Study. La “Visión” del Pastor. By Fabian Massa.


 ¿Qué es la “visión”? 

Puede decirse que es una lectura del estado de una realidad (social, de una persona, de un país, de una organización política, empresarial o religiosa) y vislumbrar el estado óptimo  adonde se quiere elevar a esa realidad. La “visión” está relacionada con el ver, es decir con el "mirar" las tendencias (sociales, económicas, financieras, educativas, geopolíticas, etc…) y su evolución. La “Visión” del líder determinará la “Misión” de la organización que conduce.

La Misión consistirá en llevar a la organización a implementar las acciones necesarias para alcanzar la “Visión”. La Misión detalla de  forma concreta lo que se pretende hacer y se concatena con los objetivos y metas perseguidos, y las estrategias para lograrlos; la visión antecede a la misión, sin visión no existe una misión, siendo la visión un enunciado más global y abarcativo y menos detallado.

En estos últimos tiempos muchos pastores han tomado estas figuras del marketing y de las ciencias de administración empresarial.  

En las sociedades cada grupo empresario tiene una “visión” y una “misión” y todas apuntan a ganar el mercado, a obtener ganancias y generar crecimiento empresarial. Esto está muy bien para la economía y las finanzas: Un mercado con variedad de oportunidades y de artículos es mucho más sano y equilibrado que un mercado limitado y dominado por grupos monopólicos.

Pero no siempre lo que es bueno en los mercados es bueno para la Iglesia, simplemente porque la Iglesia NO ES una empresa. Así vemos como cada Iglesia hace sus “Ofertas evangelísticas” para captar “el mercado” de los creyentes, siendo las que mayor resultado tienen las que predican el “Evangelio de la Prosperidad”. Esto no es nada más y nada menos que los que fue profetizado por Pedro:

2:1 Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, y aun negarán al Señor que los rescató, atrayendo sobre sí mismos destrucción repentina.

2:2 Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado, 


2:3 y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme. 2°Pedro 2.1-3 RV60



Pero hubo también falsos profetas entre el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías destructoras, el marketing es muy bueno para los negocios, pero no debe reemplazar a la Sana Doctrina. No es correcto cambiar el “como” hacer las cosas de la manera bíblica a la empresarial. Esta es una herejía encubierta.


Y muchos seguirán sus disoluciones, por causa de los cuales el camino de la verdad será blasfemado Generalmente los llamados “Grandes Pastores” tienen congregaciones muy numerosas y hasta megas iglesias. Mucha gente hace una iglesia Grande, pero esto no siempre es sinónimo de Iglesia crecida.


Y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas. Estas Mega Iglesias manejan fortunas, sus pastores son muy ricos, predican que la unción va acompañada de esplendor económico, predican prosperidad y ellos mismos son los que más prosperan. Pedro les advierte: “Sobre los tales ya de largo tiempo la condenación no se tarda, y su perdición no se duerme.”


De la misma forma que la multitud de “visiones y misiones” empresariales ha atomizado el mercado, el hecho de que cada pastor tenga “su propia visión” ha atomizado a la Iglesia, trayendo competencia en lugar de colaboración, celos y envidia en lugar de compañerismo. Cada pastor y cada denominación tiene “Su Librito, Su teología, Su visión y Su propia receta”. ¿Qué pasó con la teología, la visión, la misión y las recetas que Jesús dejó en la Biblia? Simplemente cada uno eligió lo propio, siguiendo la carrera del Mundo detrás del “Yo”, por eso cada uno tiene “Su” propia visión y misión.

La visión y la forma correcta de un pastor para guiar a la Iglesia de Cristo es la que Cristo dejó plasmada en los Evangelios y en los consejos inspirados por el Espíritu Santo que dan los Apóstoles.


El pastor que se atreva a mirar a Jesús y a predicar el verdadero evangelio, ese recibirá apoyo del Cielo, Dios mismo abrirá puertas, proveerá, respaldará con milagros y señales poderosas, avergonzará a sus enemigos, los guardará de todo mal y hará que sus ministerios tengan fruto en abundancia.


Dios dijo: 22 Mirad a mí, y sed salvos, todos los confines de la tierra; porque yo soy Dios, y no hay más”. Isaías 45.22 King James Version.

Es hora de volver a la senda antigua, de mirar a Dios.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013