¿ADÁN, NOMBRE PROPIO O SUSTANTIVO COMÚN? DE EDÉN A LAS NACIONES. BY FABIÁN MASSA.

El libro De Edén a las Naciones es un estudio de los primeros once capítulos de Génesis, que podrían definirse como la Prehistoria Bíblica, ya que no hay documentos que permitan datar acontecimientos hasta Génesis 12. La Sección Génesis 1-11 (Gen.1-11) abarca la Creación de Dios y el Origen de la humanidad en Edén (actual Irak), la Caída del Hombre (Gen.3), el Imperio de la Maldad, el cual es destruido por medio del Diluvio Universal (Gen. 6 al 9), la Recreación del planeta y el surgimiento de una Nueva Humanidad, la cual creció hasta convertirse en una sociedad avanzada (Sumeria?) que fundó el Primer Imperio Post Diluviano (el 1° Nuevo Orden Mundial de Nimrod - NWO) y asimismo planificó y ejecutó la construcción de la Torre de Babel (Gen.10 y 11); el fracaso de dicho proyecto y la posterior Dispersión, (tras la Batalla de Babel Gen.10) que definió las Naciones desde ese momento hasta la actualidad.

En esta oportunidad, les comparto uno de los temas tratados en el Capítulo I

¿Dios creó una sola pareja de humanos o una humanidad numerosa? Interpretación de Génesis 1.27


Del primer relato de la Creación (Gen. 1.1 – Gen. 2.4A) se desprenden básicamente dos posturas de interpretación de Génesis 1.27, dependiendo de con que versión de la Biblia uno se haya formado.
Así tenemos que, los que se formaron con la Reina Valera Revisión 1960 (RV 60), interpretan tradicionalmente el vocablo hombre como el primer y único hombre creado por Dios.
Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. RV 60
Esto se complementa con la lectura del segundo relato en donde Dios hace a Adán de la Tierra:
Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y  fue el hombre un ser viviente. Gen. 2.7
La Biblia Textual[1] aclara que en Gen. 1.26 la palabra traducida como “hombre” es un sustantivo común (genérico que debe tomarse por humanidad) y no un sustantivo propio (nombre)[2].
Luego, en Gen. 2.19[3], la Versión RV 60 traduce “hombre” –sustantivo común- como “Adán” (sustantivo propio: nombre). Los eruditos de la traducción de la Biblia Textual, explican que recién a partir de Gen. 4.1 la palabra adama debe tomarse como nombre propio[4]. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Gen. 2.19 RV60
Con lo cual la interpretación que hace en principio  gran parte de los creyentes, es que Dios hizo un solo hombre y una sola mujer y que de la unión se multiplicó toda la Humanidad. Ahora bien, si la persona parte de otra traducción de la Biblia, como por ejemplo de:
La Nueva Versión Internacional (NVI) y leemos el mismo pasaje
Y Dios creó al ser humano a su imagen…
O si tomamos la Biblia Peshitta[5]
Creó, pues, Dios al género Humano…
De la comparación entre estas traducciones, podemos entender que Dios creó una humanidad a la cual bendijo para que se multipliquen y llenen la Tierra (Génesis 1.28)
La traducción hombre de Gen. 1.26 y 27,  corresponde al término hebreo Adám (Strong 120) que significa: Rojizo, un ser humano o la especie humana, varón, gente.



Al respecto comenta el diccionario Caribe[6] (extracto):
Adán   La palabra hebrea adam aparece más de 560 veces en el Antiguo Testamento y casi siempre significa «hombre» o «ser humano» (Gn 7.23; 9.5, 6). …la narración de la creación (Gn 2.4ss) la asocia con `âdama, tierra (forma femenina). De esta manera, establece un vínculo fundamental entre el ser humano y su medio. Tomar el término Adam y traducirlo el hombre no es adecuado en todos los pasajes donde aparece. Mucho mejor es traducirlo ser humano, humanidad. La Nueva Biblia de Jerusalén[7] traduce así Gen. 1.27: «Creó, pues, Dios al ser humano, a imagen suya le creó, macho y hembra los creó». La mujer es también creación de Dios y por lo tanto sujeto, persona. Aún cuando Adán se use en sentido personal refiriéndose al hombre compañero de Eva (Madre de todos los vivientes, Gen. 3.20), tanto Adán como Eva son también nombres genéricos e indican a toda la humanidad[8].
En Génesis 1.26, la Biblia Hebraica Stuttgartensia[9] en español traduce:
Entonces dijo ´Elohim: Hagamos al hombre a nuestra semejanza y ejerzan dominio  sobre los peces del mar, las aves de los cielos, sobre el ganado, sobre toda la tierra y sobre todo reptil que repta sobre la tierra.
Notar que ejerzan es la tercera persona plural (ellos) por lo tanto debe entenderse que hombre está siendo utilizado como genérico (humanidad).

