DESAFÍOS DE LA TEOLOGÍA PARA EL SIGLO XXI – 2° PARTE. BY FABIÁN MASSA.


SEGUNDA PARTE, EL DESAFÍO PARA LA TEOLOGIA

Bueno, después del “tan alentador panorama” de la *Primera Parte[1]* de este estudio, la tentación de clamar a Cristo para que venga ya, es casi irresistible.

¿Cuál es el desafío para la teología? Seguir peleando la Buena Batalla, cumpliendo con los propósitos fundamentales de la teología, que según Barth son:

a.      Recordarle a la Iglesia su misión y darle el contenido de su mensaje. (Georges Casalis, El sentido de una vida).
b.      La Teología es el producto de la reflexión del predicador y de la Iglesia acerca de su propio mensaje. La Iglesia un pueblo de testigos que predican el Evangelio.
c.       La tarea de la Teología Evangélica es dar cuenta de la historia de la auto-revelación de Dios de manera clara y conceptualKarl Barth, Introducción a la teología evangélica, “El lugar de la teología

d.      La tarea de la Teología es ”Guiar a la Comunidad a la correcta interpretación de la Escritura. La Comunidad, además de predicar la Verdad, debe accionar frente a los problemas políticos, sociales y culturales. En la medida que tiene responsabilidad frente a la cuestión de la verdad, cada cristiano está llamado a ser teólogo y sobre todo aquellos que están en el liderazgo. Es grave el hecho de que muchos Ministros no profundicen sus estudios teológicos (algunos ni siquiera los han empezado) o que se conformen con la teología aprendida en el Seminario; el estudio teológico de la Palabra de Dios es una tarea de por vida, ¿acaso puede haber algo más importante que lo que Dios dijo?[2]


Entiendo que es necesario formar teológicamente no solo a los pastores, sino también transformar en discípulos a la congregación, en el sentido de que puedan pensar teológicamente la Escritura: “Guiar a la Comunidad a la correcta interpretación de la Biblia” con el objetivo de que puedan vivir conforme a la Palabra y también “Predicar la Verdad, y poder  accionar frente a los problemas políticos, sociales y culturales” como los enunciados en la primera parte de este trabajo.

Solo un cristiano formado en la Escritura, podrá ejercer el Sacerdocio hogareño, ministrando a su familia (Apocalipsis 1.6) El sacerdocio en casa es la última trinchera que defenderá a la familia de la maldad que hay en la sociedad (1° Parte, punto “C”).

Frente a la postura religiosa generalizada de hoy, en cuanto que la gente no quiere comprometerse con la teología, es necesario explicarles (tanto a los comunes como a sus pastores) que la Iglesia está para formar discípulos y no para “juntar gente”: “En la medida que tiene responsabilidad frente a la cuestión de la verdad, cada cristiano está llamado a ser teólogo y sobre todo aquellos que están en el liderazgo”.

La ignorancia de la Iglesia en general, es proverbial. En el IBE dependiente del IBRP (en la que es quizá la Iglesia más grande de Argentina, o al menos, una de las más “importante por cantidad de gente”) donde termine el 2° Ciclo Superior del Bachillerato en 2015, el 80% de los egresados del 8° Año no sabían hacer un resumen, ni una paráfrasis, tampoco podían estudiar directamente de los libros y menos hacer una exposición oral y estos eran (y son aún) la crème de la crème de esa Iglesia, muchos de ellos líderes, algunos Supervisores y otros Ancianos con gente a cargo a la cual “adoctrinaban[3]”.

Barth dice: “Es grave el hecho de que muchos Ministros no profundicen sus estudios teológicos” ¿Qué decir cuando algunos de ellos  ni siquiera los han empezado?

“La Comunidad,…debe accionar frente a los problemas políticos, sociales y culturales” Este es un punto muy importante, la Iglesia actual tiene un comportamiento autista, sobre esto publique una breve nota en Enero de 2015[4],  en la cual expongo la peores catástrofes acaecidas desde el 2000 al 2010, y por las cuales nunca se hizo en esa congregación una sola mención y menos aún una oración intercesora por las víctimas de dichas desgracias. La Iglesia simplemente está desconectada de toda circunstancia, divorciada de la Realidad, flotando en una nube de Úbeda a 5.000 metros de altura. Frente a los problemas políticos, sociales y culturales silencio absoluto, cero compromisos.

LA TEOLOGÍA FRACASARÍA EN SU PROPÓSITO SI SOLO SE OCUPASE DE ELLA UN GRUPO SELECTO Y NO LA COMUNIDAD TODA (que es exactamente lo que sucede hoy en día). La tarea de la Teología debe ser crítica, sometiendo la proclamación de la Comunidad a una revisión constante en busca de la Verdad, con la actitud fides quaerens intellectus (Fe, en busca de entendimiento) en contraposición con la Fe Ciega escolástica del Medioevo, y por esta misma razón la Teología debe cuestionar permanentemente las “Tradiciones” para no caer en el Folklore Evangélico tan común en nuestros días. También es necesario el estudio de las Apologías que los Antiguos hicieron de la Escritura. Credo ut intelligem (Creo, con el fin de entender) La Teología no debe apropiarse de ningún dogma[5] sin examinarlo antes y testearlo con la Escritura, lo mismo para las formulaciones simbólicas tradicionales[6] (la “Ortodoxia). Se debe evitar que la Teología se convierta en un Nuevo Dogma, para ello es necesario permanentemente ir a La Escritura.

