Estudio. Un enfoque a la familia según Proverbios. By Fabian Massa.



A.      Sobre Proverbios 1. (NVI)


Hijo mío, escucha las correcciones de tu padre
    y no abandones las enseñanzas de tu madre.
Adornarán tu cabeza como una diadema;
    adornarán tu cuello como un collar. Versículos 8-9


En estos dos versículos podemos ver un hijo joven que escucha a sus padres, porque estos  se toman un tiempo para aconsejarlo y enseñarle. Las enseñanzas que le dan están acordes con la Palabra de Dios y son la clave para que el joven sea una persona con valores, respetuosa de los bienes, la vida de los demás y tenga una buena vida.

10 Hijo mío, si los pecadores quieren engañarte,
    no vayas con ellos.
11 Éstos te dirán:
    «¡Ven con nosotros!
Acechemos a algún inocente
    y démonos el gusto de matar a algún incauto;….


13 Obtendremos toda clase de riquezas;
    con el botín llenaremos nuestras casas.
……

¡Pero no te dejes llevar por ellos, hijo mío!
    ¡Apártate de sus senderos! Versículos 10 - 15



Estos padres enseñaban a su hijo sobre cosas concretas, de vivir en sociedad dentro del marco de la Ley del hombre (No robarás/no matarás) que es un reflejo de la Ley de Dios. Hoy la falta Dios y de este tiempo de los padres con los hijos, hace que ciudades enteras caigan bajo el poder de la delincuencia, las Mafias Narcos, como sucede en la ciudad de Rosario (Provincia de Santa Fe, Argentina y también en muchas otras partes del Mundo) donde los narcotraficantes “reclutan” niños soldados (de 12 a 14 años) para la venta y corretaje de drogas. Cuando estos jovencitos alcanzan los 15 años muchos ya son asesinos profesionales.

B.      Sobre Proverbios 2. (NVI)

Los primeros nueve capítulos del libro de Proverbios el autor habla de “La Sabiduría” como un padre a la juventud. Es necesario aclarar que aquí sabiduría es vivir de acuerdo a la Palabra de Dios, que enseña el camino de la rectitud, la ética, la justicia, la misericordia y la paz.
En este segundo capítulo, el padre sigue aconsejando a su hijo:
12 La sabiduría te librará del camino de los malvados,
    de los que profieren palabras perversas,


También aconseja a su hijo para que no fornique con mujeres adulteras:
16 te librará de la mujer ajena,
    de la extraña de palabras seductoras
17 que, olvidándose de su pacto con Dios,
    abandona al compañero de su juventud.



C.      Sobre Proverbios 3. (NVI)

En este capítulo el padre enseña a su hijo que debe andar por la vida hablando la verdad y teniendo amor por el prójimo, porque esto le dará un buen nombre entre los hombres. La buena reputación es una carta de presentación que abre las puertas más importantes (versículos 1 – 12)
Este padre aconseja a su hijo que sea:

  • Discreto y de buen juicio (versículos 21-26)
  • Ayudar al prójimo, ser generoso (versículos 27-28)
  • A ser fiel (29)
  • No ser envidioso (versículos 31)

También le advierte que la consecuencia de obrar de acuerdo a estos consejos tiene la aprobación de Dios y hacer lo contrario trae aparejada la maldición de Dios (versículos 32 a 35)

D.      Sobre Proverbios 6. (NVI)


¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga!
    ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría!
No tiene quien la mande,
    ni quien la vigile ni gobierne;
con todo, en el verano almacena provisiones
    y durante la cosecha recoge alimentos.

Perezoso, ¿cuánto tiempo más seguirás acostado?
    ¿Cuándo despertarás de tu sueño?
10 Un corto sueño, una breve siesta,
    un pequeño descanso, cruzado de brazos...
11 ¡y te asaltará la pobreza como un bandido,
    y la escasez como un hombre armado! (versículos 6-11)


El padre exhorta a su hijo a ser diligente, a tener autodisciplina, como la hormiga que no tiene un jefe que la las esté mandando y sin embargo trabaja con ahínco (versículo 7). También le advierte que la pereza trae pobreza y ruina. Esto es tan real que sale publicados en los diarios: Según una nota del diario La Nación[1], en la provincia de Misiones (al noreste de Argentina) el 30% de los habitantes de la provincia en edad de cursar los estudios medios (Unos 90.000) no están asistiendo a clase. Los datos son oficiales (fueron aportados por el Consejo de Educación de la provincia) e indican que se trata de jóvenes de ambos sexos entre 13 y 19 años de edad que no estudian por problemas económicos.

