Reflexión. Los Falsos Discípulos. By Fabian Massa.


El Señor advierte en la Escritura de la existencia de falsos maestros y falsos profetas. Ahora bien, sabemos que un maestro, verdadero o no, solo es maestro cuando tiene alumnos o discípulos. Y esto es así porque la dupla Maestro – Discípulo siempre va unida.

Pedro dice: “Pero hubo también falsos profetas en el pueblo, como habrá entre vosotros falsos maestros, que introducirán encubiertamente herejías de perdición y muchos seguirán sus disoluciones, por los cuales el camino de la Verdad será blasfemado; y por avaricia harán mercadería de vosotros con palabras fingidas, sobre los cuales la condenación ya de largo tiempo no se tarda, y su perdición no se duerme." 2 Pedro 2:1-3.

¿Hasta cuándo un mal maestro tiene influencia sobre los alumnos?
Hasta que el alumno entiende la materia que el falso maestro enseña y lo desenmascara.

¿Y por qué los llamados “Discípulos de hoy” no logran desenmascarar a los Pastores de la Prosperidad (que solo los hace prosperar a ellos) a los  del Evangelio La Vida es Bella y logran que solo a ellos les sonría en sus vacaciones en el Caribe?

Porque los Discípulos no son discípulos, sino un conjunto de personas crédulas que no leyeron nunca entera su Biblia, que no saben de que se trata ni cómo se interpreta, porque no quieren tomarse el trabajo de estudiarla, que no les interesa nada más que progresar económicamente y tener éxito en todo.

Los Falsos Maestros saben esto y en lugar de predicar del Reino de los Cielos, hacen pomposas Declaraciones de Poder que nunca se cumplen y por las que cobran carísimos diezmos y ofrendas.

Nosotros tenemos las Escrituras y al Espíritu Santo para que nos muestren la Verdad y a muchos verdaderos maestros que han dejado una herencia de enseñanzas en comentarios y diccionarios específicos.

Yo estuve cautivo dentro de la Iglesia más grande de Argentina, con el “Ungido” mejor disfrazado con su Manto de Piedad. Fui alumno de los maestros más parciales (Los de la Unión de las Asambleas de Dios). Formé parte del deformado sistema de “Grupo de los 12” en la Gran Iglesia del barrio Belgrano (Buenos Aires, Argentina), fui partícipe de sus malas enseñanzas hasta que pude ser libre gracias a escudriñar la Biblia, a buscar y a pedirle a Dios que me muestre la salida, porque lo que leía en la Escritura no me coincidía con lo que ellos me enseñaban o predicaban.

Si quieres tener Verdaderos Maestros, debes primero aprender de ser un Verdadero Discípulo de Jesús, conocer la Palabra, ponerla por obra y entonces identificarás las falsas enseñanzas de los “Ungidos”. No busques una Iglesia grande, o cercana o que te quede cómoda: Busca una donde se enseñe la Verdad. Por eso es importante que seas Discípulo de Cristo, solo así podrás identificar la Verdad cuando la oigas.



La Semana 70 está por comenzar, el tiempo de entender de que se trata la Gracia es ahora, antes de que se acabe.




Falsos Maestros, Falsos Profetas y Falsos Discípulos.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013