DEL FUNDAMENTALISMO A LA TEOLOGÍA LATINOAMERICANA. BY FABIAN MASSA.



Apuntes de Introducción a la Teología.

La mayoría de las Misiones que trajeron el Evangelio a Latinoamérica fueron de origen Norteamericano, y pertenecientes a la corriente Fundamentalista, trayendo los valores “Fundamentales de la fe” y también las limitaciones de su estrecha visión. Al respecto dice el Dr. Roldán:

Por un lado, una teología de corte fundamentalista que llegó a nuestras tierras mediante los misioneros. Teología esta, cuyas bases bíblicas siguen plenamente vigentes: la justificación por fe, la autoridad de la Biblia, el señorío de Jesucristo, la esperanza de su venida en gloria. Pero que, atada a actitudes reaccionarias, tal vez explicables en su momento y su contexto original, no intentó la inserción de la fe en los ámbitos de la realidad social latinoamericana. Rechazó, también, en forma enérgica pero carente de fundamentación, la perspectiva de teólogos como Barth o Brunner.”[1].


Los misioneros trajeron un “equipaje teológico” completo, importado de sus lugares de origen (mayoritariamente de los EE.UU.) y, al igual que los misioneros católicos de la Conquista, estos tampoco se ocuparon de hacer una teología que contemple las necesidades de Latinoamérica, lo cual le dio sentido a aquella frase “Una Iglesia sin teología”, es decir, sin una teología propia. Dice Míguez Bonino:

[...] la iglesia cristiana tiene una larga deuda con América Latina: cuatro siglos y medio de Catolicismo Romano y uno de Protestantismo no han producido el mínimo del pensamiento creador que estos pueblos tienen derecho de esperar de quienes sostienen haber recibido la misión de anunciar la Palabra de Dios a los hombres[2]”.


Padilla da un detalle del “equipaje teológico” de estas misiones:

A alguien que tuviera dudas en cuanto a esto, Padilla invita a que observe los siguientes parámetros: a) la literatura cristiana que, en su gran mayoría, es traducida del inglés y lo poco que producimos los latinoamericanos, b) la repetición de fórmulas doctrinales sin inserción en nuestra realidad, c) la manera como nuestras iglesias adquieren el colorido teológico de las misiones que las fundaron, d) el cuerpo docente de los seminarios y los programas que se imparten, e) nuestra himnología y «coritología»[3].


Por lo expuesto, es una realidad innegable que el Fundamentalismo:

a.       Tuvo y tiene una fuerte influencia en el surgimiento de las corrientes teológicas en Latinoamérica, dice el Dr. Roldán:”La corriente fundamentalista derivó en una identificación con el dispensacionalismo y es así como hoy continúa en las esferas eclesiásticas de algunas denominaciones[4]”.

b.      En los ´50 surge (proveniente del Fundamentalismo) la Fraternidad Teológica latinoamericana (FTL), aunque después la FTL se volvió crítica del Fundamentalismo y terminó alineándose con la Neo-ortodoxia[5].

c.       Tiene aún hoy una fuerte influencia (es el movimiento que más desarrollo ha tenido en América latina). La mayoría de nosotros hemos nacido en una “Iglesia” con mayor o menor identificación con dicho movimiento.

d.      Una prueba más de dicha influencia, es lo que cuesta que se estudie “Teología en Serio”, se siga usando preferentemente la RV60 (habiendo más y mejores versiones) y siga vigente mucho del “Folklore Fundamentalista”, la actitud defensiva, o mejor dicho, de rechazo a todo lo que sea “estudiar” y a todo lo científico o técnico.


Surgimiento de ISAL

ISAL (Iglesia y Sociedad en América Latina) es un movimiento que surge en los ´60 por la labor de un grupo de teólogos, influenciados por la Neo ortodoxia de Karl Barth, el Dr. Roldán comenta que:”José Míguez Bonino en su trabajo «Fundamentos teológicos de la responsabilidad social de la iglesia» procura establecer las bases para esa responsabilidad[6]”. Bonino también destaca en esa misma obra la influencia de Brunner:

José Míguez Bonino en su trabajo «Fundamentos teológicos de la responsabilidad social de la iglesia» […] menciona a Brunner y su obra Justicia: doctrina de las leyes fundamentales del orden social, publicada en México por la Universidad Nacional Autónoma de México en 1961. Allí mismo indica que la obra clásica de Brunner sobre ética es, en su traducción inglesa: The Divine Imperative. Mucho más recientemente Míguez Bonino reconoce que fue la teología barthiana la que, luego de la crisis del liberalismo, ofrecía para su generación la mejor perspectiva para su reflexión teológica en la situación que se vivía[7].

