Sobre el 2° Libro de los Salmos. By Fabian Massa

Una recopilación de información de diversas fuentes sobre el libro de los Salmos en general y el 2° libro en particular.

Con la participación destacada de Natalia Gonzales.

Introducción

En este post haremos un análisis del Segundo libro de los Salmos mencionando la historicidad,  las características y un breve desarrollo de los mismos que abarcan del salmo 42 hasta el salmo 72.  Además una distinción de los salmos mesiánicos que se encentran en el Libro y una explicación del salmo 51.


Desarrollo

Los Salmos:
El Segundo Libros de los Salmos que abarca del salmo 42 al 72 son principalmente salmos devocionales.

Del salmo 42 al 49: La bendición del reino por medio de la tribulación.
50-51: El Dios de justicia y arrepentimiento.
56-60: Antes de la bendición los santos pasan por pruebas.
61-68: Las bendiciones del reino por medio del sufrimiento.
69-72: Cristo rechazado y exaltado.

Los salmos están resumidos, en forma orante y litúrgica, la historia, la teología, la literatura, la vida y los sentimientos del pueblo de Israel, expresando las situaciones del hombre de todos los tiempos. Con los salmos hablamos de Dios al Señor, con Su Palabra.
El nombre de los salmos traducidos del latín, significa un poema cantado. Son canticos en tonos de triunfo, gozo y muchas veces de tristeza. En los salmos se celebra o se ruega al Dios creador y salvador que obra maravillas en la historia y en la vida del pueblo. Algunos capítulos son individuales y otros colectivos.

Este libro fue escrito mayormente por David y los hijos de Coré, es similar al Libro de Éxodo, que describe a Israel, muchos de estos Salmos hablan de una nación arruinada y luego recuperada.


Instrumentos musicales de la época del rey David. 

Sistro, címbalo, arpa, cuerno de carnero, doble oboe, entre otros. Los músicos eran levitas, los Hijos de Coré escribieron los salmos del 42 al 49. Sobre la filiación de “hijos de Core” hay dos posturas:

I. Una que sostienen que su padre fue Coré, quien se opuso a Moisés (Números 16:1-35). Coré perdió su vida pero sus hijos habrían sido fieles a Dios y continuaron sirviendo en el templo.
II. La segunda postura que afirma que son un grupo de Levitas puestos por el Rey David.


Las poesías de estilo salmódico son muy abundantes en las tradiciones literarias de Oriente Medio como ser:

a. Influencia Egipcia: Después del pueblo de Israel vivir 430 años en Egipto, habían adoptado como “propia” su cultura, y también mucho de su religión. Se llevaron esta influencia consigo a Canaán. Hay un paralelismo de formato literario de los himnos egipcios y los himnos de los salmos. El paralelismo más evidente, según los eruditos, es el himno a Atón con el Salmo 104.

b. Influencia Cananea: La cultura cananea influyó directamente sobre la cultura judía. Primeramente recordemos que el idioma hebreo  es una lengua semítica de la familia afroasiática (lenguas de Oriente Medio y norte y este de África). Con certeza, la similitud entre el hebreo bíblico y el fenicio, y algunas palabras cananeas que aparecen en las cartas de Amarna desde el siglo XIV a. C., muestra que la lengua de los israelitas no difería mucho, después de todo, de la de los cananeos. La cultura de Canaán también influyó en los salmos y probablemente también sobre el resto de la literatura hebrea. 

c. Influencia Mesopotámica: En la cultura mesopotámica se encuentran obras poéticas antiguas, como las Lamentaciones por la Ciudad de Ur,  el Himno a Ninkasi . 

d. Influencia Siria: En el sitio arqueológico de Ebla (Siri) se descubrieron en 1974 una serie de Himnos religiosos en eblaita, un dialecto semítico derivado del arameo. 

Desde la más remota antigüedad, estas culturas componían salmos en forma de himnos o lamentaciones. A pesar de la influencia de las culturas circundantes, dentro de la cultura judía los salmos adquieren una personalidad propia y tras la reforma del culto de David, se transforman en una de las partes más importantes dentro de la liturgia.


La reforma del culto de David.

El rey David, perfeccionó la organización litúrgica y aplicó un poderoso impulso a la poesía salmódica hasta alcanzar la gran variedad y calidad de los poemas reunidos en este libro.
Los salmos formaban parte de la vida del pueblo de Israel, de ahí que muchos salmos hayan sido compuestos para ocasiones especiales y estén firmemente ligados a dichos eventos históricos. En el capítulo 23 al 26 de 1 Crónicas se detalla como David, siendo ya anciano, abdica el reino a favor de Salomón y dedica sus últimos años a la liturgia del Templo.  
Los manuscritos más antiguos con los que se cuenta y que están en hebreo son de fines del siglo X (Biblia Stuttgartensia) aunque los fragmentos que se encontraron en Qumram sean de mediados del siglo I. Dado que se trataba de un texto muy usado con fines litúrgicos, sufrió diversas transformaciones y cambios que hacen muy difícil descubrir el texto hebreo que fue la fuente de las traducciones más antiguas con que se cuenta. Esto se puede comprobar si se comparan textos duplicados como el del Salmo 18 con 2 Samuel 33 o el Salmo 14 con el 53.


