Reflexión. El don de lenguas en Hechos y en 1 Co. 12. By Fabian Massa.


A.   El don de lenguas en Hechos

El don de lenguas fue una señal portentosa, obra del Espíritu Santo, que Dios dio a la Iglesia en sus primeros pasos para mostrar su respaldo. En el libro de los Hechos podemos ver seis pasajes en que el Bautismo del Espíritu se manifiesta en el don de lenguas: 

  1.  Capítulo 2.1-12 Pentecostés.
  2. Capítulo 4.29-31 El 2° Pentecostés.
  3. Capítulo 8.14-19 Samaria.
  4. Capítulo 9.17-19 La conversión de Pablo.
  5.  Capítulo 10.44-48 Pedro en casa de Cornelio.
  6.  Capítulo 19.1-7 Éfeso


Hechos 2.1 a 12 como en el Día de Pentecostés
[1]


En el Día de Pentecostés el Espíritu Santo descendió sobre los discípulos y estos comenzaron “a hablar en lenguas[2], según el Espíritu les concedía expresarse”. El pasaje relata que los judíos de la diáspora y los extranjeros que visitaban Jerusalén y presenciaron el milagro dijeron maravillados: “¿No son galileos todos estos que están hablando? ¿Cómo es que cada uno de nosotros los oye hablar en su lengua materna? Partos, medos y elamitas; habitantes de Mesopotamia, de Judea y de Capadocia, del Ponto y de *Asia, 10 de Frigia y de Panfilia, de Egipto y de las regiones de Libia cercanas a Cirene; visitantes llegados de Roma; 11 judíos y *prosélitos; cretenses y árabes: ¡todos por igual los oímos proclamar en nuestra propia lengua las maravillas de Dios!” (Hechos 2.7 -11 NVI).

Si los discípulos entendían lo que estaban diciendo o no, no se especifica. En cambio es si queda claro que cada uno de ellos escucho a los creyentes hablar en su propio idioma (lengua materna) de “Las Maravillas de Dios”.



Hechos 4.29-31 El 2° Pentecostés

Pedro y Juan habían sido encarcelados por predicar en el Nombre de Jesús (Hch.3.1-Hch.4.21) Al quedar finalmente libres volvieron a reunirse con los suyos y comenzaron a orar, pidiéndole a Dios que les permitirá predicar con denuedo y sucedió algo muy parecido a lo ocurrido durante el día de Pentecostés: 31 Después de haber orado, tembló el lugar en que estaban reunidos; todos fueron llenos del Espíritu Santo, y proclamaban la palabra de Dios sin temor alguno”. Hch.4.31 NVI. Si bien el pasaje no dice nada del hablar en lenguas, el tema de da por asumido dada la gran similitud con la situación de Hch. 2.


Hechos 8.14-19 Samaria.

Después del martirio de Estaban, la Iglesia (excepto los Apóstoles, que permanecieron en Jerusalén) se dispersó por las regiones de Judea y de Samaria:” Los que se habían dispersado predicaban la palabra por dondequiera que iban. Felipe bajó a una ciudad de Samaria y les anunciaba al *Mesías. Al oír a Felipe y ver las señales milagrosas que realizaba, mucha gente se reunía y todos prestaban atención a su mensaje. De muchos endemoniados los *espíritus malignos salían dando alaridos, y un gran número de paralíticos y cojos quedaban sanos. Y aquella ciudad se llenó de alegría”. Hch. 8.4-8 NVI. Aquí se puede ver que la predicación de Felipe era seguida de fuertes señales y milagros. Muchos se convirtieron y se bautizaron, entre ellos un tal Simón que había sido hechicero.                                                                                                                                                                    Cuando los Apóstoles se enteraron de lo que sucedía en Samaria, enviaron a Pedro y a Juan:  
15 Éstos, al llegar, oraron por ellos para que recibieran el Espíritu Santo, 16 porque el Espíritu aún no había descendido sobre ninguno de ellos; solamente habían sido bautizados en el nombre del Señor Jesús. 17 Entonces Pedro y Juan les impusieron las manos, y ellos recibieron el Espíritu Santo.


Hechos 9.17-19 La conversión de Pablo.

