STUDY. El Arca de Noé, parte I. By Fabian Massa.

Una investigación de Adrián Pablos & Fabian Massa.


Parte I.

 1.     La maldad de los seres humanos

El Diluvio, según la Biblia, es un juicio de Dios sobre la Creación. La causa de esto fue la maldad del hombre, que era de tal magnitud que se manifestaba en cada una de sus acciones, corrompiendo y contaminando toda la Creación del Todopoderoso.
5 Vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos de su corazón sólo era de continuo el mal; 6 y se arrepintió Jehová de haber hecho al hombre en la tierra, y le dolió en su corazón. 7 Por eso dijo Jehová: «Borraré de la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo, pues me arrepiento de haberlos hecho.» 8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová. Génesis 6. 5 – 8: RVR1995
El versículo 6 muestra hasta qué punto El Señor estaba dolido por las malas obras de los hombres que decide “Barrer” todo lo creado (versículo 7). Este Juicio de Dios fue sobre toda la Tierra y sobre toda criatura, por eso se califica al Diluvio como una mega catástrofe universal.
Sin embargo Dios elige salvar a Noé y su familia y además confiarle la misión de preservar a los animales. Se podría decir que Dios encomendó a Noé el rescate de la biodiversidad del planeta de una extinción segura[1]. 


2.     Materiales y técnicas indicados por Dios para la construcción del Arca.

Las explicaciones acerca de los materiales y técnicas que usó Noé para la construcción del Arca son escasas. A continuación exponemos los datos que hemos hallado:

 

a.     La Madera

Génesis 6.14  Haz para ti un arca de madera de ciprés (gófer); compartimentos harás en el arca, y la untarás por dentro y por fuera con pez (brea). Torah
                   La palabra usada para  “Arca”  en hebreo es “tebah, la misma que en Éxodo 2:3[2]  (STRONG 8392: Caja, cofre, arca, arquilla.) La nave estaba totalmente construida en madera de “Gofer” (¿Ciprés[3]?; ¿Cedro[4]?) calafateada por dentro y por fuera.

b.     El “Calafateado[5]


El proceso de calafateado[6] es todo un arte, que ya casi se perdió, debido a que la mayoría de los cascos de las embarcaciones pequeñas y medianas hoy en día se hacen de fibra de vidrio y las grandes de acero naval. El calafateado consiste en introducir, entre las tablas de la estructura de una embarcación de madera, estopa embebida en brea (alquitrán) a fin de evitar la entrada de agua.

Cuando la madera está en contacto con el agua, su volumen se incrementa y las tablas presionan unas contra otras comprimiendo el calafateado, lográndose de esta manera un altísimo coeficiente de estanqueidad[7].
El proceso de calafateado depende del tipo de madera y del espesor de las tablas, por ejemplo, cuando las mismas superan los 4,5cm de espesor, antes del montaje es necesario hacer un corte ochavado en los cantos de unos 2 cm. en el exterior, (para este proceso es necesario el uso de un cepillo o garlopa[8]). En el caso del Arca, debido a su gran tamaño, el espesor de las tablas debe haber sido considerable.

El calafateo consiste en aplicar varias capas de  brea utilizando una brocha o pincel grande. Todo el proceso de construcción de una nave de madera de semejantes dimensiones lleva mucho tiempo y mano de obra especializada. Por eso no resulta creíble que semejante tarea haya sido llevada a cabo solamente por Noé y sus tres hijos, (teniendo en cuenta que todo el trabajo era manual) en cambio si es posible para un ejército de operarios.

En los capítulos anteriores hemos presentado la hipótesis de que los patriarcas prediluvianos hayan sido los reyes de la cultura Sumeria, tanto en el período anterior como al inmediatamente posterior al Diluvio. Si la situación hubiese sido esta, la tarea de la construcción del Arca podría haber sido un trabajo corporativo[9].