SALMO 14
SALMO 53
1. Del maestro de coro. De David. Dice en su corazón el insensato: «¡No hay Dios!» Corrompidos están, de conducta abominable, no hay quien haga el bien.
2. Se asoma Yahveh desde los cielos hacia los hijos de Adán, por ver si hay un sensato, alguien que busque a Dios.
3. Todos ellos están descarriados, en masa pervertidos. No hay nadie que haga el bien. Ni uno siquiera.
4. ¿No aprenderán todos los agentes de mal que comen a mi pueblo como se come el pan, y a Yahveh no invocan?
5. Allí de espanto temblarán donde nada hay que espante, que Dios está por la raza del justo:
6. de los planes del desdichado os burláis. Más Yahveh es su refugio.
7. ¿Quién traerá de Sión la salvación de Israel? Cuando cambie Yahveh la suerte de su pueblo, exultará Jacob, se alegrará Israel.

Biblia de Jerusalén.

1. Del maestro de coro. Para la enfermedad. Poema. De David.
2. Dice en su corazón el insensato: «¡No hay Dios!» Corrompidos están, de conducta abominable, no hay quien haga el bien.
3. Se asoma Dios desde los cielos hacia los hijos de Adán, por ver si hay un sensato, alguien que busque a Dios.
4. Todos ellos están descarriados, en masa pervertidos. No hay quien haga el bien, ni uno siquiera.
5. ¿No aprenderán todos los agentes de mal que comen a mi pueblo como se come el pan, y no invocan a Dios?
6. Allí de espanto temblarán, donde nada hay que espante. Pues Dios dispersa los huesos de tu sitiador, se les ultraja porque Dios los rechaza.
7. ¿Quién traerá de Sión la salvación de Israel? ¡Cuando Dios cambie la suerte de su pueblo, exultará Jacob, se alegrará Israel!
Biblia de Jerusalén.




























Durante el período de la dominación persa los salmos están en pleno apogeo y se van diversificando en multitud de estilos y géneros diferentes: himnos, imágenes mesiánicas, lamentaciones individuales o grupales, escatología, súplicas a Dios confiando en recibir una respuesta, textos didácticos que recuerdan importantes episodios históricos, cánticos de acción de gracias de personas individuales o de la nación entera, etc.

En el intento de cerrar el canon del libro de los Salmos con 150 Salmos, algunos Salmos quedaron duplicados, algunos fueron compuestos con partes de otros. Los Salmos 14 y 53 son iguales. Los Salmos 40,14-18 y 70, y 57,8-12 + 60,6b-14 y 107 tienen partes iguales. La traducción griega de los LXX contiene 151 Salmos, siendo que el último no es considerado canónico



Anotaciones litúrgicas y musicales en los Salmos.

Masquil—(el Salmo 32 y el 42) denota el carácter didáctico del salmo; es decir, que da instrucción, siendo la canción alegórica y no de sentido literal. 

Alamoth—lo más probablemente denota el tiple, o la parte cantada por las voces femeninas, significando la palabra vírgenes; la que era cantada con algún instrumento de propia elevación de tono (1Ch 15:19-21; el título del Salmo 6).

La Paloma, etc., traducción de Jonathelem-rechokim, que o indica una melodía (salmos 9 y 56) de dicho nombre propia para el canto del Salmo.

Mictam: Esta palabra se produce en los títulos de seis salmos todas las cuales se atribuyen a David. La lectura marginal de algunas versiones es "un salmo de oro", mientras que en la versión de Ginebra que se describe como "una cierta melodía." 

Neginot:  se refiere a los instrumentos de cuerda

Neginah: el singular de Neginoth. Si ocurre en el título de (Salmos 61:1) Es el término general con el que se describen todos los instrumentos de cuerda. "El jefe de los músicos en Neginoth" por lo tanto era el conductor de la parte del coro del templo que jugó en los instrumentos de cuerda, y que se menciona en (Salmos 68:25)

Jedutún: significa alabar, lo que indica que probablemente iban a ser cantada por el coro. (1014 a C).

Mahalath: el título del salmo 53 y Mahalath-leannoth, el título de salmo 88. La conjetura es que Mahalath es una guitarra, y que leannoth tiene referencia al personaje de la canción, y puede ser traducida "para humillar o afligir".  

Sosanim (lirios) según la melodía de «Los lirios». Canto de amor.

Selah: Aparece 71 veces en los Salmos; se encuentra en intervalos en algunos salmos lo mismo que al final. Puede ser una anotación musical y la palabra era para indicar pausa en medio del salmo.




Los autores del 2° Libro. 

Los salmos de este libro son atribuidos a varios autores: 
I. Los hijos de Coré, músicos en el templo (42-49)
II. Asaf, fundador de otro grupo que cumplía diversas funciones en el templo (50)
III. David (51-65; 68-70)
IV. Salomón (72).
V. Hay también salmos anónimos: 66, 67, 71. 




