+ STUDY. JUAN 7. BY FABIAN MASSA.



+ STUDY. JUAN 7. BY  FABIAN MASSA.

La acción de este capítulo se desarrolla unos meses después del anterior. Juan 7 se puede dividir en seis temas:
1.      7.1-9  La incredulidad de los hermanos de Jesús.
2.      7.10-24 La Fiesta de los Tabernáculos
3.      7.25-36 El Ungido de Dios
4.      7.37-39 Ríos de Agua Viva
5.      7.40-42 Confusión de la multitud
6.      7.43-52 El fracaso de los Alguaciles del Templo

1.     La incredulidad de los hermanos de Jesús.

De 7.2 podemos deducir que la acción de Juan 6 se desarrolló entre la Pascua del ´29 d. C. y antes de Tabernáculos del mismo año. Jesús entiende que no debe bajar a Judea, pues era sabido de parte de todos que los religiosos querían matarlo, como dicen explícitamente 7.1, 7.19 y 7.25.

Ambas fiestas incluían la peregrinación a Jerusalén y por eso los hermanos de Jesús le dicen de manera irónica que suba y se muestre en Jerusalén (7.3) y se manifieste como el Mesías. Cabe recordar que los judíos esperaban un Mesías Rey que los liberara de Roma. Los hermanos de Jesús tampoco creían en Él, había un cierto enojo porque al tomar su Ministerio Publico, rompió el mandato social de tener a cargo a su Madre. (7.5). Jesús entiende perfectamente el rechazo y el odio religioso y les responde que su tiempo (De manifestarse y consecuentemente ser muerto) todavía no ha llegado (7.6).
Jesús aquí hace una diferencia la situación espiritual de Él y el de los sus hermanos: el Mundo ama a los mundanos y odia al espiritual que testifica que “sus obras son malas”. (7.7-9).

El punto central de esta sección es la respuesta del mundano frente a la confrontación con la Palabra de Dios: Odio religioso, hoy el mundano (sobre todo el que se congrega desde hace años) siente un odio religioso de muerte que obviamente reprime. Pero llegado el momento, ya no se reprimirá como profetiza Jesús:

 »Entonces los entregarán a ustedes para que los persigan y los maten, y los odiarán todas las naciones por causa de mi nombre. 10 En aquel tiempo muchos se apartarán de la fe; unos a otros se traicionarán y se odiarán; 11 y surgirá un gran número de falsos profetas que engañarán a muchos. 12 Habrá tanta maldad que el amor de muchos se enfriará,13 pero el que se mantenga firme hasta el fin será salvo.  Mateo 24.9-12

2.     La Fiesta de los Tabernáculos

Jesús sube a la Fiesta luego que parten sus hermanos, “no abiertamente” (7.10). Los religiosos buscaban a Jesús en la Fiesta, obviamente para ellos la inasistencia era algo condenable. Típico del religioso, se escandalizan si alguien no cumplía con las formalidades, pero no les preocupaba cumplir sin entender nada (7.11), igual que hoy: Muchos salen del culto “borrachos en el Espíritu” pero cuando les preguntamos de que se predicó no saben.-/no contestan.

La opinión de las personas estaba dividida, aunque nadie decía bueno ni malo por temor a los Religiosos del Templo (7.12-13).

Esta era una fiesta de una semana de duración, en la mitad de esa semana Jesús subió al Templo (probablemente al patio de los Gentiles) a enseñar (7.14). Jesús nunca entró al Templo, ya que no era de la tribu de Levy, una gran contradicción, Dios venía a los suyos y los suyos lo dejaron afuera del Templo. Podemos ver esa misma situación hoy, los religiosos dentro de la “Iglesia” y a Jesús (La Palabra) sin poder entrar (Cf. Apocalipsis 3.20).

Jesús se da a conocer como el Hijo de Dios, y su comprensión y enseñanza de la Escritura asombra a las personas, que se preguntaban como sabía tanto sin haber cursado en sus Seminarios. Pero ellos que se habían recibido con honores no podían entender los Tiempos de la Palabra Profética, no podían (o no querían) relacionar la profecía con la realidad de Cristo delante de sus narices: Exactamente lo mismo que sucede hoy en los Institutos Bíblicos dependientes de la U.A.D. (y hablo con conocimiento de causa porque yo me recibí allí) no relacionan La Escritura con la realidad, no entienden los tiempos proféticos.

Jesús manifiesta claramente que su doctrina es la del Padre (7.16) Luego dice algo muy importante: “Si alguno quiere hacer su voluntad conocerá la doctrina, si es de Dios o si Yo hablo de mí mismo” Él se está dirigiendo a los judíos, (recordemos que era una Fiesta central que incluía la peregrinación religiosa). Por lo tanto les estaba hablando a personas que supuestamente conocían la Escritura y entendían la Doctrina (enseñanza, profecía de Dios). Jesús les dice que cuando uno predica Palabra de Dios, le está dando la Gloria a Él. Pero cuando uno lo hace de su propia humanidad, busca la gloria propia. (7.17-18). En los versículos siguientes, Jesús les muestra a los religiosos del Templo su razonamiento inconsecuente respecto al día de reposo, cuando les hace ver que ellos circuncidan a los bebes de 8 días incluso en ese día (7.19-24).

Y aquí vemos que se puede dar esto de conocer la Biblia y al mismo tiempo no entender que dice, no entender la Doctrina, la profecía de Dios. Los religiosos del tiempo de Jesús conocían la Escritura y la Profecía, pero no reconocieron que la misma se estaba cumpliendo delante de sus ojos en la persona de Jesús.