Tablas de medidas.
Sabemos que Génesis fue escrito por Moisés, y entendemos que la unidad de medida (codo egipcio, dado que esa era la cultura en la cual se había desarrollado y educado Moisés) pudo haber reemplazado a la unidad de medida usada efectivamente por Noé (equivalente a un codo) o no, teniendo en cuenta que la mayoría de las culturas de todos los tiempos y en todas las regiones han tomado como unidades de medida partes del cuerpo humano (codo, pie, palmo, pulgar, dedos, etc.…). El hecho de tener medidas implicaría entender de números, y el poder graficar de alguna manera a los mismos (tipo de escritura), con el fin de contabilizarlos.  

Al no haber ningún documento identificado como antediluviano, sobre este punto solo podemos aventurar hipótesis, basándonos en la evolución de las culturas de las cuales si tenemos elementos.
Por ejemplo, en antiguas civilizaciones  se utilizó el sistema decimal, el cual se deriva principalmente de un hecho natural: el ser humano necesitó hacer una representación simbólica del conteo con su propio cuerpo, y para ello se valió básicamente de los 10 dedos de las manos y aunque éste no fue el único sistema utilizado por la humanidad [10]sí fue el más difundido.

Solo a manera de ejemplo: Los romanos en cambio contaban con los dedos de una mano y por eso su sistema estaba basado en el n° 5 y  esto se evidencia cuando vemos sus números escritos:
I – 1                       II – 2                     III – 3                   IV – 5                    V – 5 

Y  ahora comienza otro ciclo volviendo a contar los mismos cinco dedos:

VI – 6                    VII – 7                   VIII – 8                 IX - 9                     X – 10. 

(Una X gráficamente son dos V superpuestas, o sea dos veces una mano igual a dos veces 5)

Otro detalle importante es que los romanos usaban las letras del alfabeto como números (al igual que los griegos), por eso entendemos que los números y la escritura están generalmente asociados.



3.     Las medidas del Arca


Las medidas que Noé recibió de Dios para la nave fueron las siguientes, Gen. 6.15:
Y así la harás: de trescientos codos de largo del arca, cincuenta codos su ancho y treinta codos su altura. RV 60
  • 300 codos[11] de largo = 135 m (35 metros más largo que una cancha de fútbol profesional)
  • 50 codos de ancho = 22,5 m (Casi ¼ de manzana)
  • 30 codos de altura = 13,5 m.  (Prácticamente la altura de un edificio de 4 pisos)

4.     La construcción del Arca.

Respetando las medidas mencionadas más arriba, da el equivalente a un buque mercantil[12] de 14.450 toneladas de capacidad de carga bruta (desplazamiento), con 41 mil metros cúbicos de espacio interior. La nave tenía tres cubiertas, de aproximadamente 3037 m2 de superficie cada una, lo que da un total de 9.111 m2 de superficie útil de almacenamiento.

