150 AÑOS DE PROTESTANTISMO EN LATINO AMÉRICA. BY FABIAN MASSA.



150 AÑOS DE PROTESTANTISMO EN LATINO AMÉRICA. BY FABIAN MASSA.

TEOLOGÍA LATINOAMERICANA, APUNTE 4.

El libro “Rostros del protestantismo latinoamericano, de Míguez Bonino” comienza con una definición “Conspirativa” del protestantismo común para los elementos más cercanos al pensamiento marxista:”El protestantismo es un forma del capitalismo norteamericano, elemento conquistador, amigo del capitalista y enemigo del obrero, que se ha propuesto mediante sus escuelas, sus templos y sus deportes la americanización del Pueblo. Por lo tanto, el protestantismo latinoamericano se estableció en el “vientre” de una invasión extranjera y lleva las marcas del sectarismo y del individualismo que la caracteriza. Resultó, pues, en una aculturación que nada tiene que ver con nuestro origen y formación histórica y en un subproducto de las conquistas políticas, económicas y culturales de los siglos pasados”.

El teólogo Jean Pierre Bastian propone y descarta esta definición conspirativa del protestantismo en Latinoamérica. Si bien es cierto que la llegada del protestantismo coincide con la expansión del pensamiento imperialista de los EE.UU. al terminar la Guerra de Secesión (1860), las misiones eran pequeñas ya que acompañaban a las delegaciones económicas sobre todo de la Gran Bretaña, que fueron los que apoyaron e incentivaron la independencia de América Latina, obviamente con el fin de quedarse con el Monopolio del comercio local (Carnes, pieles y cueros). Bonino afirma que el peso del protestantismo durante el siglo XIX fue más una expresión de deseo y un querer figurar de los protestantes que lo que en realidad fue.

Recién después de la 1° Guerra Mundial (1914-1918) el protestantismo comenzó a tener cierta relevancia en Latinoamérica, en aquellos años, el capitalismo “salvaje” de las empresas norteamericanas iban ganando terreno en toda Latinoamérica, como pasa hoy en día (2016): ¿Acaso la minera Barrick Gold no opera en la provincia de San Juan - Argentina con una mina a cielo abierto, envenenando las aguas y los suelos con cianuro? ¿Y cómo puede ser esto posible? Pues la única opción es que el Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner vendió su alma, la provincia de San Juan y la salud del pueblo al Diablo (representado por la Barrick Gold) permitiendo toda clase de violaciones a la seguridad, seguramente por una suma abultada de dólares.

Frente a la “invasión americana y su protestantismo” Latinoamérica fue reaccionando diseñando una Teología que pensara en los pobres. Como dice el teólogo argentino Juan Carlos Scannone, "Lo común a todas las distintas ramas o corrientes de la teología de la liberación es que teologiza a partir de la opción preferencial por los pobres y usa para pensar la realidad social e histórica de los pobres, no solamente la mediación de la filosofía, como siempre utilizó la teología, sino también las ciencias humanas y sociales".
En 1929 Miller, Pte. De la Federación Mundial Cristiana de Estudiantes se refiere de esta manera a la presion norteamericana sobre Latinoamérica: “La invasión de los EE.UU. está vinculada a la nueva racionalidad económica de su país, que consistía en una estructura conformada por la industria y la producción más el comercio: Este es el germen del Liberalismo (y de las economías de Mercado, agregado mío.).

La crisis del ´30 fue el resultado del fracaso del modelo neo-liberal, y surgieron las movidas de izquierda, los partidos obreros. Se tardaron 10 años para recomponer las economías, y en 1939 estallaba la 2° Guerra Mundial que trajo como consecuencia el quiebre definitivo de Europa  en el liderazgo mundial, y el surgimiento al final de dos grandes polos de poder, los EE.UU. por el “Bloque Occidental y Cristiano” y por el otro la “U.R.S.S. con el Bloque Oriental y Ateo”. Se desató la famosa “Guerra Fría” entre ambos, cada uno de ellos fortaleciendo a sus aliados para que el contrario no pudiese penetrar.
La Guerra Fría terminó (terminó? Ver el Apunte 2 de Teología Latinoamericana) oficialmente con la caída de la U.R.S.S. en 1991 y con ella el fracaso estrepitoso del “Modelo de Izquierda” el cual no se levantó nunca más.

A mi entender, Latinoamérica no ha salido nunca del sometimiento que el autor describe, y sigue dependiendo sobre todo de los EE.UU. Más que estar atravesando crisis similares, creo que estamos en la misma coyuntura de siempre.
Después de los ´60 la presión Norteamericana se hizo cada vez más fuerte, sosteniendo ( y a veces imponiendo)  las dictaduras de América Latina, apoyando a los gobiernos Neo-liberales, los cuales endeudaron a los países de la región por varias generaciones con el Fondo Monetario Internacional.
En estos primeros años del siglo XXI han prosperado los gobiernos populistas en la región (Kirchner - Argentina, Evo Morales - Bolivia, Correa - Ecuador, Chávez/Maduro – Venezuela, Daniel Ortega – Nicaragua) volcados a una alianza con lo que EE.UU. llama el “Eje del Mal”: Rusia e Irán.