Clasificación de los Salmos

Se pueden clasificar los salmos del libro segundo así: 
a. Los Salmos 45 y 72 son mesiánicos
b. Los Salmos 42, 43,51,55,56,57,59,61,64, 69, 70, 71 son oraciones y súplicas para ayuda y liberación personales
c. Los Salmos 44, 46,47,48,62 son acciones de gracias
d. El Salmo 49 es un discurso didáctico, semejante en su forma a los Proverbios
e. El Salmo 65 es una acción de gracias para el tiempo de cosecha.

En contraste con el primer libro, que menciona con más frecuencia el nombre de Jehová o Yahvéh (272 veces) que el de Dios o Elohim (15 veces), el segundo emplea El o Elohim 164 veces, mientras que el nombre. Yahvéh es usado 30 veces. El 2° Libro de los Salmos es  un colección Eloísta. El eloísta hizo la redacción final. Es de origen judaico y data del comienzo del exilio babilónico. 

Los salmos son el resultado de la búsqueda íntima de Dios por parte del salmista. Hay salmos que son poemas para ser recitados como oraciones, otras alabanzas para ser cantadas. Pero todos expresan la necesidad del hombre de comunicarse con su Creador. La temática de los salmos son las cosas de la vida que trascienden al hombre: El temor, la angustia, la injusticia, el amor, la necesidad de consuelo, protección, amor, sanidad y salvación por parte de Dios. 

Con el tiempo los salmos pasaron a ser una parte de la liturgia del pueblo de Israel, precisamente porque sus temáticas son comunes al hombre y por sobre todas las cosas, porque los salmistas fueron inspirados por Dios en la composición de los mismos. Se cree que los salmos fueron compilados por Esdras.

El libro de los Salmos es llamado en el texto hebreo sefer tehillin, lo cual podemos traducir por Libro de Alabanzas o de Himnos. De ese modo, en el nombre del libro ya está presente su propósito, esto es, el de alabar a Dios. Las traducciones castellanas actuales de los Salmos siguen el texto hebreo. El texto griego de los Salmos, también conocido como traducción de los Setenta (LXX), trae el nombre de Psalterium, que en verdad es un instrumento musical de ocho cuerdas. 

Los salmos son poemas a ser recitados o cantados acompañando con un instrumento, como los que se especifican en: 

“Puso delante del Arca de Jehová ministros de los levitas, para que recordaran, confesaran y alabaran a Jehová, Dios de Israel: Asaf, el primero; el segundo después de él, Zacarías; Jeiel, Semiramot, Jehiel, Matatías, Eliab, Benaía, Obed-edom y Jeiel, con sus instrumentos de salte-rios y arpas; pero Asaf tocaba los címbalos. También los sacerdotes Benaía y Jahaziel tocaban continuamente las trompetas delante del Arca del pacto de Dios.” 1 Crónicas 16.4-8 RV 95

“Los levitas cantores, todos los de Asaf, los de Hemán y los de Jedutún, junto con sus hijos y sus hermanos, vestidos de lino fino, estaban con címbalos, salterios y arpas al oriente del altar. Con ellos había ciento veinte sacerdotes que tocaban trompetas.13 Hacían sonar, pues, las trompetas y cantaban al unísono, alabando y dando gracias a Jehová. Y sucedió que mientras ellos alzaban la voz al son de las trompetas, de los címbalos y de los otros instrumentos de música, y alababan a Jehová diciendo: «Porque él es bueno, porque su misericordia es para siempre.” 2 Crónicas 5.12 RV 95


El rasgo distintivo de los salmos es su carácter devocional, más allá de que su contenido sea didáctico, histórico, profético o práctico.


SALMO
Autor
Estilo
Clasificación
Ocasión
42
Hijos de Core
Masquil
Alabanza
Al músico principal
43
Hijos de Core
Salmo
Oración
?
44
Hijos de Core
Masquil
Oración
Al músico principal
45
Hijos de Core
Masquil
Mesiánico (6,7)
Al músico principal, sobre Lirios, canción de amores
46
Hijos de Core
Salmo
Alabanza
Al músico principal, sobre Alamot
47
Hijos de Core
Salmo
Alabanza
Al músico principal
48
Hijos de Core
Cántico
Alabanza
?
49
Hijos de Core
Salmo
Alabanza
Al músico principal
50
Asaf
Salmo
Proclamación
?
51
David 
Al músico principal
Alabanza
Al músico principal. Después de Betsabe, Natan
52
David 
Masquil
Proclamación
Al músico principal. Cuando Doeg a Saúl de David
53
David 
Masquil
Proclamación
Al músico principal, sobre Mahalat
54
David 
Masquil
Oración
Al músico principal, cuando zifeos a Saúl, David no.
55
David 
Masquil
Oración
Al músico principal; en Neginot.
56
David 
Mictam
Oración
Al músico principal; cuando filisteos en Gat.
57
David 
Mictam
Oración
Al músico principal, cuando llego a Saúl en la cueva
58
David 
Mictam
Proclamación
Al músico principal, sobre no destruyas.
59
David 
Mictam
Oración
Al músico principal; envío Saúl ,atarlo.
60
David 
Salmo
Alabanza
Al músico principal,  cuando tuvo guerra y destrozo
61
David 
Salmo
Alabanza
Al músico principal, sobre Neginot
62
David 
Salmo
Alabanza
Al músico principal, a Jedutun
63
David 
Salmo
Alabanza
cuando estaba en el desierto de Judía. 
64
David 
Salmo
Alabanza
Al músico principal
65
David 
Salmo
Alabanza
Al músico principal
66
?
Salmo
Cántico
Al músico principal
67
?
Salmo
Cántico
Al músico principal, en Neginot
68
David 
Salmo
Cántico
Al músico principal
69
David 
Salmo
Mesiánico (4,9)
Al músico principal, sobre Lirios.
70
David 
Salmo
Conmemoración
Al músico principal, salmo para conmemorar
71
?
Salmo
Oración
?
72
Salomón
Salmo
Oración
?