El trabajo que implicó construir el Arca fue muy importante:
  • El diseño de cada parte de la nave, que obviamente El Señor le dio a Noé.
  • ¿Diseñar y fabricar (crear) las herramientas necesarias para todo el trabajo? Quizá debamos entender que dicha tecnología o capacidad de construcción era propia de la civilización a la cual Noé pertenecía. Este punto lo tocaremos nuevamente en las conclusiones finales que fijan nuestra postura.
  • Cortar los árboles (muchísimos)
  • Descortezarlos, limpiarlos y cortar los tablones, obviamente todos de una misma medida, luego cepillarlos y almacenarlos para que se estacionen y puedan ser ensamblados.
  • Preparar los elementos de fijación: ¿clavos? ¿Tarugos de madera? Con respecto a este punto, en Gen. 4.22 dice:” Y Tzil-lá, ella también, dio a luz a Tuval-Caín, forjador de todo instrumento cortante de cobre y hierro…”  
  • Tuval – Caín: Experto en herramientas de cobre y Hierro? Este verso es muy importante, pues la Era del Hierro esta dentro del período “Histórico” el cual es muy posterior[13]. En la Biblia estamos hablando del Período Prehistórico[14]. Lo cual refuerza nuestra creencia de que la civilización Prediluviana estaba mucho más avanzada de lo que creíamos[15].
  • Construir el casco, una obra maestra de ingeniería naval de todos los tiempos.
  • Poner en marcha la construcción. Una obra semejante demanda muchas horas/hombre (Y muchos hombres trabajando arduamente).
·       Económicamente hablando, los materiales y la mano de obra obviamente tenían un costo, que por la envergadura del trabajo, debe haber sido bastante alto. A Johan Huibers[16] su proyecto ARK I le costó 1 Millón de Euros. Ver imagen 11.1.
·       Esta dificultad técnica, recordemos que al Arca era una nave con 14.4500  Tn. de desplazamiento, barco de este tamaño solo fueron realizables en nuestra Era a partir del año 1940 y solo en acero. Es decir, desde el punto de vista secular, la construcción del Arca es lisa y llanamente una “fabula,” un imposible y es una apreciación totalmente cierta: El Arca y cada detalle tanto en su construcción, su carga, las peripecias del viaje, el mantenimiento de la carga conforme a las expectativas de volver a repoblar la Tierra, y todos los demás puntos implicados  son realmente IMPOSIBLES sin la intervención plena y directa de Dios.
  • Habrá sido muy duro soportar las burlas durante la construcción del arca para Noé y los suyos. Debemos pensar que solo Noé y no sus hijos escucharon la voz de Dios y además ninguno de ellos conocía de lo que hablaba su padre, no sabían que era la lluvia. Afrontar los costos de la construcción y la desesperación de los hijos, nueras y esposa de Noé ante tal magnitud de gastos durante mucho tiempo, pues la obra era gigantesca. Subir al arca ante la orden de Dios que otra vez solo Noé escuchaba, imaginamos que hubo desconfianza, murmuraciones, recelos y temores; pero debemos destacar que por sobre todo esto primó la obediencia a Noé y a la Palabra de Dios, mientras que todos los demás fuera de la familia de Noé seguían “comiendo y bebiendo”. Pero creemos que ellos al ver que el diluvio era una realidad, tuvieron un sincero agradecimiento a Dios por su misericordia,  respeto a su padre y alegría al ver que toda la familia se salvaría dentro del arca.
·       El gran trabajo de Noé relativo a la construcción del Arca no es debidamente apreciado por la mayoría de los  lectores, que toman el relato como un cuento, ni por los instructores, que generalmente no ahondan en detalles técnicos o no meditaron lo suficiente sobre la complejidad del caso y por dicha razón no lo enseñan a las congregaciones. Una de las críticas que trata de “hundir” la credibilidad de la historia del arca, radica que  antes de que pudiera siquiera considerar un proyecto como éste, Noé habría necesitado una concienzuda educación en arquitectura y diseño naval y en campos que no aparecerían por miles de años, como la física, la mecánica, y el análisis estructural.
      Los barcos de madera más largos son los veleros de seis mástiles del siglo XIX, que no llegaban  ni a la mitad del largo del Arca y presentaban serios problemas de estructura: La madera tiende a deformarse en tramos tan largos a causa de las presiones y torsiones a que es sometida durante la navegación. Además habría que considerar las herramientas, lo recursos naturales, económicos  y humanos necesarios, tal cual estudiamos a los largo de los capítulos XI y XII. Algunos creacionistas avalan el excelente desempeño de Noé como constructor basado solamente en las indicaciones e inspiración dada por Dios (cosa absolutamente imprescindible) dejando de lado que necesariamente Noé tendría que haber tenido una base de cultura, conocimientos y medios a disposición para semejante empresa.




El presente post es un extracto del libro "De Edén  a las Naciones" de Adrián Pablos & Fabian Massa, que estará editado para principios de 2014.

