LA IGLESIA Y LA IDENTIDAD DE GÉNERO. BY FABIAN MASSA.



En un post antiguo, “Constantino El Grande y el cristianismo[1]” publicado en Junio de 2013, comento que:

El Emperador Constantino es conocido por ser el primer emperador romano que autorizó el culto cristiano. Los historiadores generalmente declaran que Constantino adopta el cristianismo como sustituto del paganismo oficial romano, sin embargo él nunca dejo de rendir culto a los dioses griegos ni al Sol Invicto (mas adelante veremos cómo su culto se mantiene hoy en día dentro de la liturgia romana). Su reinado llegó a ser un momento crucial en la historia de la Iglesia, llegándosele a llamar, por su importancia el “decimotercer apóstol”.

Para la Iglesia Ortodoxa, las antiguas iglesias orientales y la iglesia católica bizantina griega, como San Constantino. Antes de Constantino la iglesia cristiana fue perseguida cruelmente, primero por los mismos judíos y a partir del 64 por Roma. En los primeros 300 años la iglesia sufrió grandes persecuciones, aunque no de manera continua sino esporádica. En el año 313 Constantino es el legalizador de la religión cristiana por el Edicto de Milán en 313, Convocó el Primer Concilio de Nicea en 325, que otorgó legitimidad legal al cristianismo en el Imperio romano por primera vez. Este hecho fue esencial para la expansión del cristianismo, y los historiadores lo presentan como el primer emperador cristiano, si bien fue bautizado cuando ya se encontraba en su lecho de muerte, tras un largo catecumenado”.

De manera que para el entender de muchos, Constantino sería el “decimotercer apóstol” cuando en realidad le ha producido el mayor mal a la Verdadera Iglesia. Gracias al Edicto de Milán[2] (Milán 313 d.C.), la iglesia ya no era perseguida y en el Concilio de Nicea (325) el emperador Constantino decretó que todo el que se negara a endosar el credo del Concilio de Nicea (325) sería exiliado del Imperio[3]. Vale decir, el Mundo entró a la Iglesia, no por arrepentimiento, sino para poder seguir formando parte del Imperio. Desde entonces, la Iglesia ya no fue más Iglesia, sino una Institución política y más tarde un Estado (A partir de 756 d.C. Estados Pontificios, a partir 1929 bajo la Dictadura de Mussolini, de Estado Vaticano[4]).

La entrada del Mundo a la Iglesia, hizo que dentro de la misma creciera la cizaña junto al trigo. En la Reforma (siglo XVI) intentó, por parte del protestantismo, un regreso a la pureza del cristianismo original, lo cual se logro en parte. Con el correr del tiempo, la Reforma se fue diluyendo hasta llegar a nuestros días, donde la “Posmodernidad”, la “Pos verdad” y el “Evangelio de la Prosperidad” han infectado de muerte a la Iglesia Evangélica, teniendo como consecuencias visibles y palpables el alto nivel de religiosidad, falsedad ideológica (apoyada en una supina ignorancia de la Escritura, tanto por parte de los “Ministros” como de la “feligresía”) y mundanalidad de la gran mayoría de las Iglesias Evangélicas en la actualidad.

Estas “Iglesias” ahora están amenazadas por el Movimiento LGTB y su Caballo de Troya: La Ley de Identidad de Género. A pesar de la decadencia teológica, las Iglesias Evangélicas tienen, en su gran mayoría, a la inmoralidad sexual (considerada desde el punto de vista bíblico) como límite. Y es ese límite es lo que la Agenda de la “Identidad de Género” quiere demoler.

El ataque es directamente contra Dios y Su Palabra, el botín, desde el punto de vista material, es la sociedad toda, y desde el espiritual, el objetivo es arrastrar al Abismo a los escogidos (Mateo 24:24) ya que los “no escogidos o no predestinados” están perdidos desde antes de la Fundación del Mundo (Apocalipsis 13:8).

La iglesia estaba “Cerrada al Mundo” antes del 325. Constantino la “abrió” y eso la corrompió, el Emperador obligó al Mundo a “pertenecer a la fe” y así siguió su curso hasta hoy. Ahora, en estos Tiempos Finales, pareciera que los defensores de la “Inmoralidad Sexual” destruirán la Iglesia, pero en realidad lo que sucederá es que se volverá a separar la Iglesia del Mundo. El ataque dejará al descubierto cual es la verdadera Iglesia, es decir aquella que pase a la clandestinidad y blinde sus puertas. Las que queden “Abiertas”, las que no prediquen acerca del pecado de inmoralidad sexual, que realicen matrimonios homosexuales y permitan “Ministros Gay” serán las que efectivamente apostataron de la fe.
Si en tu “Iglesia” hay “Adoradores” de dudosa moralidad, Ministros que no hablan de pecado, arrepentimiento, cambio, valores y que solo “Decretan y Declaran” de “prosperidad” estás en el lugar equivocado.

La Semana 70 está a las puertas, no te quedes afuera.


LA IGLESIA Y LA IDENTIDAD DE GÉNERO. BY FABIAN MASSA.
Constantino el Grande, Nicea 325, Apostasía, Falsos Maestros, Falsos Discípulos, LGTB, Identidad de Género.


[2] El Edicto de Milán conocido también como La tolerancia del cristianismo, fue promulgado en Milán en el año 313 y en él se establecía la libertad de religión en el Imperio romano, dando fin a las persecuciones dirigidas por las autoridades contra ciertos grupos religiosos. https://es.wikipedia.org/wiki/Edicto_de_Mil%C3%A1n


El TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  está disponible para su compra en e-book en español en las siguientes plataformas

The TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  is available for purchase in e-book in Spanish in the following platforms

TOMO 1 de TESOROSdeSABIDURIA.COM & LASEMANA70.COM  доступен для приобретения в электронной книге на испанском языке на следующих платформах

Comentarios

Entradas populares de este blog

NEWS. Второй зверь. By Fabian Massa.

El Pacto del Ojo Derecho. By Fabian Massa.

SHARED. Persecuciones de cristianos en pleno siglo XXI. NIGERIA 2013