Otro autor que tuvo gran influencia sobre ISAL fue Dietrich Bonhoeffer. El drama total de la 2° Guerra Mundial, el accionar del Tercer Reich en Alemania y “la grieta” que se produjo en el cristianismo alemán [La Iglesia del Reich de los “Deutsche Christen” (léase, los “cristianos nazis”- una contradicción en sí mismos)] y la incipiente Neo Ortodoxia de Barth (quien tuvo que exiliarse a Suiza) y Dietrich, quien fue apresado y finalmente ejecutado por el Régimen Nazi.  

El escenario de América Latina

El escenario de América Latina había sido sacudido por la “Revolución Cubana”, inspirada en la filosofía Marxista-Leninista. Se desata la “Guerra Fría” entre los EE.UU. para enfrentar al “demonio” del Comunismo respaldados por la vieja U.R.S.S.

La Revolución Cubana y su alianza con la antigua U.R.S.S. determinaron la posición de los EE.UU. hacia Latinoamérica. Los EE.UU. veían como una fuerte amenaza la presencia soviética y su influencia a su política de Seguridad. En abril de 1961, la Administración Kennedy apoyó una operación militar en la que tropas de cubanos exiliados para invadir Cuba, los que intentaron formar una “Cabeza de Playa” en Bahía Cochinos, con el objetivo de formar un gobierno provisional y buscar el apoyo de la Organización de los Estados Americanos (O.E.A.) y el reconocimiento de la comunidad internacional. La acción acabó en fracaso en menos de 65 horas. Fue completamente aplastada por las Milicias y las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR) de Cuba. Más de un centenar de soldados invasores murieron, y los cubanos capturaron a otros 1200, junto con importante material bélico[8]. 

En Octubre de 1962, se desató otro importante conflicto que casi deriva en la 3 ° Guerra Mundial, La Crisis de los misiles en Cuba es como se denomina al conflicto entre los Estados Unidos, la Unión Soviética y Cuba, generado a raíz del descubrimiento por parte de Estados Unidos de bases de misiles nucleares de alcance medio soviéticos en territorio cubano. En Rusia se la denomina Crisis del Caribe (en ruso, Карибский кризис, Karibskiy krizis), mientras que en Cuba se le llama Crisis de octubre[9].

La respuesta de la Administración Kennedy para Latino América fue “La Alianza para el progreso” que era un modelo liberal intervencionista y estatista, para dar una alternativa a las demandas sociales, que eran muchas. Además la Revolución Cubana fue un “Punto de Quiebre” en la actitud de los EE.UU. hacia América Latina: Antes de la Revolución Cubana los EE.UU. fomentaban una política “Desarrollista” en la región y Después de la Revolución, su política fue alentar y aún promover las Dictaduras de extrema Derecha en los piases Latinoamericanos como un freno al avance del Comunismo Marxista[10].

La “Guerra Fría” también llegó a la teología!!  Los Fundamentalistas, casi en su totalidad apoyaron la posición Norteamericana, pero un pequeño grupo se manifestó su simpatía por la Revolución. Dice el Dr. Roldán:

ISAL surgió a comienzos de la década de 1960. En ese período, el elemento dominante del proceso latinoamericano era la revolución cubana, ésta precipitó una toma de conciencia antiimperialista que buscó cambios radicales en la vida económica, social, política y cultural de América Latina. La juventud fue un sector social que vivió con un interés particular las expectativas promovidas por los sucesos desencadenados en Cuba a partir de 1959. En las Iglesias Evangélicas esos acontecimientos causaron una polarización de opiniones. Por un lado, hubo una mayoría que continuó apoyando a los estadounidenses y su política contraria a los cambios sociales, económicos y políticos. Por otro lado, una pequeña minoría acompañó la causa cubana. Este grupo se hizo notar también por su simpatía hacia el movimiento ecuménico, que en ese tiempo empezaba a ser conocido entre las Iglesias sobre todo por su preocupación social[11]”.