[1] El concepto biodiversidad, fue tomado en pleno siglo XXI por Museo Americano de Historia Natural de Estados Unidos, la nota del diario La Nación de Buenos Aires Argentina, del miércoles 09 de mayo de 2001: Científicos del Museo Americano de Historia Natural de los Estados Unidos están construyendo una versión siglo XXI del arca de Noé. Pero esta vez los animales no irán en parejas, sino en pequeñas partes y fragmentos congelados. Los tejidos de los especímenes -desde insectos y algas hasta pequeñas partes de ballenas- serán un tesoro para los investigadores que empleen técnicas de genética para estudiar la vida silvestre, y quizás un día se conviertan en una fuente de materia prima para la creación de clones de animales extintos o en peligro de desaparecer. Todo esto se encuentra fuera de la vista de los visitantes del museo. En un nuevo laboratorio de 700 metros cuadrados construido en el subsuelo del museo, cada uno de los nueve recipientes de acero inoxidable contendrán eventualmente hasta 70.000 muestras de tejido inmersas en nitrógeno líquido. http://www.lanacion.com.ar/303672-construyen-un-arca-de-noe-genetica.  Ver nota completa en el apéndice.

[2] Pero no pudiendo esconderlo por más tiempo, tomó para él una arquilla de junco y la calafateó con brea y con pez; y colocó en ella al niño, y la puso en un carrizal, a la ribera del río.
[3] El ciprés común o del Mediterráneo (Cupressus sempervirens) es un árbol de hojas perennes de gran longevidad, existiendo ejemplares con más de 1.000 años. Su tronco es: recto, pudiendo alcanzar hasta 1 metro de diámetro, aunque excepcionalmente se han encontrado ejemplares de hasta 3 metros en su base. Corteza delgada, más o menos lisa, de color grisáceo en árboles jóvenes que con la edad cambiará a un pardo oscuro y grietas longitudinales. Su madera es de color pardo claro, nudosa, resistente y bastante ligera. No es resinosa, pero exhala un perfume que recuerda a la madera del cedro. Es de muy larga duración, se considera imputrescible y que no existe ningún insecto que lo ataque.
[4] El cedro,  es una confiera originario del Medio Oriente, árbol de madera olorosa, copa cónica o vertical, muy utilizados para la ornamentación de parques. En la Biblia figura también con el nombre de “Enebro”. Su madera es resinosa y tiene propiedades de imputridez lo hacen idóneo en la construcción naval
[5] http://www.oficiostradicionales.net/es/mar/calafateador/calafateado.asp
[6] Calafatear a la acción de introducir, entre las tablas del casco de una embarcación de madera, estopa embebida en brea (alquitrán) a fin de evitar la entrada de agua.
[7] Estanqueidad f. Cualidad de lo que es estanco, cerrado e incomunicado.
[8] Garlopa: f. carpintería. Cepillo largo y con puño que sirve para igualar las superficies de la madera una vez cepillada. Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe.

[9] Las grandes construcciones de la antigüedad fueron llevadas a cabo mediante el esfuerzo corporativo del Estado, los cuales utilizaban generalmente mano de obra esclava. 
[10] Los Mayas tenían un sistema basado en el n° 20, debido a que para contar utilizaban los dedos de las manos y de los pies.

[11] Codo: En este trabajo se tomó el codo egipcio, la equivalencia 1 codo = 0.45 cm. El codo es una medida antropomórfica usada por muchas culturas de la antigüedad. En cada una de ellas tiene una Medida de longitud distinta. Ver Apéndice.
[12] Carguero.
[13] La primera aparición conocida de sociedades con el nivel cultural y tecnológico correspondiente a la Edad de Hierro se da en el siglo XII a C. (1200 a C.)
[14] La aparición de la escritura (como forma de documentar) es lo que marca el cambio de Periodo Prehistórico a Periodo Histórico.
[15] Aunque el hierro que ellos tenían fuese de origen extraterrestre (Meteoritos), el manejo del mismo exige un alto nivel conocimiento de metalurgia. Ver Apéndice, Sección Cap. 4
[16] Ver nota en apéndice.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.