Resumen de los temas de cada salmo.



Sal 42-43:  SED POR LA CASA DE DIOS

Estos dos salmos forman un solo poema, describiendo la necesidad de la casa de Dios que tiene alguien en el exilio en la región de Hermón, al este del Jordán (42.6), entre gente impía y hostil.
Los hijos de Coré, que se mencionan en los títulos de los Salmos 42, 49, 84, 85, 87 y 88, eran una familia de levitas que David organizó como un grupo musical (1 Cr 6.31-48; 9.19, 22,33)

SAL 44: GRITO DE DESESPERACION

Un grito de desesperación en un tiempo de desastre nacional, cuando el ejército de Israel parece que ha sufrido una derrota abrumadora.

SAL 45: CANCIÓN DE BODAS PARA EL REY

El Salmista pasa de hablar al rey para dirigirse a Dios, que está sentado en un trono eterno. Puede que este salmo haga referencia en parte a David o Salomón; pero algunas de sus afirmaciones no se pueden aplicar plenamente a ninguno de los dos, ni tampoco a otro soberano humano.
Este poema es un canto de alabanza al rey en el día de sus bodas. Los eruditos piensan que la ocasión pudo ser las bodas de Salomón y la hija de Faraón, las de Acab con una princesa tiria (1 R 16:31) o las de otro monarca de la dinastía davídica. Sin embargo, al rey de este salmo se le da el nombre de Dios y se sienta sobre un trono eterno (vv. 6-7), un honor que jamás se dio a un monarca hebreo. Desde el exilio en adelante, los judíos interpretaban este poema como una alegoría mesiánica. El escritor de la Epístola a los Hebreos lo aplica a Jesucristo (He 1:8-9). Dice Charles Spurgeon: El Salmista pasa de hablar al rey para dirigirse a Dios, que está sentado en un trono eterno. Puede que este salmo haga referencia en parte a David o Salomón; pero algunas de sus afirmaciones no se pueden aplicar plenamente a ninguno de los dos, ni tampoco a otro soberano humano. Parece más bien ser un cántico mesiánico, adelantándose a las bodas del Cordero (Ap. 19.7)

SAL 46: HIMNO DE BATALLA DE SIÓN

Este salmo es la base del famoso himno de Lutero: “Castillo fuerte es nuestro Dios”, el himno de la Reforma.

SAL 47-48: DIOS REINA

Dios es Rey. Sión es la ciudad de Dios. Este Dios es nuestro Dios para siempre. Dios está en el trono. 


SAL 49-50: LA VANIDAD DE LA RIQUEZA

Dios es el dueño de la tierra y de todo lo que en ella hay. Al darle algo a Dios no hacemos más que devolverle lo que es suyo. Estos salmos, que hablan de la vanidad de la vida, puesto que la muerte llega a todos, son parecidos al Salmo 39.

SAL 51: ORACIÓN PIDIENDO MISERICORDIA

Un salmo de arrepentimiento, escrito después del pecado de David con Betsabé.
 Dice Pablo Hoff: El Salmo 51 ha aportado bendiciones indecibles al pueblo de Dios. El ejemplo de David nos enseña que aun hombres profundamente espirituales a veces fallan moralmente, pero pueden ser perdonados, restaurados y cambiados. Un corazón ennegrecido por el pecado más vil puede volverse y ser "más blanco que la nieve". La misericordia divina no tiene límites. A través de los siglos, miles de almas angustiadas por sus fracasos morales han encontrado en esta oración la expresión descriptiva de sus sentimientos más profundos de arrepentimiento. Esta es la oración de arrepentimiento por excelencia.

SAL 52: LA CONFIANZA DE DAVID EN DIOS

La confianza de David en Dios se contrasta con la malvada presunción de su enemigo Doeg (1º Samuel 21:7; 22:9). David tiene confianza de que será librado.
David lamenta su sufrimiento a manos de Doeg --quien se jacta del mal que hizo-- y pregunta: "¿Qué cree? ¿Considera la fechoría una marca de fortaleza?", maldiciéndolo, y a quienes son como él. La historia comienza en  1Sa 21:1-9; cuando David, huyendo de Saúl, llega a Nod y el Sumo Sacerdote le da el pan sagrado y la espada de Goliat. Saúl recibe noticias de que los sacerdotes habían ayudado a David y ordena a Doeg (edomita) que los mate.

SAL 53: LA PECAMINOSIDAD HUMANA UNIVERSAL

Este salmo es parecido al Salmo 14. Se cita en Romanos 3:10-12.

