1 CORINTIOS 12.1-31 BOSQUEJO. BY FABIAN MASSA.




1 CORINTIOS 12

En este capítulo, Pablo habla de los dones y el propósito de los mismos dentro de la congregación. Arranca afirmando que nadie que tenga el Espíritu Santo puede maldecir a Jesús y que todo aquel que lo reconoce como Salvador, es por obra del Espíritu Santo.


Versículos 4-6 El Señor es quien da los dones, que son varios, por el Espíritu Santo.
Versículos 7-11 Los dones son una manifestación especial del Espíritu Santo en las personas, para beneficio de los demás. Dios mismo es quien “11….reparte a cada uno según él lo determina”. Los dones (“regalos”) termino con que se puede designar tanto al don en sí mismo como a la persona que lo ha recibido, es decir, el hermano que tiene el don de sanidad es un regalo de Dios para su comunidad, para bendecirla, beneficiarla y edificarla con esa capacidad especial dada por el Espíritu Santo.

Versículos 12-26 La Iglesia es el cuerpo de Cristo, un cuerpo con muchos miembros, donde solo Cristo es la cabeza y cada miembro tiene la misma importancia uno que otro. En las congregaciones, según el N.T., la organización debe ser “Horizontal” donde cada miembro es exactamente igual de importante que los demás, donde la diferencia es solo de roles. Cada miembro ha recibido dones específicos con los cuales bendice de manera específica a la congregación, donde a los menos honrosos, quizá los que no tienen ningún “don” para compartir y solo están para recibir: “23 y a los que nos parecen menos honrosos los tratamos con honra especial. Y se les trata con especial modestia a los miembros que nos parecen menos presentables, 24 mientras que los más presentables no requieren trato especial.

Los más presentables no requieren trato especial, en el esquema bíblico del N. T. los que ostentan los dones quizá más llamativos, como el de pastor o maestro, no deberían recibir ningún trato especial, como rendirles pleitesía o un culto a su personalidad….como suele hacerse en las Iglesias que tratan a su pastor como “El Ungido”, “El Siervo de Jehová” como si fuese un Quasi Papa Evangélico. En el esquema Paulino, los miembros de una congregación son todos iguales en cuestión de importancia.

Versículos 27-28 Pablo da una lista de “dones” Puede haber más dones, pero Pablo nombra estos porque son los que dan estructura a los ministerios dentro de la Iglesia: 1) Apóstoles; 2) Profetas (los que predican, serian los pastores); 3) Maestros; 4) Los que hacen milagros; 5) Los que tienen dones para sanar enfermos; 6) Los que ayudan a otros; 7) los que administran y 8) Los que hablan en diversas lenguas. Vemos que los que hablan en lenguas figuran en último término, aclaro esto porque dentro de las Iglesias Pentecostales le dan una importancia desmedida al parloteo ininteligible que ellos insisten en definir como “lenguas”, cuando la palabra en el griego original se refiere a idiomas concretos.

Versículos 29-3129 ¿Son todos apóstoles? ¿Son todos profetas? ¿Son todos maestros? ¿Hacen todos milagros? 30 ¿Tienen todos dones para sanar enfermos? ¿Hablan todos en lenguas? ¿Acaso interpretan todos? 31 Ustedes, por su parte, ambicionen[b] los mejores dones. Pablo pregunta de manera retórica, es decir sin esperar ninguna respuesta, dado que la misma es obviamente “NO”: No todos son Pastores, ni maestros, no todos tienen dones especiales, ni todos hablan el lenguas y menos aún que las interpreten. Las personas que en una congregación sirven (en el sentido de ministrar) son los menos y los que son servidos (ministrados) los más. Hablando en un lenguaje coloquial, la Iglesia como cualquier otra organización humana funcional, debe tener más “indios” que “caciques”.


CONCLUSIONES DEL CAPÍTULO 12

La Iglesia de acuerdo al N.T. y a la doctrina apostólica, debe ser una organización horizontal, donde ningún miembro tiene más importancia que otro. Una organización donde los que tienen un don deben ser consientes que les ha sido dado por Dios para servir a la congregación y no para darse Aires Superiores ni recibir dinero o un trato preferencial. Tener un don no hace más a la persona, ya que fue dado por gracia (es decir no porque el individuo tenga algún mérito propio).

Recibir un don de parte de Dios convierte a ese miembro no en alguien más importante, sino en alguien de debe ser sirviente de los demás. Por eso, deja ya de hacerte servir como si fueras El Majarash de Kapurthala, deja de exigir diezmos como si fueras un descendiente de Leví, ofrendas como si fueras el Sumo Sacerdote del Templo de Jerusalén, pleitesía como si fueras el Papa Clemente de Roma, vacaciones pagas como si fueras Donald Trump, autos o km de Alta Gama como si fueras el Presidente de una Multinacional…Deja ya de darte aires de importancia, cuando se supone que solo eres un sirviente de la congregación al que Dios le dio un don por gracia y no por méritos.


1 CORINTIOS 12.1-31 BOSQUEJO. BY FABIAN MASSA.

1 Corintios 12, Dones, Ministerios, Servicio.

El TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  está disponible para su compra en e-book en español en las siguientes plataformas

The TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  is available for purchase in e-book in Spanish in the following platforms

TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  доступен для приобретения в электронной книге на испанском языке на следующих платформах

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.