Reflexión. Para adquirir Sabiduría. By Fabian Massa.

Proverbios de Salomón hijo de David, rey de Israel:
para adquirir sabiduría y disciplina; para discernir palabras de inteligencia;
para recibir la corrección que dan la prudencia,    la rectitud, la justicia y la equidad;
para infundir sagacidad en los inexpertos, 
conocimiento y discreción en los jóvenes.
Escuche esto el sabio, y aumente su saber;
    reciba dirección el entendido,
para discernir el proverbio y la parábola, 
los dichos de los sabios y sus enigmas.
El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina.



Proverbios 1 .1 – 7 Nueva Versión Internacional (NVI)
1 Proverbios de Salomón hijo de David, rey de Israel Salomón, el Rey que recibió el don de la Sabiduría directamente de Dios, era tan entendido que durante su reinado Israel alcanzó su máximo esplendor, siendo una potencia político- militar y económica de su tiempo. Los reyes de lejanos países visitaban Jerusalén solo para “beber” de la sabiduría de Salomón, cuyo nombre significa “Pacífico”.

para adquirir sabiduría y disciplina; para discernir palabras de inteligencia; para recibir la corrección que dan la prudencia, la rectitud, la justicia y la equidad Para recibir todo lo necesario para una vida de éxito en todas las áreas: la profesional, política, económica, personal, afectiva, la familia, la empresa y también la Iglesia.

Para infundir sagacidad en los inexpertos, para que los que no tienen experiencia adquieran la sabiduría para no fallar / pecar.

Conocimiento y discreción en los jóvenes. Para darle equilibrio emocional a los jóvenes, a fin de que se ahorren muchos “dolores de cabeza”

Escuche esto el sabio, y aumente su saber; También lo que propondrá el Rey Salomón es para los Sabios, lo que ya tienen títulos y cargos importantes.

Reciba dirección el entendido, Y también para el entendido, el que tiene el conocimiento técnico de lo que hace.

para discernir el proverbio y la parábola, los dichos de los sabios y sus enigmas. Para entender todo tratado de sabiduría y toda escritura, entendiendo cómo el ponerlo por obra en la práctica.


El temor del Señor es el principio del conocimiento; los necios desprecian la sabiduría y la disciplina. La base de todo lo necesario para toda persona en esta vida, sea un joven inexperto o un sabio o profesional, sea rico o pobre, para todo hombre sobre la faz de la Tierra en todo tiempo y lugar, el secreto de una vida feliz es el temor del Señor, el respeto por su Palabra y su Voluntad, el temor de perder su bendición y protección.
Porque toda persona que está en su voluntad se siente segura y protegida tal cual proclama el salmista:
1 EL que habita al abrigo del Altísimo, Morará bajo la sombra del Omnipotente.
Diré yo á Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; Mi Dios, en él confiaré.
Y él te librará del lazo del cazador: De la peste destruidora.
Con sus plumas te cubrirá, Y debajo de sus alas estarás seguro: Escudo y adarga es su verdad.
No tendrás temor de espanto nocturno, Ni de saeta que vuele de día;
Ni de pestilencia que ande en oscuridad, Ni de mortandad que en medio del día destruya.
Caerán á tu lado mil, Y diez mil á tu diestra: Mas á ti no llegará.
Ciertamente con tus ojos mirarás, Y verás la recompensa de los impíos.
Porque tú has puesto á Jehová, que es mi esperanza. Al Altísimo por tu habitación,
10 No te sobrevendrá mal, Ni plaga tocará tu morada.
11 Pues que á sus ángeles mandará acerca de ti, Que te guarden en todos tus caminos.
12 En las manos te llevarán, Porque tu pie no tropiece en piedra.
13 Sobre el león y el basilisco pisarás; Hollarás al cachorro del león y al dragón.
14 Por cuanto en mí ha puesto su voluntad, yo también lo libraré: Pondrélo en alto, por cuanto ha conocido mi nombre.
15 Me invocará, y yo le responderé: Con él estare yo en la angustia: Lo libraré, y le glorificaré.

16 Saciarélo de larga vida, Y mostraréle mi salud. Salmo 91, RV Antigua.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El que tenga oídos para oír, que oiga. By Fabian Massa