SAL 54: EL CLAMOR DE DAVID A DIOS

Fue escrito cuando los habitantes de Zif le dijeron a Saúl donde se estaba escondiendo David (1º Samuel 26). Otros salmos compuestos cuando David estaba huyendo de Saúl son el 7, 34, 52, 54, 56, 57, 59, 63 y 142.

SAL 55: TRAICIONADO POR AMIGOS

Como el Salmo 41, este parece pertenecer al tiempo de la rebelión de Absalón y referirse específicamente a Ahitofel (vv12-14; 2º Samuel 15:12-13). Es como una visión anticipada de la traición de Judas hacia Jesús. David confía en Dios.

SAL 56: ORACIÓN PIDIENDO LIBERACIÓN

Como en el Salmo 34, una oración pidiendo liberación de los filisteos (1º Samuel 21:10-15).  David recurrió a todos los medios que tenía a su alcance, aún a fingirse loco. Sin embargo, oró a Dios y confió en él para el resultado. El Salmo 34 es su acción de gracias por esta liberación.
David compuso este Salmo cuando corría peligro mortal en el palacio de Ajísh, hermano de Goliat. David se hace pasar por loco para evitar la muerte. En su angustia, hace diversas promesas. Sobre la Paloma, (Melodia) (1Sa 21:10 a 15, etc)

SAL 57: ORACIÓN DE DAVID

Oración de David en la cueva de Adulán, cuando se estaba escondiendo de Saúl (1º Samuel 22:1; 24:1; 26:1). Su corazón mantenía su confianza fija en Dios (v. 7).

SAL 58: DESTRUCCIÓN DE LOS IMPÍOS

El día de retribución es seguro. David se quejaba mucho del dominio de la maldad. Repetía una y otra vez que el mal no compensa en la larga carrera. Y aún es así.


SAL 59: OTRA DE LAS ORACIONES DE DAVID.

Oración de David cuando Saúl envió soldados para que atraparan a David en su casa (1º 19.10-17). Pero también aquí David confió en Dios.
Las plegarias y súplicas de David cuando, con grandes milagros, eludió el peligro avisado por su esposa Mical de que Saúl lo quería matar (1Sa 19:11), huyendo por una ventana sin que los centinelas lo notaran.


SAL 60: UN SALMO DE DESANIMO

Escrito en el tiempo de la guerra con los sirios y los edomitas (2º Samuel 8.3-14),  que no iba muy bien. Otros salmos en tiempos de reveses nacionales son los Salmos 44, 74, 79 y 108. La oración de David fue contestada (2º Samuel 8.14).
Al músico principal; sobre «Lirios». Testimonio. Mictam de David, para enseñar, cuando tuvo guerra contra Aram-Naharaim y contra Aram de Soba, y volvió Joab y destrozó a doce mil de Edom en el valle de la Sal. Amón era tributario de Israel. Cuando murió el rey amonita Nahás, David envio una delegación para darle el pésame al heredero del reino, Janún. Pero Janún en lugar de recibir a los enviados con honores los evargonzó y los echo de su corte. Viendo que habían ofendido a David, contrataron mercenarios sirios para enfrentar a Israel. David derrota a la alianza sirio –amonita. Este salmo fue compuesto para conmemorar la victoria. (2Sa 10:16) (2Sa 10:6)

SAL 61: HIMNO DE CONFIANZA

Oración hecha cuando David estaba al parecer lejos de su hogar en alguna expedición (v. 2), o posiblemente en el tiempo de la rebelión de Absalón.


SAL 62: POEMA DE DEVOCIÓN APASIONADA

Devoción a Dios e inalterable confianza en él. David tuvo muchos problemas, pero nunca dejó de confiar en Dios.

SAL 63: UN HIMNO EN EL DESIERTO   

La sed de Dios que tenía David, parece pertenecer al periodo cuando David estaba en el desierto de Engadi (1º Samuel 24), huyendo de Absalón, pero confiando en su restauración.
La ocasión histórica referida en el título fue probablemente durante la rebelión de Absalón  (2Sa 15:23, 2Sa 15:28; 2Sa 16:2).



SAL 64: ORACIÓN PIDIENDO PROTECCIÓN

Oración pidiendo protección de las acechanzas de enemigos secretos. David está confiado en que Dios lo protegerá, y él triunfará.


SAL 65: CANCIÓN DEL MAR Y LA COSECHA

Dios corona el año con bondad. La tierra canta de gozo con sus abundantes cosechas.


SAL 66: CÁNTICO DE ACCIÓN DE GRACIAS NACIONAL

  Alaben a Dios, teman a Dios, canten, regocíjense, porque Dios mantiene sus ojos en las naciones.


SAL 67: SALMO MISIONERO

Un adelanto de cuando la buena nueva del evangelio corra por toda la tierra.


SAL 68: MARCHA DE BATALLA

Marcha de batalla de los ejércitos victoriosos de Dios. Este Salmo ha sido el favorito de muchos en tiempos de persecución.



