Reflexión. El abuso de autoridad en las Iglesias. By Fabian Massa.


La Semana 70 comparte con nosotros: El abuso de autoridad en las Iglesias.



Introducción


El abuso de autoridad, también conocido como abuso de poder, son prácticas comunes en ámbito secular, ya sea en las empresas, la política, o la escuela. Se produce un abuso de poder cuando  la autoridad o individuo que tiene poder sobre otros, debido a su investidura, posición social, conocimiento o riqueza y utiliza ese poder para su beneficio y a su vez, permite que otros sean explotados.
Cuando una autoridad, superior o dirigente sobrepasa el ejercicio de sus funciones exigiéndole a un subordinado, cosas que no corresponden manipulándolo con algún tipo de amenaza o perjuicio que tendrá esa persona si no obedece.



En los países donde la mayoría de las personas se ha desarrollado en un ambiente dictatorial, hay una tendencia a aceptar (y aún apoyar y promover) como “Natural” el abuso de poder. Esto lo podemos ver claramente en Latinoamérica, donde son comunes los liderazgos “místicos”, donde los dirigentes se convierten en “Caudillos” de un gobierno verticalista. En este tiempo en que estoy escribiendo este post hay muchos gobiernos latinoamericanos liderados de esta manera (con el apoyo de las mayorías) como el caso de Maduro en Venezuela, Rafael Correa en Ecuador y Cristina Kirchner en Argentina, etc…

No puede haber un “Abusador del Poder” sin un pueblo que haga el juego y quiera buscar estar sometido bajo la figura del “Gran Caudillo que resolverá todos sus males”. Es decir, necesariamente se da un juego de Abusador – abusado.
Los países que están bajo este esquema, tienen por lo general un perfil económico de pobreza estructural, grandes diferencias sociales entre las poblaciones citadinas y las rurales (por lo gral. son abismales), alto grado de corrupción, son inestables política, económica y financieramente, teniendo grandes picos hacia arriba y hacia abajo alternativamente. Este tipo de gobierno tiene por lo general un discurso (un “relato oficial”) totalmente divorciado de la realidad, un sistema represor a toda “crítica” y viven sumidos en grandes “Teorías Conspirativas” contra el orden  Institucional.   Generalmente tienen una educación bastante deficiente y grandes masas poblacionales sumidas en la ignorancia (como conviene a un dictador que quiere someter al pueblo).
El mismo perfil que tiene una población, van a tener todas las estructuras sociales que se desarrollen en la misma (en mayor o menor grado), dado están conformadas por los mismos elementos humanos. Dentro de esas estructuras sociales vamos a encontrar entonces una tendencia al liderazgo autoritario, a un divorcio entre el discurso y la realidad y a una negación a toda crítica que provenga desde las bases de la estructura.



El abuso de autoridad en algunas Iglesias evangélicas

Se puede observar que en algunos pastores y líderes están teniendo una tendencia hacia el autoritarismo. Este abuso de poder se manifiesta en el dictado de normas y reglas que no tienen sustento bíblico (no están basados en doctrina).
El autoritarismo se evidencia en la educación, cuando en lugar de enseñar adoctrinan (les transmite ”su verdad” o “su interpretación de las Escrituras” descalificando cualquier otra posición).


Recuerdo una reunión entre hermanos, donde estábamos compartiendo la Palabra de Dios, cada uno aportaba algunos versículos a la charla, en un momento dado un hermano compartió algo de la versión NVI y el que lideraba dijo:”Los cristianos leemos la RV60”.



El autoritarismo se evidencia también en la necesidad de muchos de estos líderes de ejercer un “Control” sobre la congregación. A propósito de esto recientemente un pastor comentó que en su iglesia todos los grupos de obreros de los distintos ministerios armaron grupos en la red de mensajes de texto telefónicos Whatsapp y que él está anotado en todos, de esta manera el toma conocimiento de que escribe y piensa cada uno de los miembros de la iglesia.



“Una de las manifestaciones del autoritarismo, es el afán de controlarlo todo”



La necesidad de “Controlar” del autoritario nace de una inseguridad interior, del miedo, como consecuencia de su inseguridad. Y naturalmente para hacerlo, el método que utilizan es el legalismo, entonces dicen:”Vamos a imponer normas. Vamos a decirle que no pueden hacer esto, no pueden hacer lo otro, que no pueden ir allí o allá, que no pueden leer esto o aquello”, de esa manera logran tener controlada a la congregación.



