Study. El Sitio de Jerusalén, 588 -586 a.C. By Fabian Massa.



Introducción.


En el año 611 a.C. asume el reinado de Judá Joacím (2° de Crónicas 36.5). Once años después, en el 600 a.C. el país es conquistado por Nabucodonosor. Judá se convierte en tributario de Babilonia, pero al tercer año, es decir en el 597 a.C., Joacím se rebela contra Nabucodonosor, la Biblia no explica que sucedió, pero Joacím fallece y asume en su lugar su hijo Joaquín (para ver el tema en mayor detalle, por favor ingrese en el vínculo de pie de página[1]). A los tres meses de haber asumido el país es nuevamente invadido por el ejército de Nabucodonosor. Joaquín se rinde y es deportado a Babilonia junto con la reina madre y la crema y nata de la sociedad de Jerusalén. (2° de Reyes 24.8 – 12; 2° de Crónicas 36.13-17).
Nabucodonosor pone como rey títere a Sedequías (tío de Joaquín) dejando en Judá solo a los pobre, los viejos y los enfermos. Evidentemente no quería que Sedequías tuviera ningún elemento que le permitiera rebelarse, por eso “arruinó” a Judá, se llevó todo lo que era de valor tanto en metálico como en recursos humanos.


El Señor levantó dos profetas:

I.            Jeremías que profetizo en Jerusalén desde durante los reinados de Josías, Joacím los tres meses del reinado de Joaquín y todo el tiempo que reino Sedequías (11 años), es decir profetizó durante 34 años. (Jeremías 1.1-3)Jeremías profetizaba todo lo contrario que quería escuchar el rey. Por esa razón, paso la mayor parte de esos once años preso y amenazado de muerte.

II.            Ezequiel, quien profetizó contra Judá desde el exilio a orillas del río Quebar.

El sitio de Jerusalén.

Sedequías reinó en Jerusalén once años (2° Reyes 24.18-19) Sedequías se rebeló contra Nabucodonosor, a pesar de las advertencias que Dios le dio a través del profeta Jeremías de que no lo hiciera. En el noveno año de su reinado, es decir en el 588 a.C., Nabucodonosor sitio por 3° vez Jerusalén. El sitio se extendió por dos años. La situación de la ciudad era terrible, se puede apreciar esto en Lamentaciones de Jeremías:

11 El llanto me consume los ojos;

    siento una profunda agonía.
Estoy con el ánimo por los suelos
    porque mi pueblo ha sido destruido.
Niños e infantes desfallecen
    por las calles de la ciudad.

12 «¿Dónde hay pan y vino?»,

    preguntan a sus madres
mientras caen por las calles
    como heridos de muerte,
mientras en los brazos maternos
    exhalan el último suspiro. Lam. 2.11-12 NVI


Tanta es la sed que tienen los niños,

    que la lengua se les pega al paladar.
Piden pan los pequeñuelos,
    pero nadie se lo da.

Quienes antes comían los más ricos manjares

    hoy desfallecen de hambre por las calles.
Quienes antes se vestían de fina púrpura
    hoy se revuelcan en la inmundicia.


Más radiantes que la nieve eran sus príncipes,

    y más blancos que la leche;
más rosado que el coral era su cuerpo;
    su apariencia era la del zafiro.


Pero ahora se ven más sucios que el hollín;

    en la calle nadie los reconoce.
Su piel, reseca como la leña,
    se les pega a los huesos*. Lam. 3.4-8 NVI


*La piel de las personas que están expuestas durante mucho tiempo a la hambruna se pone negra y reseca.
¡Dichosos los que mueren por la espada,

    más que los que mueren de hambre!
Torturados por el hambre desfallecen,
    pues no cuentan con los frutos del campo.

10 Con sus manos, mujeres compasivas

    cocinaron a sus propios hijos,
y esos niños fueron su alimento
    cuando Jerusalén fue destruida. Lam. 3.9 – 10 NVI.


El propósito de esta serie de post “Históricos” es que los lectores de la Biblia puedan conectar los distintos pasajes y ver de esta manera el “cuadro completo” que pintan las Escrituras.

Ahora sí, para la próxima entrega, la 2° Caída de Jerusalén en el 586 a.C.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.