SAL 69: SALMO DE SUFRIMIENTO

Como el Salmo 22, este salmo presenta vislumbres del Mesías sufrientes. Se cita en el Nuevo Testamento. (vv. 4, 9, 21-22, 25; Jn 2.17; 15.25; 19.28-30; Hch 1.20; Ro 11.9; 15.3)



SAL 70: CLAMOR PIDIENDO AYUDA URGENTE

Dios nunca le falló a David. El gozo del creyente en Dios en el tiempo de persecución. Casi lo mismo que la última parte del Salmo 40. Este corresponde misma temática con el Salmo 40:13-17


SAL 71: SALMO DE LA VEJEZ

  Retrospección de una vida de confianza, cercada de problemas y enemigos todo el tiempo, pero con este gozo del Señor brillando siempre.



SAL 72: GLORIA Y GRANDEZA DEL REINADO MESIÁNICO

Este es uno de los salmos de Salomón. El reino de Salomón estaba en el pináculo de su gloria. Podemos pensar que este salmo fue, en parte, una descripción de su propio reinado pacífico y glorioso. Pero algunas de sus  afirmaciones, y su tono general, no pueden aludir nada más que al reino de Uno mayor que Salomón.
Psa 72:20 Fin de las oraciones de David, hijo de Jesé. El versículo final, parece haber sido agregado por el recopilador y seria el cierre de todo el 2° Libro de los Salmos .



Distinción del Salmo 45.

SALMO 45.6 y 7.

La indicación para este salmo es: Sosannim—Que literalmente quiere decir: Lirios, sea descriptivo de un instrumento en forma de lirio, o que signifique el nombre de alguna tonada o aria con la que había de cantarse el salmo (el título del 8.) Canción de amores o canción de amadas—canción conyugal. La palabra: Masquil—(el Salmo32 y el 42) denota el carácter didáctico del salmo; es decir, que da instrucción, siendo la canción alegórica y no de sentido literal. El poema en general habla del amor conyugal, pero los vv. 6 y 7 son claramente mesiánicos:

Salmos 45, Reina-Valera 1960

6 Tu trono, oh Dios, es eterno y para siempre;
Cetro de justicia es el cetro de tu reino.
7 Has amado la justicia y aborrecido la maldad;
Por tanto, te ungió Dios, el Dios tuyo,
Con óleo de alegría más que a tus compañeros.

Los vv. 6 y 7 se toman como mesiánicos, pues está hablando del cetro de Dios y de un Reino de Eternidad. El autor de hebreos hablando de la superioridad de Jesús sobre los ángeles, dice en Hebreos 1.5 al 9

El Hijo, superior a los ángeles
5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo Dios jamás:
Mi Hijo eres tú,
Yo te he engendrado hoy, Ref a Salmo 2

y otra vez:
Yo seré a él Padre,
Y él me será a mí hijo?

Una referencia a 2 Samuel 7.14. David quiere construir el Templo en Jerusalén, entonces Dios le habla por medio del profeta Natán:

4 Aconteció aquella noche, que vino palabra de Jehová a Natán, diciendo: 5 «Ve y di a mi siervo David: “Así ha dicho Jehová: ¿Tú me has de edificar una casa en la que yo more? 6 Ciertamente no he habitado en casas desde el día en que saqué a los hijos de Israel de Egipto hasta hoy, sino que he peregrinado en una tienda que me servía de santuario. 7 En todo cuanto he andado con todos los hijos de Israel, nunca he dicho a ninguna de las tribus de Israel, a quien haya mandado apacentar a mi pueblo de Israel: ‘¿Por qué no me habéis edificado una casa de cedro?’ 8 Ahora, pues, dirás así a mi siervo David: ‘Así ha dicho Jehová de los ejércitos: Yo te tomé del redil, de detrás de las ovejas, para que fueras príncipe de mi pueblo Israel; 9 y he estado contigo dondequiera que has ido, he exterminado delante de ti a todos tus enemigos, y te he dado nombre grande, como el nombre de los grandes que hay en la tierra. 10 Además, yo fijaré un lugar para mi pueblo Israel y lo plantaré allí, para que habite en él y nunca más sea removido, ni los inicuos lo aflijan más, como antes, 11 en el tiempo en que puse jueces sobre mi pueblo Israel; y a ti te haré descansar de todos tus enemigos. Asimismo Jehová te hace saber que él te edificará una casa. 12 Y cuando tus días se hayan cumplido y duermas con tus padres, yo levantaré después de ti a uno de tu linaje, el cual saldrá de tus entrañas, y afirmaré su reino. 13 Él edificará una casa para mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. 14 Yo seré padre para él, y él será hijo para mí. Si hace mal, yo lo castigaré con vara de hombres, y con azotes de hijos de hombres; 15 pero no apartaré mi misericordia de él como la aparté de Saúl, a quien quité de delante de ti. 16 Tu casa y tu reino permanecerán siempre delante de tu rostro, y tu trono será estable eternamente.’”» NVI.

Una clara profecía del Reino eterno y perfecto de Cristo (quien sería descendiente de David).
Él edificará una casa para mi nombre, y yo afirmaré para siempre el trono de su reino. 14 Yo seré padre para él, y él será hijo para mí. Hoy entendemos que esto se refiere a la Iglesia de Cristo.