Pero Latinoamérica sigue igual: Pobre, ignorante, sin industrias pesadas (salvo Brasil) con economías ciclotímicas, enferma de pobreza estructural: Sin educación, ni suficientes hospitales, ni suficientes escuelas, con insuficiencia habitacional; Latinoamérica se parece a los 13 Distritos pobres de la película “Los Juegos del Hambre” y los EE.UU. al rico “Capitolio”.

Bonino denuncia una “complicidad” entre los religiosos y los sectores dominantes…hoy eso sigue exactamente igual: Las Iglesias (protestantes, católicas, etc…) que están en los grandes latifundios de Argentina, no predican contra el sistema feudal, ni contra los opresores del pueblo, pues “Los Ricos Opresores” son los que sostienen a las grandes congregaciones.
Desde el punto de vista de la teología, mi mirada es limitada, ya que solo conozco el neo-pentecostalismo que impregna y contamina a todas las Iglesias de la U.A.D. que están con el “Evangelio de la Prosperidad” y “El Decláralo y Recíbelo”. Como ya comente sobre el material de Mackay (Teología Latinoamericana Apunte 3) donde se han convertido en ídolos lo que Mackay advirtió:

•   La teología usada no para hacer crecer a la congregación en el conocimiento de  la revelación de Dios, sino para que crezca el número de personas que se congrega, buscando claramente un beneficio económico por parte de sus “pastores”. 
•   La Iglesia no como la reunión de los santos, sino como un lugar de actividades que nada tienen que ver con preparar sacerdotes de su casa ni formar predicadores de la Verdad, sino como un Club Social, como un fin en sí misma
•   La música, como un fin en sí misma: Cultos con 2 hs de canciones vacías y luego una prédica con todo el Power de 5 minutos.
•   La segmentación de la Verdad, donde cada denominación habla de “Su Doctrina” y ya no de la Doctrina Bíblica.

Si hay espacios donde reflexionar yo no los conozco…yo escribo artículos, tengo dos páginas web en Internet que se leen en varios paises (aunque ahora en ambas publico el mismo material en español, inglés y ruso) y esta página en FACE donde replico las notas.
Publico estudios, los mensajes que doy en la Iglesia y también escritos donde critico y denuncio lo que veo que está mal a la luz de la Palabra. Pero si bien me leen, no se genera un ida y vuelta, las congregaciones están bajo un esquema de dominación de miedo: Las indujeron a creer que si dicen que algo está mal serán arrojadas al “Lago de Fuego y Azufre”. Para reflexionar hace falta entender, para entender hace falta estudiar y dentro del ámbito de la Iglesia los que estudiamos somos muy pocos.
Obviamente tenemos esta necesidad de estudiar, lo difícil, creo yo, es encontrar el espacio y un eco en las personas.
El principal problema que veo es la falta de temor de Dios:

a.         En los dirigentes de la Iglesia en primer lugar, cuando leo las publicaciones que hacen en las redes sociales, como sacan de contexto y retuercen la Palabra para ajustarla a su mensaje humanista y de la prosperidad, se puede ver esa falta de temor de Dios.

b.         En las congregaciones, la gente no lee la Biblia…menos estudiarla. Se ha perdido el mensaje de aquellos primeros evangelistas que menciona Bonino en la página 35:”Gente que profesa una confianza total en la Biblia y se preocupa por el mensaje de salvación que Dios ofrece a los pecadores por medio de la muerte de Jesucristo”Se ha perdido la certeza de aquellos primeros evangelistas que afirmaban que “La sincera aceptación del evangelio era la clave para la virtud durante la vida presente y para la vida eterna en el Cielo”. Este mensaje ha sido reemplazado por el llamado a “Venga a buscar su milagro” cuando Jesús advirtió a las personas que no lo sigan por los panes y los peces (Juan 6.26-27).

El segundo gran problema entiendo que es la apatía de la gente, incluso de aquella que tiene un cierto interés. Tengo amigos que anhelan conocer más de la Palabra, y a veces me preguntan como pueden alcanzar un grado más de conocimiento. La respuesta Uds. la conoce bien:

a.       La única forma es ponerse a estudiar, a leer materiales nuevos que amplíen lo dicho en la Escritura.

b.      Animarse a comprar Biblias de estudio en diferentes versiones. Animarse a cursar en algún Instituto…cuando escuchan mi respuesta ya no me preguntan más y siguen esperando que el conocimiento les sobrevenga por algún medio sobrenatural que les evite el esfuerzo. Y estos son los que están “interesados,” imaginen los que no!!

Creo que de esta situación de sometimiento de Latinoamérica y de la tibieza espiritual no se saldrá nunca (entiendo que estamos en los Tiempos Finales) pero que si se puede mejorar, al menos para aquellos que quieran hacer el esfuerzo del cambio. Y dicho cambio se opera mediante la educación, en esto concuerdo con Mackay: “Es necesario enseñar teología para que puedan captar la realidad de Dios” y también como determinó el Congreso Evangélico de Panamá de 1916 con su Proyecto educacional misionero: Formar docentes y plantar escuelas. 



150 AÑOS DE PROTESTANTISMO EN LATINO AMÉRICA. TEOLOGÍA LATINOAMERICANA, APUNTE 4.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.