NUEVO PACTO VS. RELIGIÓN. SOBRE HEBREOS 10.1-18 NVI. BY FABIAN MASSA.


En el capítulo 10 de la carta a los Hebreos, el autor explica la inutilidad de los rituales religiosos que no podían limpiar del pecado y la culpa a las personas:

1 La ley es solo una sombra de los bienes venideros, y no la presencia misma de estas realidades. Por eso nunca puede, mediante los mismos sacrificios que se ofrecen sin cesar año tras año, hacer perfectos a los que adoran. De otra manera, ¿no habrían dejado ya de hacerse sacrificios? Pues los que rinden culto, purificados de una vez por todas, ya no se habrían sentido culpables de pecado. 
Los sacrificios cruentos se realizaron desde el establecimiento de la Ley en Éxodo (1440 a.C.) hasta la destrucción del Templo de Jerusalén en el 70 d.C. y fueron siempre inútiles, dado que cada año había que había que volver a realizarlos, porque:
Pero esos sacrificios son un recordatorio anual de los pecados, ya que es imposible que la sangre de los toros y de los machos cabríos quite los pecados.
Por eso, al entrar en el mundo, Cristo dijo:
«A ti no te complacen sacrificios ni ofrendas;
    en su lugar, me preparaste un cuerpo;
no te agradaron ni holocaustos
    ni sacrificios por el pecado.
Por eso dije: “Aquí me tienes
    —como el libro dice de mí—.
He venido, oh Dios, a hacer tu voluntad”[1]».

En virtud del sacrificio de Cristo, ya no eran más necesarios otros sacrificios:

Primero dijo: «Sacrificios y ofrendas, holocaustos y expiaciones no te complacen ni fueron de tu agrado» (a pesar de que la ley exigía que se ofrecieran). Luego añadió: «Aquí me tienes: He venido a hacer tu voluntad». Así quitó lo primero para establecer lo segundo. 10 Y en virtud de esa voluntad somos santificados mediante el sacrificio del cuerpo de Jesucristo, ofrecido una vez y para siempre.

En el A.T. todo se ofrecían rutinariamente todos los años los mismos sacrificios, sin que realmente quitaran el pecado: “11 Todo sacerdote celebra el culto día tras día ofreciendo repetidas veces los mismos sacrificios, que nunca pueden quitar los pecados”.
Pero en Cristo recibimos Salvación Eterna:
 12 Pero este sacerdote, después de ofrecer por los pecados un solo sacrificio para siempre, se sentó a la derecha de Dios, 13 en espera de que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies. 14 Porque con un solo sacrificio ha hecho perfectos para siempre a los que está santificando.
15 También el Espíritu Santo nos da testimonio de ello. Primero dice:
16 «Este es el pacto que haré con ellos
    después de aquel tiempo —dice el Señor—:
Pondré mis leyes en su corazón,
    y las escribiré en su mente».[c]
17 Después añade:
«Y nunca más me acordaré de sus pecados y maldades».[d]
18 Y, cuando estos han sido perdonados, ya no hace falta otro sacrificio por el pecado.

Pablo lo explica muy bien el su Carta a los Romanos 8.1-4 (NTV):
1Por lo tanto, ya no hay condenación para los que pertenecen a Cristo Jesús; y porque ustedes pertenecen a él, el poder del Espíritu que da vida los ha libertado del poder del pecado, que lleva a la muerte.La ley de Moisés no podía salvarnos, porque nuestra naturaleza pecaminosa es débil. Así que Dios hizo lo que la ley no podía hacer. Él envió a su propio Hijo en un cuerpo como el que nosotros los pecadores tenemos; y en ese cuerpo, mediante la entrega de su Hijo como sacrificio por nuestros pecados, Dios declaró el fin del dominio que el pecado tenía sobre nosotros. Lo hizo para que se cumpliera totalmente la exigencia justa de la ley a favor de nosotros, que ya no seguimos a nuestra naturaleza pecaminosa sino que seguimos al Espíritu.

Haciendo un síntesis, se podría decir que la Religiosidad de los rituales litúrgicos no liberan al pecador del pecado ni de la Muerte Segunda (la condenación al Infierno) sino que solamente son Salvos los Nacidos de Nuevo, los que han muerto a las Obras de su Naturaleza caída. Los Nacidos de Nuevo, ya no necesitan de rituales, pues son Salvos y Libres.


Por eso mis queridos, es totalmente inútil que repitan constantemente y año tras año sus Rituales inservibles como ser:

1.      LA SEMANA DE LA SANTIFICACIÓN: Cristo ya nos justificó y nos purifico (a los Nacidos de Nuevo) Efesios 2.19. Romanos 8.30; Hebreos 10.10.

2.      LA SEMANA DE LA CONSAGRACIÓN: Aquel que verdaderamente acepta a Cristo, se consagra a una vida cristiana.

3.      LA SEMANA DE LA PURIFICACIÓN: Ídem punto 1.


4.      LA SEMANA DE LA ILUMINACIÓN: Cuando uno se convierte, ya fue iluminado (2 Pedro 2.19; Efesios 1.18, 5.14; Juan 1.9, etc…)

Los Ministros Incompetentes del Nuevo Pacto, han copiado el formato de los rituales repetidos anualmente que no sirven para nada del Antiguo Pacto. Si la Congregación ya fue Santificada, Purificada, Predestinada, Iluminada por Cristo, ¿qué necesidad hay de hacer una parodia de 7 días todos los años?


La Semana 70 está por comenzar, deja ya los Rituales Litúrgicos inútiles, la religiosidad, y enseña a las personas a entender la Biblia en lugar de confundirlos para poder vivir de ellos sin trabajar.



NUEVO PACTO VS. RELIGIÓN. SOBRE HEBREOS 10.1-18 NVI. BY  FABIAN MASSA.
RELIGIOSIDAD, LITURGIAS INÚTILES, INCOMPETENCIA MINISTERIAL.





[1] 10:7 Sal 40:6-8 texto de la Septuaginta (LXX).


El TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  está disponible para su compra en e-book en español en las siguientes plataformas

The TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  is available for purchase in e-book in Spanish in the following platforms


TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  доступен для приобретения в электронной книге на испанском языке на следующих платформах

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.