6 Y otra vez, cuando introduce al Primogénito en el mundo, dice:
Adórenle todos los ángeles de Dios. Salmo 103.20


7 Ciertamente de los ángeles dice:
El que hace a sus ángeles espíritus,
Y a sus ministros llama de fuego. Salmo 104.4

8 Más del Hijo dice:
Tu trono, oh Dios, por el siglo del siglo;
Cetro de equidad es el cetro de tu reino.
9 Has amado la justicia, y aborrecido la maldad,
Por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo,
Con óleo de alegría más que a tus compañeros. Salmo 45.6 - 7

El autor de Hebreos está tomando la frase “Tus compañeros” por los ángeles.



Distinción del Salmo 51.

Este salmo penitencial es una oración de profundo arrepentimiento. La historia (2 Samuel 11) cuenta del adulterio de David con Betsabe, esposa de Urías (oficial del Ejército de Israel) durante la guerra que Israel libraba contra los amonitas (hoy Jordania). El rey seduce a la mujer, quien queda embarazada (vers. 11.5) Era necesario tapar el pecado, así que David manda a buscar a Urias, para que duerma con su esposa y que parezca que el hijo fuese del matrimonio. Pero resultó que Urías se niega a dormir en su casa estando el Ejército de campaña. Viendo David que esta artimaña fracasaba, envió a Urías de nuevo al frente de batalla con una carta para Joab (comandante del Ejército) la nota ordenaba que a Urías se lo deje solo en medio del combate para que los enemigos lo matasen (vers. 15). Joab llevó a cabo la orden del rey, y a consecuencia de esto murieron varios soldados además de Urías (vers. 18 al 23). Una vez que Betsabé hubo acabado el duelo por la muerte de su esposo, David la llevó al Palacio y se casó con ella (vers. 26). En 2 S 12:1-15 el profeta Natán, por mandato de Dios, reprende a David por su mal proceder. La plegaria de perdón incluía arrepentimiento por arreglar la muerte de Urías, con el fin de ocultar su traición a su fiel súbdito (v. 14a). 

Salmos 51. Reina-Valera 1960

1“Ten piedad de mí, oh Dios, conforme a tu misericordia;
Conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones ( peshá = rebelión). 
 2 Lávame más y más de mi maldad (avón = Iniquidad.), Y límpiame de mi pecado   (kjattah = pecado) pecaminosidad habitual, tendencia natural (hombre caído) a hacer lo malo)
3 Porque yo reconozco mis rebeliones,
Y mi pecado está siempre delante de mí.”

David hace una diferencia entre iniquidad, rebelión y pecado: 

Iniquidad (avón = Iniquidad)

Es lo torcido, torcer el Camino indicado por Dios, acomodar la Palabra para que coincida con lo que yo quiero hacer. También es la consecuencia del pecado que queda para las generaciones futuras (herencia de iniquidad) y que a su vez marca una tendencia al pecado.


Rebeliones (peshá = rebelión).

La persona que se rebela sabe lo que hace y deliberadamente elige lo que sabe que está mal.). En 2 sam 11.2 Antes de enviar por la mujer, David averigua quien era y cuál era su situación. Le informan que es casada y con un oficial del Rey. Sin embargo, igualmente envía a buscarla (V3)

Pecado (kjattah)

  Pecaminosidad habitual, tendencia natural del hombre caído a hacer lo malo

Crea (Verbo bara, crear) en mí, oh Dios, un corazón limpio,
Y renueva un espíritu recto dentro de mí. Sal 51.10

Bará. Verbo crear de la nada, solo Dios puede hacer esto. David está pidiendo una regeneración total, reconociendo que solo Dios puede operar así en el corazón del hombre.

11 No me eches de delante de ti,
Y no quites de mí tu santo Espíritu.
12 Vuélveme el gozo de tu salvación,
Y espíritu noble me sustente.

Dice Lewis Sperry Chafer : El israelita nacía en una relación de Pacto con Jehová y de ahí en adelante podía continuar la correcta relación con Él por medio de los sacrificios que eran para pagar por sus pecados, y recibir el perdón y la restauración por parte de Dios.

Sin embargo, David tiene una conciencia más profunda del pecado y del corazón de Dios, y sabe que el sacrificio de animales no sirve de nada si no hay un verdadero arrepentimiento:

16 Porque no quieres sacrificio, que yo lo daría;
No quieres holocausto.
17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado;
Al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios.
18 Haz bien con tu benevolencia a Sion;
Edifica los muros de Jerusalén.
19 Entonces te agradarán los sacrificios de justicia,
El holocausto u ofrenda del todo quemada;
Entonces ofrecerán becerros sobre tu altar.

Alguien ha dicho que la melodía de este himno y oración está dominada por cinco notas:
1. La nota doliente del pecado, 1-2.
2. La nota seria de la responsabilidad. David no culpa a algún otro, ni siquiera a Betsabé. La abundancia de los pronombres personales en la oración indica la total honestidad de David en la confesión de su pecado.
3. La nota de arrepentimiento. David renuncia al pecado para siempre.
4. La nota alegre del perdón y la purificación. 7-14
5. Una cierta nota de testimonio, 12-13,15. La gracia de Dios puede convertir al más vil de los pecadores en un flameante testigo suyo. (Earl C. Wolf) 




Distinción del Salmo Mesiánico 69.

Un Mensaje de esperanza para aquellos que sufren. Salmo 69. 