De acuerdo a datos proporcionados por la ANSES [Administración Nacional de Seguridad Social] además el titular del Consejo Provincial de Educación afirmó que hay 60.000 jóvenes entre 18 y 24 años que no trabajan ni se capacitan para poder hacerlo. El funcionario explicó además que entre la población que estudia hay un alto grado de repitencia y sobreedad, lo cual piensan corregir bajando las exigencias educacionales, es decir nivelando para abajo, aprobando a los estudiantes aunque sepan poco y nada: De esta manera los porcentajes le darán mejor al Gobierno provincial pero sin dudas dejarán una generación mal preparada para enfrentar cualquier desafío que le pongan por delante.
Lo que sucede en esta provincia, es solo una muestra de los que sucede en todo el País. La falta de Dios en la vida de las personas se ve reflejada en su manera de vivir. Los padres de los 150.000 jóvenes misioneros de la nota del diario no han sabido/podido formarlos para que sean disciplinados, serios, responsables, discretos, virtuosos, trabajadores, estudiosos, emprendedores, etc… Lamentablemente la mayoría de estos jóvenes, cuando formen una familia, no podrán dar ninguna formación a sus hijos (no se puede dar lo que no se ha recibido), constituyéndose así un circulo vicioso que en cada generación llega más abajo.


E.       Sobre Proverbios 6. (NVI)


Siendo la sociedad judía patriarcal, a las mujeres se les daba una formación enfocada al hogar, la crianza de lo hijos y el gobierno e la casa. Las mujeres estaban bajo un fuerte control de los hombres y de las mujeres más ancianas, tenían por lo tanto menos margen que los hijos varones para “portarse mal”. Sin embargo en el capítulo 31  hay toda una descripción cuales eran los objetivos a cumplir por las féminas:

1.       Es confiable para su esposo (versículo 11)
2.       Es una bendición para la familia (versículo 12)
3.       Es hábil en las tareas manuales, (en aquella época las señoras no salían a trabajar fuera de casa) (versículo 13)
4.       Es una buena ecónoma, cuando hace las compras lo hace en los comercios donde hay mejores costos (versículo 14)
5.       Es hábil para distribuir las tareas en la casa (versículo 15)
6.       Participa en los negocios familiares y se anima a emprendimientos personales (versículo 16)
7.       No pierde el tiempo haciendo ocio, sino que está atenta a las necesidades de la familia (versículo 17 a 25)
8.       En el versículo 30 dice:
30 Engañoso es el encanto y pasajera la belleza;
la mujer que teme al Señor es digna de alabanza.


En aquella sociedad, se valoraba más las cualidades de la mujer que su apariencia física. Hoy en énfasis está puesto más en la apariencia y que en el “Contenido”.


F.       Conclusión

Es necesario que como padre de familia cristianos entendamos la responsabilidad que Dios nos ha delegado: Enseñar (con la prédica y el ejemplo) La Palabra de Dios en casa. Una vez, le preguntaron al conferencista cristiano Josh Mc Dowell cuál era el mayor problema de los EE.UU. El que hacia la pregunta era nada más y nada menos que el presidente de los EE.UU a través de su secretario de estado. El Dr. Mc Dowell le contestó que el mayor problema era la falta de atención de los padres hacia sus hijos. El secretario dijo que él no podía llevarle esa respuesta al presidente, cuando en el país había situaciones graves como la drogadicción, la violencia racial, la desocupación, por nombrar algunos, mientras que en la política exterior estaban las dificultades en los frentes de Irán, Afganistán, Irak y el terrorismo internacional.

El Dr. Mc Dowell[2] le respondió que todos los problemas internos de los EE.UU. tenían su origen en la falta de atención de los padres hacia sus hijos: Porque debido a esto los jóvenes ingresaban en el mundo de la droga, cayendo luego en la degradación social y la delincuencia. Que los niños que se criaban sin la amorosa atención del padre cuando fueran padres repetirían exactamente lo mismo que habían vivido y no cuidarían de su familia, creándose de este modo un círculo vicioso y destructivo.

Dios siempre quiso despertar nuestra conciencia sobre esto, por eso mandó que todo hombre sea sacerdote de su casa, que enseñe la Verdad encerrada en la Palabra a los hijos y a la esposa:
5 Ama a tu Dios con todo lo que piensas, con todo lo que eres y con todo lo que vales. 6 Apréndete de memoria todas las enseñanzas que hoy te he dado, 7 y repítelas a tus hijos a todas horas y en todo lugar: cuando estés en tu casa o en el camino, y cuando te levantes o cuando te acuestes. 8 Escríbelas en tiras de cuero y átalas a tu brazo, y cuélgalas en tu frente. 9Escríbelas en la puerta de tu casa y en los portones de tu ciudad. Deuteronomio 6 Traducción en lenguaje actual (TLA)

Nuestra familia necesita que cumplamos el rol de sacerdote de la casa.  Nuestro país necesita que como hombres de Dios sembremos la buena semilla, empezando por nuestro hogar casa. Ese es nuestro primer ministerio y el más importante.



Fabian Massa.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.