Reflexión. ¿Ayuno y Oración? Sobre Marcos 9.29. By Fabian Massa.




En el capítulo 9 del Evangelio de Marcos, se narra la sanación milagrosa que Jesús hace de un muchacho endemoniado.
Jesús junto a Pedro, Jacobo y Juan habían subido a un monte a orar y allí sucedió la transformación de Jesús (Mr. 9.2 a 12). Cuando descendieron del monte, se dirigieron al lugar donde habían quedado la mayoría de los discípulos. Al llegar, se encontraron con un gran grupo de gente y a los discípulos discutiendo con los fariseos y doctores de la Ley, porque había un hombre que había traído a su hijo enfermo a los discípulos para que lo liberasen de un espíritu inmundo y éstos no lo conseguían. Jesús mandó que le traigan el joven e inmediatamente hecho fuera al espíritu inmundo. (Mr. 9.14 a 27). Marcos relata lo que sucedió después:

28 Cuando Jesús entró en casa, sus discípulos le preguntaron en privado:
—¿Por qué nosotros no pudimos expulsarlo?
29 —Esta clase de demonios sólo puede ser expulsada a fuerza de oración —respondió Jesús. NVI[1].

El versículo 9.29 de Marcos plantea un problema, ya que algunas versiones como la RV[2] 1909, RV60, RV77, que son las más populares en Latinoamérica (sobre todo la RV60) tienen agregado al texto la palabra “Ayuno”. La distintas versiones RV nacen de la Biblia del Oso[3] de Casidoro de Reina de 1569, revisada por Cipriano de Valera en 1602, dando nacimiento a las versiones Reina-Valera y sus sucesivas correcciones en los años posteriores, menos en la edición de la Reina Valera Contemporánea (RVC) donde la palabra “Ayuno” ya no aparece.

Reina tomó como principal fuente para su Biblia del Oso al Textus Receptus de Erasmo de Róterdam[4]. Erasmo para confeccionar su obra (terminada en 1515) tomó manuscritos del siglo X. Si bien el trabajo de Reina y Valera fue excelente, no logró un mejor resultado debido a que se apoyó en manuscritos de baja calidad y que eran relativamente recientes para su época. En cambio las versiones más modernas como: NVI, NTV, LBLA, DHH, PDT, RVC, RV95*(Sociedades Bíblicas Unidas 1995 Colombia, esta edición salva en pie de de página advirtiendo que algunos manuscritos no contienen la palabra “ayuno”), TLA, BPT[5] en Lenguaje Actual (Sociedades Bíblicas Unidas 2003), Biblia de Jerusalén, BTX (Biblia Textual); se apoyan en criticas textuales de manuscritos más antiguos como los Códices Sinaítico[6], Alejandrino[7] y Vaticano[8], que datan entre el siglo III y IV d.C., es decir que no contiene los errores y/o agregados que se hicieron a lo largo de los 700 años que los separan de los textos usados por Erasmo.


La conclusión es sencilla: Si en los manuscritos más antiguos no existe, la palabra “ayuno” fue agregada después y no tiene más sostén que el apego a dicha práctica que tenían las iglesias antiguas.

El caso es que esta información que les bajo hoy, no está clasificada de secreta o iniciática, sino que está al alcance de todo el que quiera saber porqué en algunas versiones dice “ayuno” y en otras no: las Biblias indicadas anteriormente tienen costos económicos y se encuentran en cualquier librería cristiana. Por otra parte, el resto de la información aquí publicada fue extraída de Wikipedia, que es libre y gratuita. 

¿Por qué entonces se sigue manteniendo el error? Hay varias respuestas posibles:
  1. Por tradición, dado que la versión más usada en Latinoamérica es la RV60, es muy complejo explicarle a la gente que lo que lee en la Biblia está mal o es espurio. La gran mayoría cree que Jesús y los Apóstoles tenían una RV60 en sus manos. Incluso cuando mencionan versículos generalmente lo hacen en el español de 1602, como si de esa manera tuviera un “poder adicional”. 
  2. Algunos no quieren asumir el riesgo político de confesar que lo que han enseñado durante años estaba mal, muchas personas quizá no logren entenderlo: Es más fácil y “políticamente correcto” persistir en el error. 
  3. La cita “ayuno y oración” ya es parte del folklore evangélico. Casi todas las Iglesias tienen su “Semana de Ayuno y Oración” basadas en esta traducción. Cambiarlo  a "Semana de Oración" y coma lo que quiera, sería un problema porque le quitaría la parte del "sacrifico personal", la "penitencia" y de "hacer morir la carne" heredada de la cultura católica. 
  4. Por religiosidad. En estos días compartí este mismo tema con un grupo de hermanos y algunos se ofendieron, porque para los religiosos lo importante es lo que ellos entienden/lo que a ellos les enseñaron/lo que su versión preferida dice antes que lo que dicen los manuscritos más antiguos. Esta actitud de la gente es entendible: En las congregaciones evangélicas pentecostales por lo general no leen otra versión que la RV60 y la gran mayoría ni siquiera lee la Biblia. Si a eso se suma que desde el púlpito se les enseña que las adversidades difíciles se combaten únicamente con “Ayuno y oración” la cuestión queda sellada.