Salmo 69. Sobre Sosannim (Lirios).

1 Sálvame, Dios mío,
que las aguas ya me llegan al *cuello.
2 Me estoy hundiendo en una ciénaga profunda,
y no tengo dónde apoyar el pie.
Estoy en medio de profundas aguas,
y me arrastra la corriente.
3 Cansado estoy de pedir ayuda;
tengo reseca la garganta.
Mis ojos languidecen,
esperando la ayuda de mi Dios.
4 Más que los cabellos de mi cabeza
son los que me odian sin motivo;
muchos son los enemigos gratuitos
que se han propuesto destruirme.
¿Cómo voy a devolver lo que no he robado?

El salmista clama a Dios, en una oración intensa, presa de una angustia indecible, también expresa un aire de queja (3 Cansado estoy de pedir ayuda; tengo reseca la garganta. Mis ojos languidecen, esperando la ayuda de mi Dios.) El salmista manifiesta la tristeza del que está siendo condenado y es inocente. (Más que los cabellos de mi cabeza son los que me odian sin motivo;… se han propuesto destruirme. ¿Cómo voy a devolver lo que no he robado?)

El comentario de Jamieson  dice: “Aunque parece a algunos que el carácter del salmista en el Salmo 69:5 es el de pecador; sin embargo, su condición de víctima inocente de los crímenes alegados sostiene el carácter típico de la composición, y puede ser tomado pues en todo, como en el Salmo 22, por típicamente expresivo de los sentimientos de nuestro Salvador en la carne”.

En varios versículos de este salmo, podemos identificar situaciones que Jesús ha vivido, por ejemplo:
8 Soy como un extraño para mis hermanos;
soy un extranjero para los hijos de mi madre.

En Juan 7.5 la biblia dice: Lo cierto es que ni siquiera sus hermanos creían en él. NVI

9 “El celo por tu casa me consume.” Cuando Jesús purificó el Templo (Lucas 19), echando a los mercaderes, sus discípulos tuvieron memoria de esta palabra:

16 Jesús dijo: ¿Cómo se atreven a convertir la casa de mi Padre en un mercado? 17 Sus discípulos se acordaron de que está escrito: «El celo por tu casa me consumirá.» Juan 2.17, NVI.

21 En mi comida pusieron hiel; para calmar mi sed me dieron vinagre.

Estando Jesús ya clavado en el madero, en su agonía le dieron a beber vinagre mezclado con hiel (mirra); pero después de haberlo probado, no quiso beberlo. Mateo 27.34 

29 Y a mí, que estoy pobre y adolorido,
que me proteja, oh Dios, tu salvación.
30 Con cánticos alabaré el nombre de Dios;
con acción de gracias lo exaltaré.
31 Esa ofrenda agradará más al SEÑOR
que la de un toro o un novillo
con sus cuernos y pezuñas.

Una tremenda enseñanza, adorar a Dios en medio de la prueba!

32 Los pobres verán esto y se alegrarán;
¡reanímense ustedes, los que buscan a Dios!
33 Porque el SEÑOR oye a los necesitados,
y no desdeña a su pueblo cautivo.
34 Que lo alaben los cielos y la tierra,
los mares y todo lo que se mueve en ellos,
35 porque Dios salvará a Sión
y reconstruirá las ciudades de Judá.
Allí se establecerá el pueblo
y tomará posesión de la tierra.
36 La heredarán los hijos de sus siervos;
la habitarán los que aman al Señor.

El mensaje es de esperanza para todos aquellos que estén sufriendo injustamente. Al final, Dios enjugará toda lágrima de sus escogidos, tal cual el mismo Jesús le reveló a Juan:

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Apocalipsis 21.4
Es importante entender que todo lo que pasó en la vida de Jesús, estaba profetizado, para que todos comprendan que no adoramos a un hombre que fue deificado, sino a Dios mismo que se hizo hombre.



Conclusión

En esta colección de canciones y oraciones son la expresión del alma y experiencias humanas. David y los demás escritores vierten con sinceridad sus verdaderos sentimientos, reflejando así una dinámica, poderosa y transformadora relación con Dios.
 Los salmistas confiesan sus pecados, expresan sus dudas y temores, piden ayuda a Dios en tiempos difíciles, lo alaban y adoran. Pero ya sea que estén en medio del regocijo o en medio de la desesperación, siempre los notará expresándole con sinceridad a Dios sus sentimientos. Es la verdadera alabanza y adoración que se realiza en espíritu y verdad, lo cual afina los sentidos y ensancha el corazón de los que aman al Señor.




Bibliografía


  • Henry H. Halley, Manual Bíblico Halley, Ed. Vida, 2002, Miami, Florida.
  • Pablo Hoff, Libros Poéticos, Ed. Vida, 1998, EEUU.
  • Milo L. Chapman, Comentario Bíblico Beacon Tomo III, Casa Nazarena de Publicaciones, 2008, EEUU
  • Victor Matthews & Don Benjamin, Paralelos del A. T, Ed Terrae, 1997, Bilbao, España.
  • Jamiesón, Fausset & Brown. Comentario Exegético del A. T. Editorial Casa Bautista.
  • Teologia Sistemática Chafer. Ed. Clié.


Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.