¿Por qué es importante para la teología latinoamericana? La Teología de ISAL estuvo muy identificada con la filosofía marxista. La importancia radica en las Teologías de la Liberación, como una respuesta a la situación opresiva que se vivía en Latinoamérica, con una población empobrecida estructuralmente, dependiente de los Países Centrales, culturalmente e ideológicamente sometida al “Imperio” (EE.UU. y el bloque occidental, léase OTAN) quienes operaban (CIA mediante), a través de los gobiernos de facto, admiradores, actores y ejecutores de la Doctrina de la Seguridad Nacional.

Dice el Dr. Roldán:”El movimiento isalino, pionero en su búsqueda de interpretar teológicamente la situación del continente, derivaría luego en el movimiento de las «teologías de la liberación[12]”.

Las teologías de la liberación reflexionan sobre la realidad latinoamericana de opresión planteando la necesidad de romper con la dependencia económica de los países centrales.

Hoy, siglo XXI, podemos ver el fracaso de todas estas “Teologías de la Liberación”, de las políticas de izquierda (Con la Caída de la U.R.S.S, el fracaso de la Revolución Cubana, el de la Revolución Socialista de Chávez-Maduro en Venezuela, etc…): América Latina sigue enferma de pobreza estructural, corrupta, ignorante, atrasada y dependiente de los países centrales no solo en lo económico financiero, sino en todas las áreas, a modo de ejemplo en Argentina los distintos gobiernos compran tecnologías y elementos como trenes, aviones, equipos para las FF.AA., etc…que los países centrales han desechado por obsoletos, es decir, compramos la basura de Egipto y encima carísima!!. Vemos también que solo queda en pie un capitalismo salvaje, degenerado, que se fagocita y recrea a sí mismo (aunque creo que próximamente va a ser peor, de la mano del 5G, la robótica y la Inteligencia Artificial).

Es necesario saber dónde estamos parados teológicamente y tener medianamente una noción del hilo de la historia, para poder entender el momento actual y porque nos pasa lo que nos pasa.



DEL FUNDAMENTALISMO A LA TEOLOGÍA LATINOAMERICANA. BY FABIAN MASSA.
FUNDAMENTALISMO, ISAL, FRATERNIDAD TEOLOGIA LATINOAMERICANA.



[1] Alberto Roldán. ¿Para qué sirve la teología? – Una respuesta crítica con horizonte abierto. Ed. Fundación Argentina de Educación y Acción Comunitaria. Facultad Internacional de Educación Teológica (FIET). Buenos Aires – Argentina, 1999. Pág. 148
[2] Ibíd. Pág. 121; Alberto Roldán cita a José Míguez Bonino en Rubem Alves, Religión: ¿Opio o instrumento de liberación?, Montevideo: Tierra Nueva, 1968, p. i.
[3] Ibíd.  Pág.121; Alberto Roldán cita a René Padilla, El Evangelio hoy..., p. 60.
[4] Alberto Roldán. ¿Para qué sirve la teología? – Una respuesta crítica con horizonte abierto. Ed. Fundación Argentina de Educación y Acción Comunitaria. Facultad Internacional de Educación Teológica (FIET). Buenos Aires – Argentina, 1999. Pág. 125.
[5] Ibíd.  Pág. 148.
[6] Ibíd.  Pág. 129.
[7] Ibíd.  Pág. 130
[10] Teología y cultura, año 8, vol. 13 (noviembre 2011) – Página 9.
[11] Alberto Roldán. ¿Para qué sirve la teología? – Una respuesta crítica con horizonte abierto. Ed. Fundación Argentina de Educación y Acción Comunitaria. Facultad Internacional de Educación Teológica (FIET). Buenos Aires – Argentina, 1999. Pág. 126
[12] Ibíd. Pág. 148



El TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  está disponible para su compra en e-book en español en las siguientes plataformas

The TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  is available for purchase in e-book in Spanish in the following platforms

TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  доступен для приобретения в электронной книге на испанском языке на следующих платформах

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013