wyatt. La organización oficial de Wyatt, fue la "Wyatt Archaeological Research" (WAR), Si bien al principio recibió una buena acogida por parte de grupos cristianos, muy pronto empezó a ser rechazado por la mayoría de las organizaciones. Actualmente solo un minúsculo grupo de creacionistas ortodoxos siguen manteniendo su credibilidad en los “descubrimientos” de la WAR.[4] http://es.wikipedia.org/wiki/Ron_Wyatt

Casi todos los años sale publicada una noticia anunciando el “Hallazgo más importante de todos los Tiempos: El Arca perdida de Noé”:
9/12/2011 - 17:43
Aseguran que se encuentra en el monte Ararat y piden al Gobierno turco crear un monumento nacional para atraer peregrinos.
La región de la fotografía corresponde al enclave arqueológico de Durupinar[6], Turquía. Nótese que el artículo antes mencionado data del 09/12/2011 mientras que la historia narrada a continuación ocurrió hace cincuenta y dos (52) años:
En el año 1959, el capitán del Ejército Turco İlhan Durupınar estaba realizando una misión aérea de mapeo para la OTAN. Mientras sobrevolaba la región del Monte Tendürek, al Este de Turquía[7], observó una formación en tierra que le llamó poderosamente la atención.
Durupinar informó al gobierno turco de su descubrimiento y luego junto a George E. Vandeman y Arthur Brandenberger conformó la Fundación para la Investigación Arqueológica.
La Fundación inspeccionó el lugar  en septiembre de 1960. Después de dos días escavando dentro de la formación con forma de barco los miembros de la expedición sólo encontraron tierra y rocas. La declaración oficial de la expedición fue: "no hay restos arqueológicos visibles" y que la formación fue producto de "un fenómeno natural y no fue hecho por el hombre"[8]Desde 1960 hasta 1977, el asunto quedo olvidado hasta que fue redescubierto por Ron Wyatt[9] en el año 1997: …En la década de los ochenta Wyatt trató de que otras personas se interesaran en el sitio, incluyendo al cazador del arca y ex astronauta James Irwin y al creacionista John D. Morris, ninguno de los cuales llegó a convencerse de que la formación fuese el Arca de Noé.


a.     Sitio Arqueológico de Durupinar[10]  [11].

 “El 18 de noviembre de 1997 apareció un artículo en el Washington Times titulado: “CIA spy photos sharpen focus on Ararat Anomaly” (Fotos de la Anomalía[12] en el Ararat tomadas por la CIA) publicado por Bill Gertz. Estas fotos fueron tomadas primero por aviones espías de  la FFAA de los EE.UU y en los últimos tiempos por satélites militares (durante los años de la “Guerra Fría[13]” con la desaparecida U.R.S.S.)[14]”. En 1985, Wyatt se unió a David Fasold y al geofísico John Baumgardner para la expedición que posteriormente fue narrada en el libro El Arca de Noé, escrito por Fasold. Tan pronto Fasold vio el sitio exclamó que eran los restos de un naufragio. Fasold llevó consigo lo que para ese tiempo era un moderno equipo de radar para la exploración de suelos y un dispositivo llamado "generador de frecuencia", que configuró en la longitud de onda del hierro para buscar restos de hierro dentro de la formación (usando una tecnología que posteriormente sus detractores compararon con la "radiestesia[15]").
Según el reporte entregado por la expedición al gobierno turco, el radar de exploración de suelos habría identificado una estructura interna regular. La estructura midió 164 metros, cerca de los 300 codos (157 metros) que la Biblia señala que medía el arca de Noé, si se usa como referencia el codo del Antiguo Egipto (0,52 metros). Fasold estaba convencido de que habían encontrado los restos fosilizados de la cubierta superior del arca y de que la subestructura original, fabricada de cañas, había desaparecido. En el pueblo cercano de Kazan (posteriormente llamado Arzap) la expedición estudió unas piedras que el equipo identificó como "anclas de piedra" que, según creían, habían estado originalmente unidas al arca.

Durante los años ochenta y noventa Fasold realizó numerosas expediciones al sitio de Durupinar. En el año 94 visitó nuevamente el lugar, acompañado del geólogo australiano Ian Plimer y concluyó que la estructura no había sido realizada por el Hombre. Y en el año 96, conjuntamente con el geólogo Lorence G. Collins, escribió un artículo en el que concluía que:”… la formación era una curiosa elevación de lodo que sólo aparentaba la forma de un barco”.
Sin embargo en su biografía, escrita por su amigo el australiano June Dawes, se afirma que antes de morir Fasold había vuelto a creer que en Durupinar descansaba el Arca perdida de Noé. Los artículos de Ron Wyatt relacionados al Arca de Noé tuvieron una amplia aceptación en algunos ambientes del Cristianismo. Se puede encontrar en Internet la información dada por la Fundación Ron Wyatt, replicada en muchísimas sitios de Iglesias Cristianas que conforman la corriente Creacionista.
En 2010 se efectuó una expedición compuesta principalmente por chinos evangélicos y algunos miembros turcos en Durupinar y la historia del “Arca de Noé” volvió a ponerse a flote.
Según el diario turco “Radikal” 'The Media Evangelism Ltd.', la compañía que está detrás del "descubrimiento", es dueña de un parque de atracciones de Arcas de Noé en Hong-Kong, con entradas que cuestan entre 55 y 100 dólares. En definitiva, aún no se han podido encontrar pruebas fehacientes del Arca.

