Las Diez estrategias de Manipulación de los Pastores de la Prosperidad. By Fabian Massa.


En el sitio syti.net recoge el interesante artículo de Sylvain Timsit con la lista de las “Diez Estrategias de Manipulación[1] (incorrectamente atribuidos a Noam Chomsky) a través de los medios de comunicación masiva. Estas técnicas son las mismas utilizadas por los Pastores y Apóstoles de la Prosperidad para manipular a voluntad a la masa de gente de su estructura.


1. La estrategia de la distracción

El elemento primordial del control es la estrategia de la distracción, que consiste en desviar la atención del público del nudo del problema, para centrarlos en la “Solución” que el Líder propone. El problema eterno del hombre es que está apartado de Dios y que por lo tanto necesita un Salvador. Jesús enseña que debemos buscar primeramente el Reino de Dios y su Justicia y que todas las cosas de las que tenemos necesidad vendrán por añadidura (Mateo 6.33). En el Falso Maestro tratará de fijar la mente de la congregación en las bendiciones materiales y cambiará la prédica de la Verdad para alcanzar Salvación Eterna por la prédica de la Declaración de Poder para obtener mejoras económicas/ status/bienestar/felicidad, las palabras claves más utilizadas por estos Falsos Profetas son:
         I.            Yo decreto sobre tu vida, a continuación una seguidilla de declaraciones de poder, que obviamente son las mismas para los 3.000/ 5.000 o las 30.000 personas reunidas
        II.            Decláralo y recíbelo: Tan fácil como eso, si está en la Voluntad de Dios o no, es algo que no interesa demasiado.
      III.            Si lo confiesas y lo crees, lo recibirás. // Porque por tu fe te será hecho Esta frase es un reaseguro para el predicador, ya que si sus “Poderosas Declaraciones” no surten efecto, la culpa será del feligrés, por no tener fe, de manera que a la tristeza de no haber recibido aquello que pensó que tendría, se agrega la culpabilidad de no ser “Espiritual” y de no creer “En lo que Dios dijo a través del su Ungido (El pastor, se entiende)”


2. Crear problemas y después ofrecer soluciones

Mientras que en política se crea una “situación” prevista para causar cierta reacción en el público[2], en las Mega se aísla de la realidad a las personas, los mensajes generalmente no contemplan la realidad, no llevan a la congregación a reconocer el Tiempo del cumplimiento de las profecías en los acontecimientos publicados en los diarios. Los Ungidos no quieren que la gente tenga una capacidad de “entender las Escrituras” sino que sepan solo lo que ellos quieren que sepan.

 3. La estrategia de la gradualidad

En la política de Masas, para hacer que se acepte una medida inaceptable, basta aplicarla gradualmente, a cuentagotas, por años consecutivos. En las Mega Iglesias aplican la misma estrategia, las herejías destructoras se van introduciendo de manera sutil. Los miembros que se dan cuenta y protestan son identificados, se los somete a un “Tratamiento de adecuación” a fin de que “comprenda la Visión del Ungido, la cual viene desde lo Alto” y si el hermano sigue sosteniendo que tal cosa no es bíblica, se declara que está en rebeldía, que tiene raíz de amargura, espíritu de queja, de murmuración y se lo condena al ostracismo.

4. La estrategia de la negación

Todo lo que no coincide con el “Relato Oficial” en principio se ignora, y en los hechos se lo persigue. Primeramente se aparta de toda actividad al miembro “Rebelde” tratando de “recuperarlo” con distintos tipos de lavado de cerebro. Si el miembro se resiste, se lo aísla de manera tal que se vaya solo.

5. Dirigirse al público como criaturas de poca edad

En los medios de comunicación masiva o publicidad oficial, se utilizan discursos, argumentos, personajes y entonación particularmente infantiles, muchas veces próximos a la debilidad, como si el espectador fuese una criatura de poca edad o un deficiente mental, buscando que de parte del público se dé una respuesta desprovista de un sentido crítico (La crítica no es de Dios[3]). Se enseña que se deben tomar las enseñanzas como un niño, es decir sin pensar demasiado, trastocando el sentido que originalmente se dio la frase. Pablo aclara que debemos ser niños en cuanto a no tener malicia, pero tener madurez para pensar a fin de no ser engañados (1 Corintios 13.11 y 1 Corintios 14.20).

6. Utilizar el aspecto emocional mucho más que la reflexión

Hacer uso del aspecto emocional es una técnica clásica para causar un corto circuito en el análisis racional, y finalmente al sentido crítico de los individuos. Por otra parte, la utilización del registro emocional permite abrir la puerta de acceso al inconsciente para implantar o injertar ideas, deseos, miedos y temores, compulsiones, o inducir comportamientos…

7. Mantener al público en la ignorancia y la mediocridad[4]

Hacer todo lo posible para que la Congregación sea incapaz de comprender las Escrituras y dependa del Pastor Ungido para su interpretación. El Ungido es quien determina que libros se pueden leer y enseñar en el Instituto Bíblico de su Iglesia, que películas se pueden ver, que música se puede escuchar, que versiones de la Biblia están autorizadas a usarse. El argumento esgrimido es que la mayor preocupación del Ungido es cuidar y velar por la “seguridad de las ovejas”. “La calidad de la educación dada a las clases sociales inferiores debe ser la más pobre y mediocre posible, de forma que la distancia de la ignorancia que planea entre las clases inferiores y las clases sociales superiores sea y permanezca imposibles de alcanzar para las clases inferiores”.

8. Estimular al público a ser complaciente con la mediocridad

Promover que ser Espiritual es conformarse a ser ignorante. El versículo sacado brutalmente de contexto para justificar esto es:
El cual asimismo nos hizo ministros competentes de un nuevo pacto, no de la letra, sino del espíritu; porque la letra mata, más el espíritu vivifica. 2 Corintios 3.6 RV 60

9. Reforzar la autoculpabilidad

Hacer creer a las personas que son culpables por pensar, analizar y plantear objeciones. Así, en lugar de rebelarse contra el sistema, el individuo se autodesvalida y se culpa, lo que genera un estado depresivo, uno de cuyos efectos es la inhibición de su acción. Y, sin acción, ¡no hay revolución!

10. Conocer a los individuos mejor de lo que ellos mismos se conocen

Gracias a la biología, la neurobiología y la psicología aplicada, el “sistema” ha disfrutado de un conocimiento avanzado del ser humano, tanto de forma física como psicológicamente. El sistema ha conseguido conocer mejor al individuo común de lo que él se conoce a sí mismo. Esto significa que, en la mayoría de los casos, el sistema ejerce un control mayor y un gran poder sobre los individuos, mayor que el de los individuos sobre sí mismos.


¿Cómo no caer en estas trampas?

No contentarse con leer La Palabra de Dios, sino estudiándola, buscar de entenderla y obviamente ponerla por obra. Salir de la Mega Iglesia, buscar una donde se predique poniendo énfasis en las Escrituras. Debemos tener cuidado, porque los tiempos son peligrosos.





[2] Por ejemplo: dejar que se desenvuelva o se intensifique la violencia urbana, a fin de que el público sea el demandante de leyes más duras de seguridad en perjuicio de la libertad. O también: crear una crisis económica para hacer aceptar como un mal necesario el recorte de beneficios sociales.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Reflexión. La parábola de las 10 vírgenes. By Fabian Massa

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

Reflexión. El primer discurso de Pedro y la conversión de los 3.000. By Fabian Massa.