Hace muy pocos días, he sido testigo de una exhortación por parte de un Ministro muy prestigioso (Miembro destacado de una de las organizaciones más grande e importantes de la Argentina) en un curso de Teología, a leer solamente la Biblia RV60 (Según sus propias palabras, en su Iglesia tiene prácticamente prohibida otra versión), a no leer libros contaminantes (solo pueden leer lo que él ha aprobado) El material “Autorizado” no es mucho más que sus propios sermones, artículos y dos o tres textos breves de su autoría). Para dar más énfasis a su posición, dijo claramente que cualquier tipo de oposición a la enseñanza del Pastor de la Iglesia debe tomarse como:

a.       “Un quebrantamiento del Orden Cabeza (Cristo) y Cuerpo (La Iglesia)” Con lo cual excluye la posibilidad de decir algún ”No” cuando a la persona no le termine de convencer lo que el Pastor dice.
b.      Rebeldía hacia la autoridad, es rebeldía a Dios. Apoyándose en la declaración bíblica de que toda autoridad fue puesta por Dios[1], obviamente toda oposición a disposiciones Pastorales debe entenderse como “rebeldía a Dios” y acarrearía el castigo Eterno en el “Lago de Fuego y Azufre”, de esta manera manipula a las mentes más débiles, que sumidas en un temor religioso terminan sometiéndose y diciendo que sí a todo lo que el Pastor les diga.
c.       Las objeciones como rebeldía. Generalmente no aceptan objeciones, las cuales son tomadas como crítica (destructiva) desobediencia, rebeldía, raíz de amargura, murmuración, etc, etc, etc.
El argumento más utilizado es el de la Infalibilidad[2], tan criticado a la Iglesia Católica por su creencia en la Infalibilidad Papal, (que tantas veces la historia se encargó de demostrar que no era tal). Así que mientras los católicos tienen “un Papa que no falla” los cristianos evangélicos tenemos miríadas de “Pastores infalibles”.


El apóstol Pedro se refiere específicamente al autoritarismo en la iglesia:



2 cuiden como pastores el rebaño de Dios que está a su cargo, no por obligación ni por ambición de dinero, sino con afán de servir, como Dios quiere. 3 No sean tiranos con los que están a su cuidado, sino sean ejemplos para el rebaño. 4 Así, cuando aparezca el Pastor supremo, ustedes recibirán la inmarcesible corona de gloria. 1 Pedro 5.2-4 NVI.



El ejercicio de la autoridad desde el punto de vista bíblico es preparar y alentar a los demás a superarse, y una vez que han logrado su objetivo, promoverlos. De esta manera la organización crece en función de una maduración, de auto superación, el trabajo, el estudio y el crecimiento espiritual.



En una organización basada en el verticalismo autoritaria, las personas crecen dentro de la estructura por permanencia, por asistir a todas las reuniones, por decir siempre SI, por tener una actitud obsecuente. De esta manera se levantan líderes sin criterio propio, sin bases bíblicas que llegado el momento no pueden resolver nada si no lo consultan “Arriba”.



La manera más sencilla para definir el autoritarismo, como lo haría cualquier persona cuando escucha la palabra; es abuso de autoridad o abuso de poder. Esto justamente se contrapone con lo que es la autoridad, que es para servir, para facilitar el desarrollo de aquellos que uno está liderando. Cuando un grupo de personas están bajo la figura de un líder autoritario este grupo de personas no crecen, no se desarrollan, sino mas bien se estancan, porque no está sirviendo al reino, sino están sirviendo los intereses de una persona.



Un líder cristiano es una persona quien Dios ha dado capacidades (dones) para influenciar sobre un grupo de personas y ayudarlos a desarrollarse a fin de que puedan cumplir con el llamado que recibieron de Dios.



El pastor autoritario por lo general traba el acceso de la gente a su llamado, no dejándola estudiar o no dejándola salir a cumplir su ministerio y levantando en cambio a los solo saben decir SI.



Como líderes, esforcémonos en ser de bendición, a alentar al hermano a superarse. Para aquellos de nosotros que tenemos un llamado a la docencia, creo que una de las mejores cosas que podemos hacer es brindarles las opciones y herramientas para que nuestros alumnos puedan desarrollar sus propios criterios, a fin de que se levante líderes fuertes, formados, que sepan distinguir su llamado y tengan fe para seguirlo, y lleguen a cumplir aquello que Dios dispuso para ellos.



Para romper el yugo del autoritarismo (que esta bastante extendido, por lo menos en Argentina),  solo nos queda orar y pedirle a Dios que abra puertas, que toque los corazones. Oremos para que podamos tener una Iglesia en Cristo, donde podamos servir. Una Iglesia que mire para afuera, a la Gran Familia en Cristo (todas las Iglesias) en lugar de mirar para adentro, donde cada uno cuida su huerta.



La Semana 70 está por comenzar, ¿estamos listos?



______________________

[1] 1 Sométase toda persona a las autoridades superiores, porque no hay autoridad que no provenga de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas. 2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. Romanos 13.1-2 RV 95
[2] http://www.lasemana70.com/2014/02/reflexion-la-infalibilidad-en-la.html; http://www.lasemana70.com/2014/02/reflection-infallibility-in-catholic.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.