Aquel que no puede entender la Biblia no sabe si lo que le predican es cierto o no es cierto.

Los religiosos reaccionan con furia cuando se les muestra su error en el entendimiento de la Escritura. En su soberbia no admiten el error y prefieren imponer “su propia doctrina”.

3.     El Ungido de Dios


Esta sección se puede dividir en dos partes:

a.      7.25-31 La posición de la gente del pueblo frente a Jesús.

                             I.            Las personas veían asombradas la libertad con que Jesús enseñaba y esperaban alguna definición de los Religiosos para manifestar la propia. Ellos no terminaron de asociar el origen de Jesús con la Profecía, solo miraban en lo natural: “Jesús de Galilea, el carpintero, hijo de José y de María” (7.25-27)
                            II.            Jesús atento a todo, les hace ver que ellos en realidad no lo conocen, porque Él venía de parte del Padre (7.29-29)
                         III.            La reacción de algunos fue entonces fue tratar de apresarlo pero no pudieron porque “aún no había llegado su hora”; en cambio otros creyeron en vista de los milagros que lo señalaban como el Mesías (7.30-31)

b.      7.32-36 La posición que toman los religiosos frente a la reacción de la gente:

                               I.            Los religiosos estaban pendientes de la gente para accionar sobre Jesús (7.32)
                            II.            Jesús profetiza sobre sí mismo, y esto confunde a sus perseguidores (7.33-36

La gente común esperaba una definición de los religiosos para saber que debían opinar. Los religiosos esperaban ver la reacción de las personas para saber qué hacer con respecto a Jesús. A ninguno de los dos grupos se le ocurrió ver que decía Dios al respecto en las profecías. Es lo mismo que pasa hoy, los que no conocen la Escritura esperan que los “Ungidos” definan que hacer; y los “Ungidos” miran a las personas y de acuerdo a su estado de ánimo predicar. De ver que dice la Biblia, a ninguno de los dos grupos le interesa.

4.      Ríos de Agua Viva

En Juan 6 Jesús se presenta como el Pan del Cielo, explicando que el Maná que Israel comió en el desierto fue un reflejo de Él. (Maná tipo y Jesús antitipo; Juan 5.31-33). En Juan 7, en el 7° y último día de la Fiesta Jesús se identifica con la Fuente de Agua viva (Jesús y la Samaritana Juan 4.13), hay aquí también una referencia (velada para nosotros pero clarísima para los judíos) a la Roca de Pedernal de la cual brotaba agua en el desierto (Deuteronomio 8.15 cf. 1° Corintios 10.4) --- Jesús no había sido todavía glorificado, y el Espíritu Santo no había sido enviado, están en la etapa de transición del A. T. al N. T. (Juan 7.37-39).

5.     Confusión de la multitud

Las opiniones estaban divididas, unos creían (Juan 7.40) y otros justificaban su incredulidad aduciendo que venía de Galilea:
De la lectura de 7.41-42 se deduce que tenían un conocimiento de la Escritura, pero no conocían el entorno de Jesús, no tenían referencia de la realidad… el resultado es una deducción incorrecta: No es el Mesías. Y este es el peligro de no asociar los pasajes en un tema, no relacionar los distintos libros y no tener en cuenta la realidad: 7.42 se relaciona con Isaías 11.1 (un descendiente de Isaí) y con Miqueas 5.2 (De Belén saldrá el Caudillo de Israel) pero no cotejaron de donde venía en lo natural Jesús, no conocían la realidad.

6.     El fracaso de los Alguaciles del Templo

La multitud estaba dividida y confundida, los alguaciles del Templo que habían sido enviados a arrestarlo también (7.43-46)
Los fariseos decían: “La gente que no conoce la Ley está maldita”, y ellos tampoco la entendían y ni siquiera se daban cuenta!
La religiosidad de los fariseos queda en evidencia cuando Nicodemo los exhorta a cumplir con la Ley mosaica 7.51 y la ácida respuesta de ellos en 7.52

El Hijo de Dios exhorta encarecidamente a los pecadores a que se arrepientan. En la fiesta de los Tabernáculos dice a las multitudes en el templo: “Si alguien tiene sed, que venga a mí y beba”. Sus enemigos se le oponen encarnizadamente.

Conclusiones

  1. Los religiosos confunden liturgia con relación con Cristo. Ellos cumplen con todas las reuniones religiosamente, no entienden la Palabra profética ni los tiempos, por lo tanto no pueden relacionar la Palabra con la Escritura, viviendo en un estado de des -conexión. Como no conocen la Palabra o no la entienden, no pueden reconocer cuando alguien viene de parte de Dios o de sí mismo. Si te congregas hace 38 años y no puedes leer y entender dos versículos seguidos, es hora de que cambies de estrategia personal y también de Iglesia.
  2. La respuesta de los mundanos, sobre todo los que se congregan desde hace mucho tiempo, frente a la confrontación con la Palabra de Dios es el Odio religioso.
  3. Si eres un hermano más del la congregación, es necesario que pongas tu ojo en las Escrituras más que en los hombres que manejan la Iglesia. No puedes justificar tu falta de entendimiento por la falta de entendimiento de ellos o por su mala enseñanza. Tu búsqueda debe ser personal.
  4. Si eres una autoridad en tu iglesia, no esperes a ver de qué ánimo está la gente para accionar, tu deber es predicar la Palabra de acuerdo al Tiempo profético (dando las raciones a tiempo, Lucas 12.42) y no dar charlas motivacionales.


La Semana 70 está a las puertas, no te quedes afuera.



+ STUDY. JUAN 7. BY  FABIAN MASSA.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.