Reflexión. Cómo tratar con la apatía de la Congregación. By Fabian Massa.


Tema difícil si lo hay, ¿cómo tratar la apatía de la Congregación hacia La Palabra de Dios? ¿Cómo lidiar con la visión religiosa que se ha instalado en la Iglesia Evangélica, que mientras canta declara a Dios que “Por un momento en tu presencia todo daría[1]” pero que luego no lee (menos estudiar) la Biblia en décadas?

Es un problema que acosa a la Iglesia en cada generación. También en los tiempos del autor de la carta a los Hebreos: 
11 Nos gustaría decir mucho más sobre este tema, pero es difícil de explicar, sobre todo porque ustedes son torpes espiritualmente y tal parece que no escuchan. 12 Hace tanto que son creyentes que ya deberían estar enseñando a otros. En cambio, necesitan que alguien vuelva a enseñarles las cosas básicas de la palabra de Dios.[c] Son como niños pequeños que necesitan leche y no pueden comer alimento sólido. 13 Pues el que se alimenta de leche sigue siendo bebé y no sabe cómo hacer lo correcto. 14 El alimento sólido es para los que son maduros, los que a fuerza de práctica están capacitados para distinguir entre lo bueno y lo malo. Hebreos 5.11 – 14 Nueva Traducción Viviente (NTV)

Sobre este pasaje comenta William Barclay: “Sucede a menudo que esquivamos enseñar lo que es difícil; nos defendemos diciendo que es que nuestros alumnos no lo van a entender. Es una de las tragedias de la iglesia que se hace tan poco esfuerzo para enseñar nuevos conocimientos y pensamientos. Es verdad que eso tiene sus dificultades. Es verdad que a veces se enfrenta uno con el < muermo» de las mentes perezosas y con los prejuicios militantes de las mentes cerradas. Pero la tarea nos sigue desafiando. El autor de Hebreos no se desmarcaba de dar su mensaje, aunque fuera difícil, y torpe la mente de los alumnos. Consideraba que su suprema responsabilidad era transmitir las verdades que conocía. Su queja era que hacía mucho tiempo que sus lectores eran cristianos, pero seguían siendo bebés, lejos todavía de la mayoría de edad. El contraste entre el cristiano maduro y el niño, o entre la leche y el alimento sólido, aparece con cierta frecuencia en el Nuevo Testamento (1 Pedro 2: 2; 1 Corintios 2: 6; 3:2; 14:20; Efesios 4:13ss). Hebreos dice que, para entonces, ya deberían ser maestros. Esto no hay que tomarlo literalmente. El decir que una persona estaba capacitada para enseñar era la manera griega de decir que dominaba suficientemente un asunto. El autor dice que siguen necesitando que alguien les enseñe los sencillos elementos (stoijeia) del Evangelio”[2].

La Biblia dice como debemos manejarnos en toda situación y en todo momento. Para aquellos que estamos llamados a enseñar y “dar de comer” a nuestros consiervos, el ejemplo a seguir es el del autor de Hebreos, quien no dudó en confrontar a su congregación y tampoco cayó en la trampa del círculo vicioso en la que están sumidos la mayoría de las Ministros:


 I.            LA CONGREGACIÓN NO ENTIENDE (PORQUE NO ESTUDIA) DEBIDO A ESTO NO LE ENSEÑO NADA NUEVO O COMPLEJO.
II.         DEBIDO A QUE NO LE ENSEÑO NADA NUEVO O COMPLEJO, LA CONGREGACIÓN NO ENTIENDE NADA Y ESTA APÁTICA.

La “Receta” del autor de la carta en cuestión enfrenta la situación valientemente, mostrando a la Iglesia que 11 Sobre este tema tenemos mucho que decir aunque es difícil explicarlo, porque a ustedes lo que les entra por un oído les sale por el otro. 12 En realidad, a estas alturas ya deberían ser maestros, y sin embargo necesitan que alguien vuelva a enseñarles las verdades más elementales de la palabra de Dios. (Heb. 5.11-12 NVI). La “apatía” de la Congregación hacia el estudio y comprensión de la Palabra no solo hace a una Congregación ignorante, religiosa y aburrida sino que se refleja en creencias “Tibias” sobre el pecado:

4-6 Es imposible que renueven su arrepentimiento aquellos que han sido una vez iluminados, que han saboreado el don celestial, que han tenido parte en el Espíritu Santo y que han experimentado la buena palabra de Dios y los poderes del mundo venidero, y después de todo esto se han apartado. Es imposible, porque así vuelven a crucificar, para su propio mal, al Hijo de Dios, y lo exponen a la vergüenza pública. Hebreos 6.4-6 NVI.
De acuerdo a Hebreos, aquel que entendiendo que es pecado y así todo se determina a seguir pecando sistemáticamente, pierden su salvación definitivamente.

Es responsabilidad del Ministrodar de comer a tiempo a los consiervos[3], porque “La culpa no la tiene el chanchosino el que le da de comer[4]”. Ahora bien, una vez que la congregación está bien alimentada, la responsabilidad de querer crecer es de cada uno y el Ministro ya no puede ser declarado culpable si siguen siendo ignorantes.

Por favor, demos de comer a la gente lo que necesita para crecer. La Semana 70 está por comenzar, la gente tiene hambre, no les dé más “Cultos de canapés[5]”.

Fabian Massa, La Semana 70 & Tesoros de Sabiduría.


Hebreos 5.11-14; Cultos de Canapés, Circulo Vicioso en la Iglesia.


[1] http://www.tesorosdesabiduria.com/2015/10/reflexion-mentiras-piadosas-en-la.html  http://www.tesorosdesabiduria.com/2015/10/reflection-pious-lies-in-church-by.html
[2] Comentario al Nuevo Testamento de W. Barclay PDF. Tomo 13, pag. 22
[3] http://www.tesorosdesabiduria.com/2015/10/reflexion-el-arte-de-dar-de-comer.html  http://www.tesorosdesabiduria.com/2015/10/reflection-art-of-feeding-time-in.html
[4]  http://www.tesorosdesabiduria.com/2014/10/reflexion-la-culpa-no-es-del-chancho.html http://www.tesorosdesabiduria.com/2014/10/reflection-do-not-blame-pig-but-his-who.html
[5] http://www.tesorosdesabiduria.com/2015/07/reflexion-el-masterchef-los-canapes-y.html http://www.tesorosdesabiduria.com/2015/07/reflection-masterchef-snacks-and-sunday.html

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.