Entre los descubrimientos de Ron Wyatt [16] relacionados con el Arca tenemos:

·         Anclas de piedra usadas por el Arca de Noé.

·         La casa y las sepulturas de Noé y su esposa.

·         Restos del Arca (en perfecto estado de conservación) donde se pueden observar hasta compartimientos donde habrían sido guardados los animales durante el largo viaje. (venr nota siguiente del diario El Mundo de España)



b.     Notas de prensa.

La misma noticia apareció muchas veces desde el año 1997. Esta publicación del 27 de Abril de 2010 del diario El Mundo de España, en la sección ARQUEOLOGÍA es muy interesante:


        I.            ARQUEOLOGÍA | La prensa turca informa del hallazgo. ABRIL DE 2010
La estructura de madera hallada al este de Turquía. | AFP
“Hallan una estructura de madera en el Ararat de 4.800 años de antigüedad. El Ararat está al este de Turquía, cerca de la frontera con Irán. Los investigadores creen que es muy probable que sea el Arca de Noé”.
Según la nota, un grupo de investigadores evangélicos chinos y turcos (todos expertos arqueólogos), encontraron el Arca de Noé, de lo cual tienen el 99.9% de certeza……Pero lamentablemente, al día siguiente en el mismo periódico salió publicada otra nota, donde las autoridades Turcas desmienten semejante hallazgo:

      II.            Diario El Mundo 29/04/2010

La comunidad científica turca ha recibido con escepticismo y críticas el supuesto hallazgo de restos de la bíblica Arca de Noe por un grupo de investigadores chinos y turcos en el este de Turquía.

El diario turco 'Radikal' se burló del descubrimiento y calificó de escandaloso que un responsable político turco hubiera participado en la rueda de prensa en Hong-Kong, sin el respaldo de una valoración científica independiente. Según el periódico turco 'Radikal' la empresa 'The Media Evangelism Ltd.', que está detrás del "descubrimiento", es dueña de un parque de atracciones de Arcas de Noe en Hong-Kong.

Se viene produciendo publicaciones de  “Este espectacular descubrimiento arqueológico” desde 1991, ver nota de la Revista Conocer y Saber  de la Republica Oriental del Uruguay de ese año:

Conclusión:

A pesar de los muchos intentos, ninguna expedición ha logrado llegar a cumplir el objetivo de encontrar el Arca.
Los únicos que se han atribuido esta victoria son los miembros de la Fundación Wyatt, quienes  con sus rimbombantes declaraciones han satisfecho las expectativas del creacionismo ortodoxo, pero no han logrado convencer a la mayoría de las personas (creyentes y no creyentes) ni a la comunidad científica, y ninguna Universidad, ni Asociación Arqueológica, ni Eruditos bíblicos los tiene en cuenta. Estos intentos por demostrar que la Biblia es una fuente de verdad, forzando y manipulando pruebas, lejos de acercar a la gente a la Palabra de Dios, logra el efecto contrario: Que la gente se aleje.




[1] “Las Pruebas del Arca” es un extracto del capítulo XIII del libro “De Edén a las Naciones, un estudio breve del período prehistórico de la Biblia” de Adrián Pablos & Fabian Massa, que saldrá editado a principios de 2014.
[3] Sir Walter Raleigh (1554 - 29 Octubre 1618) fue un aristócrata Inglés, escritor, poeta, soldado, cortesano, espía y explorador.
[5] http://www.eldinamo.cl/2011/12/09/ahora-dicen-que-encontraron-el-arca-de-noe/
[6] Ver vínculos para leer las notas de los diarios VINCULOS al final del punto A.
[7] Tres kilómetros al norte de la frontera iraní y a 16 kilómetros al Sureste de Doğubeyazıt, en la Provincia Ağrı, y a 29 kilómetros al sur de la cumbre del Monte Ararat, a una altura de entre 1.966 y 2.004 metros sobre el nivel del mar.
[9] Ronald Eldon Wyatt (1933-1999) fue un aventurero y ex enfermero anestesista, arqueólogo autodidacta y explorador aficionado. Más información en el sitio oficial http://www.wyattmuseum.com/
[12] Anomalía f. Irregularidad, anormalidad o falta de adecuación a lo que es habitual. Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe.
[13] 1945-1991
[14] http://mural.uv.es/hecoro/preg2.htm y los otros 3 vínculos que se mencionan en el Apéndice. “Las Pruebas del Arca de Noé”
[15] La radiestesia o rabdomancia es una actividad pseudocientífica que se basa en la existencia de estímulos eléctricos, electromagnéticos, magnetismos y radiaciones que emiten, elementos y cuerpos de cualquier naturaleza, y la Tierra.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.