Study. La muerte de Jesús en la cruz. By Fabian Massa.

Profecías acerca de Jesús, parte 7.



La Semana 70 comparte con nosotros: La muerte de Jesús en la cruz. 


La muerte en la cruz, era un método de ejecución que fue practicada por distintas culturas en la antigüedad. También fue utilizada por Roma. Estaba reservado para los criminales considerados los más peligrosos para el Imperio. Se trataba de una muerte lenta, muy dolorosa. Los romanos acostumbraban primero a flagelar a los condenados, que luego debían llevar el travesaño (Patibullum) sobre sus hombros hasta el lugar de la ejecución.
El patibullum era sujetado a un madero que ya se encontraba fijado en la tierra en el lugar destinado a las ejecuciones. El reo era generalmente clavado al madero en las manos (debajo de la mueca).  El clavo atravesaba el nervio mediano. Ese es el nervio mayor que sale de la mano y quedaba triturado por el clavo. Cada martillazo producía un dolor indescifrable en la persona.

Una vez que el reo estaba clavado por las muñecas al patibullum, era alzado para unir el mismo con el poste vertical. Entonces se procedía a clavarle los pies. Los nervios de los pies también eran triturados y eso causaba un dolor insoportable similar al de las muñecas.

Al momento de estar en posición vertical los brazos, por el peso del cuerpo, se estiraban a tal punto que se dislocaban los hombros. Quizá a esto hace referencia La Palabra en el salmo 22.14 

14 Como agua he sido derramado; dislocados están todos mis huesos. NVI.

La crucifixión es una muerte lenta y agonizante por asfixia. La persona para poder exhalar debía apoyarse en sus pies, con cada exhalación los pies se desgarraban donde estaban clavados al poste. Cada respiración era una agonía en sí misma.
Para acelerar la muerte, los soldados romanos rompían las piernas de los reos: al no poder apoyarse en sus piernas para levantar el torso y poder exhalar, la persona moría rápidamente.

En el caso de Jesús, los soldados no rompieron sus piernas, ¿porqué? Basándonos en los hechos la respuesta obvia es porque Jesús falleció antes de que fuera necesario romper sus huesos. Pero tenemos que entender que en todo lo referente a Jesús, cada detalle de su vida y de su muerte estaba profetizado en las Escrituras. 
Así profetizó sobre esto David:

19 Muchas son las angustias del justo,    pero el SEÑOR lo librará de todas ellas;20 le protegerá todos los huesos,    y ni uno solo le quebrarán. Sal. 34.19-20 NVI.

Y también, en Éxodo cuando Moisés instituye la festividad de la Pascua (salida de Egipto) señala específicamente que al cordero pascual no se le debía romper ningún hueso.  Y sabemos que Cristo es el Cordero de Dios que quita el pecado del Mundo. 


Jesús murió, pero al tercer día resucitó y ahora reina por los siglos de los siglos. Amén. Muchas profecías ya se han cumplido, y las profecías sobre el Tiempo del Fin están acercándose. Solo en Jesús hay salvación, ¿estamos listos?. 


Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013