Estar en el error cuando no se sabe, es entendible. Estar en el error cuando se sabe es negligencia. Muchos no quieren enseñar lo correcto porque aducen que “las ovejas se pueden confundir”. Pero lo que genera confusión es la ignorancia y el misticismo. Marcos 9.29 es solo una muestra de las cosas que se siguen enseñando mal por “Tradición”. Es hora de empezar a poner empeño en estudiar La Palabra de Dios.


Conclusión:

Lo importante es la comunión con Dios, esto es buscar de conocerlo a través de Su Palabra y orar. Sobre el ayuno hablaremos en otro post.

 ____________________________



[1] Cf Mt. 27.21 Las palabras “Pero este género no sale sino con oración y ayuno”, v. 21 en VRV 1960, no aparecen en los manuscritos de mayor autoridad y probablemente hayan sido tomadas de Mr. 9:29. En las Biblias corregidas como la NVI, BLA, BTX y Biblia de Jerusalén, el versículo Mt. 17.21 directamente no existe.
[2] RV Versión Reina Valera.
[3] La Biblia de Casiodoro de Reina, también conocida como la “Biblia del Oso” y referida usualmente como la Reina Valera (1569) es una de las primeras traducciones de la Biblia al castellano. La obra fue hecha a partir de la traducción de los textos originales en hebreo y griego y fue publicada en Basilea, Suiza, el 28 de septiembre de 1569. Su traductor fue Casiodoro de Reina. La Biblia del Oso es usualmente referida como Reina-Valera (RV) por haber hecho Cipriano de Valera la primera revisión de ella en 1602. La Reina-Valera tuvo amplia difusión durante la Reforma Protestante del siglo XVI. Hoy en día, la Reina-Valera (con varias revisiones a través de los años) es una de las biblias en español más usadas por gran parte de las iglesias cristianas derivadas de la Reforma Protestante (incluyendo las iglesias evangélicas), así como por otros grupos de fe cristiana, como la Iglesia Adventista del Séptimo Día, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, los Gedeones Internacionales y otros cristianos no denominacionales.
[4] Textus Receptus, término en latín que significa "texto recibido", es el nombre por el cual se conoce el texto griego del Nuevo Testamento editado por Erasmo de Rotterdam (Desiderius Erasmus) e impreso por primera vez en 1516 y luego, corregido, en 1519, 1522, 1527 y 1533. Este texto representa a un conjunto de manuscritos en lengua griega del Nuevo Testamento, de los cuales los más antiguos datan aproximadamente del siglo X, y son la base de muchas traducciones clásicas de la Biblia, como la versión Reina-Valera en español como diferentes traducciones en otros idiomas (versiones anteriores a 1881). http://es.wikipedia.org/wiki/Textus_Receptus
[5] NVI Nueva Versión Internacional;  NTV, Nueva Traducción Viviente;  LBLA, La Biblia en Lenguaje Actual;  DHH, Dios Habla Hoy; PDT, Palabra de Dios para Todos; RVC,  Reina Valera Contemporánea; RV95* Reina Valera 95,(Sociedades Bíblicas Unidas 1995 Colombia, esta edición salva en pie de de página advirtiendo que algunos manuscritos no tienen la palabra “ayuno”), TLA,  Traducción el Lenguaje Actual; BPT, Biblia para Todos.
[6] El Códice Sinaítico o Codex Sinaiticus (Londres, Biblioteca Británica, Add. 43725; Gregory-Aland n.º א (Aleph) o 01) es un manuscrito uncial del siglo IV de la versión griega de la Biblia, escrito en scriptio continua entre los años 330 y 350. Originalmente contenía la totalidad de ambos Testamentos, pero solo han llegado hasta nuestros días trozos de la Septuaginta, la totalidad del Nuevo Testamento, la Epístola de Bernabé y fragmentos de El Pastor de Hermas (lo que sugiere que estos últimos dos textos podrían haber sido considerados parte del canon bíblico por los editores del codex).
[7] El Códice Alejandrino (Codex Alexandrinus) es un manuscrito del siglo V de la Biblia Griega, conteniendo la mayor parte de la Septuaginta y del Nuevo Testamento. Junto con el Codex Sinaiticus y el Codex Vaticanus, es uno de los primeros y más completos manuscritos de la Biblia. Deriva su nombre de la ciudad de Alejandría, donde se cree que fue hecho. En 1627 el patriarca de Constantinopla, Cirilo Lukaris, quien fue previamente patriarca de Alejandría, presentó el Codex a Carlos I de Inglaterra.
[8] El Codex Vaticanus (Bibl. Vat., Vat. gr. 1209; Gregory-Aland no. B/03) es uno de los más antiguos manuscritos conservados de la Biblia, ligeramente anterior al Codex Sinaiticus, y probablemente copiado, como aquél, durante el siglo IV. Está escrito en griego, en pergamino, con letras unciales en formato scriptio continua, y se conserva en la Biblioteca Vaticana.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.