Inmediatamente después del martirio de Esteban (Hch.7) Saulo (Pablo) pidió cartas al Sumo Sacerdote (Hch.9) para poder perseguir a los cristianos que había huido a Siria. En el camino a Damasco, El Señor se le aparece en visión y Saulo se convierte. En el proceso Saulo queda ciego y sus acompañantes lo introducen en la ciudad de Damasco. El Señor envió a Ananías a que visite a Saulo: “17 Fue entonces Ananías y entró en la casa, y poniendo sobre él las manos, dijo: Hermano Saulo, el Señor Jesús, que se te apareció en el camino por donde venías, me ha enviado para que recibas la vista y seas lleno del Espíritu Santo. 18 Y al momento le cayeron de los ojos como escamas, y recibió al instante la vista; y levantándose, fue bautizado. 19 Y habiendo tomado alimento, recobró fuerzas. Y estuvo Saulo por algunos días con los discípulos que estaban en Damasco. Hch. 9.17-19 NVI

En este texto y en anterior (Hch. 8.14-1-94) tampoco se menciona que Pablo hablase en lenguas, pero como en el pasaje anterior, podría entenderse que eso fue lo sucedido, dado el contexto Gral. de Hechos.



Hechos 10.44-48 Pedro en casa de Cornelio

Pedro, a causa del mandato de Dios va a predicarle a Cornelio, centurión Romano. Y entonces pasó lo siguiente: “44 Mientras Pedro estaba todavía hablando, el Espíritu Santo descendió sobre todos los que escuchaban el mensaje. 45 Los defensores de la circuncisión que habían llegado con Pedro se quedaron asombrados de que el don del Espíritu Santo se hubiera derramado también sobre los *gentiles, 46 pues los oían hablar en *lenguas y alabar a Dios. Entonces Pedro respondió:
47 —¿Acaso puede alguien negar el agua para que sean bautizados estos que han recibido el Espíritu Santo lo mismo que nosotros? Hch.10.44-48 NVI.



Hechos 19.1-7 Pablo en Éfeso

Pablo viajó por el interior de la provincia de Asia (actual Turquía) y al llegar a Éfeso encontró a algunos cristianos, a los cuales les preguntó:
—¿Recibieron ustedes el Espíritu Santo cuando creyeron? —les preguntó.
—No, ni siquiera hemos oído hablar del Espíritu Santo —respondieron.
—Entonces, ¿qué bautismo recibieron?
—El bautismo de Juan.
Pablo les explicó:
—El bautismo de Juan no era más que un bautismo de *arrepentimiento. Él le decía al pueblo que creyera en el que venía después de él, es decir, en Jesús.
Al oír esto, fueron bautizados en el nombre del Señor Jesús. Cuando Pablo les impuso las manos, el Espíritu Santo vino sobre ellos, y empezaron a hablar en *lenguas y a profetizar. Eran en total unos doce hombres. Hch.19-2-7 NVI.

En este pasaje al igual que en Hch. 2 y Hch. 10 se relaciona explícitamente el bautismo del Espíritu y el don de lenguas.

 

B.   El don de lenguas[3] en 1 Co.12

En los primeros bautismos del Espíritu en el libro de los Hechos, hay una relación muy marcada entre la “Llenura del Espíritu” y el don de lenguas. Posiblemente porque este es un fenómeno que es muy evidente y de captación inmediata. De este hecho es que la denominación Pentecostal saca sus bases. Según los pentecostales el hablar en lenguas es “la prueba definitiva, exclusiva y excluyente” del bautismo en el Espíritu. Sin embargo, Pablo habla de los dones y las lenguas en su primera carta a los Corintios, en el capítulo 12.

En la epístola pablo afirma:” 13 Porque por un solo Espíritu fuimos todos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”. 1 Co.12.13 RV60

Pero aquí el Apóstol explica que las manifestaciones del bautismo en el Espíritu tiene como resultado la impartición de distintos dones para la función específica que tendrá cada persona dentro del Cuerpo de Cristo, que es la Iglesia:

1.       Palabra de Sabiduría

2.       Palabra de Conocimiento

3.       Fe

4.       Don de Sanidad

5.       Don de Milagros

6.       Don de Profecía

7.       Discernir espíritus

8.       Hablar en diversas lenguas

9.       Interpretar lenguas

Nótese que el hablar en lenguas e interpretarlas están en último lugar.