El Adam Es Comunidad

Volviendo a la concordancia Strong RV 60 para el vocablo hombre, en Génesis 2.19, 20, 21 y 23 leemos:
Adam (Strong 121) Nombre del primer hombre. –Adam, Adán.
El Nuevo Diccionario Nelson aporta la siguiente información: Durante siglos la tradición cristiana ha visto en Adán una persona concreta de sexo masculino, un hombre. Sin embargo, Adán es un sustantivo masculino pero no necesariamente equivale a hombre. Para comprender mejor el significado de Adán debemos entender que Adán supone ambos sexos y más importante aún, supone una relación entre personas. Adán es comunidad; esto es lo fundamental.
Claus Westermann dice: «En Gn 2.4b–24 esta comunidad (hombre-mujer) constituye la finalidad de la narración: el ser humano formado por Dios de la tierra (2.7) no es todavía la criatura que Dios quería (“no está bien...”); solo tras la creación de la mujer se ha conseguido de verdad la creación del ser humano».[10]
Con respecto a los nombres, en Gen. 2.23 Adán se autonombra Ish (Varón) y le da a la mujer el nombre de Isha (RV60 Varona). Con respecto a su mujer, el varón dice en Gen. 2.23:…es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne[11] 

Vamos aplicar estos conceptos en el desarrollo del relato acerca  de la creación de la humanidad, en los pasajes del libro de Génesis 1.26 a 27 y Génesis 4.9 - 17.

Dice Dios en Génesis 1.27
Y creó Dios al hombre a su imagen,  a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Según el comentario de pie de página de la RV 95[12] sobre este versículo, hombre: heb. adam, designa aquí a todo el género humano; en otros pasajes, este mismo término tiene el valor de un nombre propio (Adán). Si tomamos Adam como género humano, podríamos parafrasear este pasaje de la siguiente manera:
a)    Y creó Dios a la humanidad a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
b)    Y creó Dios a los hombres y mujeres a su imagen.










¿ADÁN, NOMBRE PROPIO O SUSTANTIVO COMÚN? DE EDÉN A LAS NACIONES. BY FABIÁN MASSA.

Adán, Creación, humanidad, Eden.





[1] Biblia Textual: Es una  traducción contextual al español de la Biblia Hebraica Stuttgartensia y del Novum Testamentun Graece. Sociedad Bíblica Iberoamericana, Publicada por  Holman en  2010.
[2] Biblia Textual: Ver nota al pie de la página 2.
[3] Aquí aparece por 1° vez el nombre Adán.
[4] Biblia Textual: Ver nota al pie de la página 4.
[5] La Biblia Peshitta (nombre dado a esta traducción por Moshe bar Kepha en el siglo IX) es una de las versiones más antiguas de la Biblia. El A.T. de esta versión es una traducción directa del hebreo (probablemente del siglo II) al arameo, siendo la obra literaria siriaca más antigua conservada. El NT corresponde e un trabajo de traducción posterior, directamente del griego al arameo.
[6] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998.
[7] Nueva Biblia de Jerusalén, versión de la Biblia de 1976 tradicionalmente más usada por la Iglesia Católica.
[8] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998. Página 15.
[9] La Biblia  Hebraica Stuttgartensia (BHS) es una edición del Texto Masorético de la Biblia Hebrea del Códice de Leningrado, complementado con notas de masora y crítica de textos.It is published by the Deutsche Bibelgesellschaft ( German Bible Society ) in Stuttgart . Está publicada por la Deutsche Bibelgesellschaft – Sociedad Bíblica de Alemania, Stuttgart. Ver apéndice del capítulo XXII.
[10] Nelson, Wilton M., Nuevo Diccionario Ilustrado de la Biblia, (Nashville, TN: Editorial Caribe) 2000, c1998. Página 16.
[11] Una tremenda declaración de amor que contrasta con la manera de llamarla “La madre de mis hijos” (tal es el significado del nombre Eva) luego de la caída, en Gen. 3.20. La “madre de mis hijos” es la forma en que habla hoy un divorciado de su “ex esposa”.
[12] RV 95 Editada por las Sociedades Bíblicas Unidas, pagina 25.

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.