La Teología es la ciencia del conocimiento de la Palabra de Dios proclamada en su obra, aprendida en la Escritura que da testimonio de lo que Dios dijo[7]. 

El mayor desafío para la teología en el siglo XXI es, a mi entender, dar una Palabra Viva, mostrar los cumplimientos de las antiguas profecías en las noticias de los diarios, mostrarle a la gente (“propia” y no propia) que Dios es un Dios que anuncia el futuro, y que sus profecías se cumplen en la historia delante de nuestras narices. Es dar un mensaje que muestre que Dios es Dios porque ha anticipado nuestro presente en el pasado, para que podamos entender que de la misma manera que se han cumplido las primeras profecías en historia, las que faltan también se cumplirán.

6 Así dice Jehová Rey de Israel, y su Redentor, Jehová de los ejércitos: Yo soy el primero, y yo soy el postrero, y fuera de mí no hay Dios. 7 ¿Y quién proclamará lo venidero, lo declarará, y lo pondrá en orden delante de mí, como hago yo desde que establecí el pueblo antiguo? Anúncienles lo que viene, y lo que está por venir. 8 No temáis, ni os amedrentéis; ¿no te lo hice oír desde la antigüedad, y te lo dije? Luego vosotros sois mis testigos. No hay Dios sino yo. No hay Fuerte; no conozco ninguno. Isaías 44.6-8 RV 60.

Desde ahora os lo digo antes que suceda, para que cuando suceda, creáis que yo soy. Juan 13.19. NVI. En este pasaje Jesús resume cuál es el sentido de la profecía: Anunciar algo antes de que suceda, para que cuando se haga realidad creamos que:

1.      Hay un Dios omnipotente y omnisciente que tiene el control de todas las cosas.

2.      Para que entendamos que Todo lo que Dios dice se cumple.

3.      En definitiva para que tengamos fe, y por esa fe vivamos eternamente (Más el justo por la fe vivirá. Habacuc 2.3)

Dios está vivo y su Palabra es actual, ¡¡sacudámosle la naftalina de la “Tradición y el folklore” con la que la han tapado!!

La revelación cristiana es aquel conocimiento o verdad que sale de Dios mismo….. La “Revelación” tiene lugar en tanto que la Palabra creadora, el Logos, es pronuunciada y escuchada, es una revelación trascendente. El concepto y la revelación de Dios en la persona de Jesucristo. El Logos que se hizo carne y tabernaculizó entre nosotros. (Juan 1.14) [8]

Es un hecho concreto que para conocer a Jesús es necesario conocer la Escritura. En Lucas 24.36 -45 se menciona un hecho muy llamativo: Cuando Jesús se presenta resucitado ante los discípulos, estos no lo reconocen. Entonces Jesús, estando en persona, se tiene que auto-revelar ante ellos enseñándoles y explicándoles las profecías que en toda la Biblia hablaban de Él[9].

Los discípulos solo pudieron creer que era Él resucitado, una vez que entendieron (y creyeron) las profecías mesiánicas. Es importante ver que los discípulos conocían las Escrituras, y conocía a Jesús personalmente, el problema es que no habían podido relacionar las profecías con los hechos en el momento en que sucedían, por eso Jesús les dice que ellos eran testigos de esas cosas, ellos lo habían vivido pero no lo supieron ver.

¿Qué queda para la mayoría de los cristianos actuales, no no conocen la Escritura, es decir no conocen la historia de Jesús? Puede decirse que para muchos creyentes de hoy en día la dificultad es mayor, pues por ignorancia no pueden relacionar la profecía con el cumplimiento tanto para los hechos pasados, ni relacionarlos con los sucesos actuales. Entiendo que el trabajo de los teologos es formar, guiar a la congregación en La Palabra, para que puedan ver y entender todo el mensaje.


DESAFÍOS DE LA TEOLOGÍA PARA EL SIGLO XXI – 2° PARTE. BY FABIÁN MASSA.
SEGUNDA PARTE, EL DESAFÍO PARA LA TEOLOGIA 


TEOLOGÍA CONTEMPORÁNEA, KARL BARTH, DESAFIOS DE LA TEOLOGÍA.
[2] Karl Barth, Introducción a la teología evangélica, “El lugar de la teología”
[3] Como la mayoría de las Iglesias Pentecostales y Neo-pentecostales, tiene una estructura de “Liderazgo tipo Tupperware” basada en el fatídico G12.
[5] Folklore Evangelical.
2 Ibíd.
[7] Karl Barth, Introducción a la teología evangélica, “El lugar de la teología”
[8] Karl Barth, “La concepción cristiana de la revelación
[9] Lucas 24.45

El TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  está disponible para su compra en e-book en español en las siguientes plataformas


The TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  is available for purchase in e-book in Spanish in the following platforms

TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  доступен для приобретения в электронной книге на испанском языке на следующих платформах

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013