Pablo dice: “28 En la iglesia Dios ha puesto, en primer lugar, apóstoles; en segundo lugar, profetas; en tercer lugar, maestros; luego los que hacen milagros; después los que tienen dones para sanar enfermos, los que ayudan a otros, los que administran y los que hablan en diversas lenguas”.

Pablo da un orden lógico y abarcativo:

1.   Apóstol: El Apostolado generalmente abarca a todos los demás, por ejemplo el mismo Pablo como Apóstol abrió muchas Iglesias, las pastoreo, formó pastores (Timoteo y Tito), hizo milagros, sanidades, sirvió a los santos (más del 50% de la teología del N.T. es suya) y también hablaba en lenguas.

2.   Profeta (Pastores) Una de las tareas del pastor es enseñar, en los cultos y campañas Dios hace milagros por su intermedio, sanidades, una de las características del buen pastor es la vocación de servicio. Administra la Iglesia. Y dependiendo de la denominación, habla en lenguas.

3. Maestros: Obviamente enseña, tiene una vocación de servicio muy marcada, en cuanto a los milagros, los dones de sanidad y lenguas puede tenerlos o no.

4.     Don de Milagros: Los milagros generalmente incluyen las sanidades.

5. Don de Sanidad: En cambio los que tienen el don específico de sanidades generalmente no participan en otros tipos de milagros.

6.     Don de Servicio: Hay personas que tiene específicamente este don.

7.     Don de Administrar: Hay personas que tiene específicamente este don.

8.    Don de lenguas: Vemos que las lenguas vuelven a quedar en último lugar.

 

Evidentemente hay una gran diferencia entre la perspectiva sobre el don de lenguas de Hechos a 1 Corintios. En la veintena de años entre ambos relatos evidentemente la situación cambió: 

Libro de los Hechos

1 Corintios

El don de lenguas aparece como única manifestación (o al menos como la evidente y necesaria manifestación) del bautismo del Espíritu.

El resultado del bautismo en el Espíritu o llenura del Espíritu se manifiesta en distintos dones necesarios para ministrar a la Iglesia, de los cuales el de lenguas en las listas de Pablo, es siempre el último, de lo cual se deduce que no es el más importante.

Sobre esta realidad de Hechos, los pentecostales toman la premisa que “Si no se habla en lenguas, no hubo un bautismo del Espíritu”

De acuerdo con Pablo, de la misma manera que no todos son profetas o maestros, tampoco todos hablan en lenguas, y esto no significa que no hayan recibido el bautismo, sino que tienen un don diferente.

David, lleno del Espíritu Santo casi 1.000 años antes del Pentecostés dice:

La suma de tus palabras es la verdad; tus rectos juicios permanecen para siempre. Salmo 119.160 NVI.

 

Para tener una visión completa de la Verdad, debemos tomar toda la Escritura. De lo contrario estaríamos tomando “Media Verdad”: Media verdad o verdad a medias es una declaración engañosa que incluye algún elemento de verdad. La declaración puede ser parcialmente verdad, puede ser totalmente cierta, pero sólo de una parte de la verdad global, o usar un elemento engañoso, como una puntuación inadecuada, o un doble sentido, sobre todo si la intención es engañar, evadir, o tergiversar la verdad”.[4]

 

Como hijos de Dios, nuestro deber es hablar con la Verdad entera porque solo la Verdad nos hará libres.





[1] A los 50 días de la Pascua, los judíos celebraban la fiesta de las siete semanas (Ex 34:22), que en sus orígenes tenía carácter agrícola. Se trataba de la festividad de la recolección, día de regocijo y de acción de gracias (Ex 23:16), en que se ofrecían las primicias de lo producido por la tierra. Más tarde, esta celebración se convertiría en recuerdo y conmemoración de la Alianza del Sinaí, realizada unos cincuenta días después de la salida de Egipto. http://es.wikipedia.org/wiki/Pentecost%C3%A9s
[2] Lengua: Strong #1100 del griego γλώσσα glossa, que significa  tanto 'lengua' -- el órgano -- como también 'lenguaje'. De acuerdo a Génesis 11.1 a 8 Podemos entender que todos los idiomas fueron dados por Dios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013